la palma

“Un papel de menos de 10 centímetros” para dar por vivo a Ángel González

Fue declarado fallecido estando en Venezuela y ahora espera que le faciliten una vía oficial para hacer llegar documentación a España

Desde 2017, Ángel González intenta que las administraciones públicas españolas reconozcan que está vivo en Venezuela, tras haberse resuelto de forma favorable el expediente de fallecimiento que su primera hija, residente en La Palma, inició en el año 2010. A través de redes sociales, por medio de los vídeos que ha compartido otra de sus hijas, Angélica, se ha popularizado el caso, que lejos de resolverse con agilidad está suponiendo un verdadero reto para la autoridad judicial en la Isla.

Fue el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº2 de Los Llanos de Aridane, el encargado de tramitar la documentación que declaró fallecido al emigrante canario, y que ahora, a pesar de las pruebas gráficas que se le han remitido en innumerables ocasiones por diferentes canales, no puede certificar su estado debido al funcionamiento del entramado burocrático y la normativa aplicable.

Fuentes de la sede judicial palmera, indican a DIARIO DE AVISOS que se ha enviado al afectado una copia de la resolución en la que se declaraba su fallecimiento, pero que al no tener constancia de que la haya recibido, están atados de pies y manos para iniciar un auxilio judicial, como este requiere. Así lo recoge el artículo 75 de la Ley 15/2015, en el que se establece que si no puede comparecer presencialmente -como es el caso-, “se notificará personalmente al presunto afectado la resolución de declaración de su ausencia o fallecimiento, requiriéndole para que en el plazo de veinte días aporte las pruebas de su identidad”.

Al parecer, según ha podido saber esta redacción, los documentos han llegado a manos de Ángel González, pero es el servicio de correos nacional de Venezuela, Ipostel, quien tiene dificultades para enviar el acuse de recibo a España, dada la inestabilidad política del país. Por ello, su hija ha contactado con varios responsables de la compañía, a fin de obtener una copia y remitirla al juzgado español. Este paso, requeriría de una vía que garantice su llegada a la administración en La Palma, por lo que intentará que la delegación del Gobierno de Canarias en Caracas, a través de su valija diplomática, haga llegar el resguardo a la Isla.

Abogada de profesión, Angélica, en declaraciones a este periódico, ha mostrado su incredulidad porque “por formalidades no lo declaren vivo”, y en concreto, “por un papel rosado que no mide más de 10 centímetros”. Un documento que, pese a su reducido tamaño, es esencial para continuar con el procedimiento de suspensión.

CONSULADO ESPAÑOL
En lo referente a apoyos institucionales, la hija de Ángel González explica que el consulado de España en Venezuela ha manifestado predisposición a ceder sus instalaciones para que el afectado haga una videoconferencia con el juzgado y pueda dar fe de que sigue vivo, pero para poderse producir, previamente debe llegar el acuse de recibo.

TE PUEDE INTERESAR