Sociedad

Alarma entre las profesionales que atienden a las víctimas de violencia machista en Tenerife

Cerca de un centenar de técnicas, cuya labor es considerada de alto interés social, denuncian la crítica situación que padecen al no cobrar sus sueldos por problemas burocráticos de la etapa de CC

En la sede del sindicato USO en Santa Cruz de Tenerife varias representantes de la plantilla de trabajadoras de Mundo Nuevo expusieron su preocupante situación laboral. Son profesionales que trabajan en la mayor de las discreciones por la alta sensibilidad de su actividad y que se exponen a múltiples riesgos por la naturaleza de los delitos cuyas víctimas reciben su atención. Están en una situación crítica, según afirmaron, sin percibir sus salarios y ante un horizonte profesional preocupante.

Como ya adelantó DIARIO DE AVISOS, las 70 trabajadoras de la red de oficinas del Servicio de Atención Especializada para Víctimas de Violencia de Género de Tenerife solo percibieron este mes la mitad de su salario por los problemas económicos de la empresa debido al retraso en los pagos del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) y el Instituto Canario de Igualdad (ICI).

La representantes de USO-Canarias, Judith Álvarez, expresó su “enorme preocupación” por la precaria situación laboral que sufren las profesionales de Mundo Nuevo, “trabajadoras que responden, evalúan e intentan ayudar a las mujeres víctimas de violencia de género”. Unas profesionales que atienden cada una a más de cinco mujeres diarias en cada una de las 11 oficinas que componen esta red de atención.

Álvarez recordó la dramática evolución de las mujeres asesinadas por sus parejas: “Se cerró el año pasado con 48 víctimas y en lo que vamos de 2019 ya estamos en esa cifra”. Por este motivo, afirmó que “la labor de estas profesionales es fundamental para paliar lo que esta sucediendo, con una dramática realidad que va en aumento”.

La representante del sindicato USO en Canarias exigió a las diferentes instancias (IASS, Cabildo de Tenerife y Presidencia del Gobierno de Canarias) que “atiendan a la mayor brevedad a estas trabajadoras, ya que son un importante recurso para la sociedad actual”, como primera puerta a la que acuden las mujeres que han sufrido maltrato físico o psicológico, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación de libertad.

Estas usuarias reciben una atención personalizada, respetuosa y preferente, protegiéndose su privacidad e intimidad, garantizando su dignidad y la integridad física y moral. Para ello se les presta la asistencia legal, psicológica y social integral, además de realizar un seguimiento a su situación, ofreciendo apoyo, formación e inserción laboral, así como protección y seguridad.

Las trabajadoras también señalan que debería existir una mayor seguridad privada en las oficinas del Servicio de Atención Especializada para Víctimas de Violencia de Género, ante una eventual situación de peligro por parte de las parejas ante las visitas de las víctimas a estas dependencias.

La presidenta del Comité de Empresa de las trabajadoras de Mundo Nuevo, Tania Mosquera, explicó que la precaria situación que vienen sufriendo en los últimas semanas “es debido al pliego de condiciones que establece el IASS para estas oficinas, ya que ninguna de sus condiciones responde a la realidad de las mismas, ni tampoco al nuevo convenio colectivo de intervención social”. Mosquera recordó que “debido al retraso en el abono de las facturas, Mundo Nuevo solo pagó la mitad de la nómina y no se sabe cuando se abonará el resto”.

gran Incertidumbre

Una de las técnicos del servicio, María del Carmen Padilla, comentó que “están en una situación de incertidumbre”, debido a que “están fuera de contrato” tras finalizar el pasado mes de junio la licitación, y esperan que no se haya establecido el nuevo pliego “sin contemplar las condiciones del nuevo convenio colectivo”, ya que estarían “en esta situación precaria una y otra vez”, toda vez que “actualmente no se contemplan las subidas salariales, las vacaciones y permisos, debido a que las oficinas deben tener un porcentaje mínimo de técnicas”, aseguró.

La trabajadora social Susana González comentó que han intentado desde mayo “mantener diversas reuniones con el IASS, el Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias, para manifestar las contradicciones del pliego de condiciones y el nuevo convenio colectivo”. Sin embargo, no han obtenido respuesta.

Próximas acciones

El próximo lunes, varias representantes del colectivo se reunirán con la adjunta especial de Igualdad entre Mujeres y Hombres y Violencia de Género de la Diputación del Común, Beatriz Barrera, que mostró su “preocupación por la situación de estas especialistas que desarrollan una importante labor con las víctimas”. El martes por la tarde está convocada una reunión de todo el colectivo de trabajadoras para decidir las medidas reivindicativas que llevaran a cabo. Ya han confirmado que no irán a la huelga ni dejarán de prestar el servicio, porque son conscientes de la importancia que supone para las víctimas la labor que desarrollan diariamente.

La Administración espera liberar los fondos pendientes la semana próxima

Las administraciones públicas implicadas en el conflicto, el Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) y el Instituto Canario de Igualdad (ICI), esperan que en los próximos días Mundo Nuevo reciba los fondos pendientes, ya que el expediente está en la fase final de tramitación. La consejera insular Marián Franquet recordó que “el convenio plurianual que libera la parte del Gobierno se firmó hace unas semanas gracias al empeño de la directora del ICI, Kika Fumero en corregir la situación, porque cuando llegó se encontró todos los convenios bloqueados debido a la inacción de la saliente”, Claudina Morales (CC).