sociedad

Beatriz Barrera: “La violencia de género es una cuestión de Estado”

Beatriz Barrera, la adjunta en Igualdad y contra la Violencia de Género de la Diputación del Común, afirma que se ha convertido “en el altavoz de la ciudadanía”

En quince meses de trabajo, la adjunta de Igualdad y contra la Violencia de Género de la Diputación del Común de Canarias, Beatriz Barrera ha cumplido con el principal objetivo tras tomar posesión de su cargo el pasado 1 de agosto de 2018, ser el altavoz de la ciudadanía en estas áreas tan importantes para la sociedad. Con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer valora muy positivamente su gestión, pero recuerda que “todavía queda un largo camino por recorrer, y estamos viendo solamente la punta del iceberg, pues la diferencia entre la igualdad real y la legal es importante, e incidió en poner el foco “no solo en las víctimas, sino también en los agresores”, ya que con la maldad no se nace. “La igualdad existe en la infancia, así que para luchar contra el patriarcado hay que incidir en la educación y en la prevención, para evitar los esterotipos enraizados todavía en la sociedad”. También es importante para Barrera “el apoyo a las víctimas y a los menores, y en caso de los hijos si ven esta situación de violencia en su hogar, podrán tender a normalizarla y repetirla”.
Cuestionada por los pasos a seguir para erradicar esta lacra, Beatriz Barrera señaló que “hay que trabajar en todos los ámbitos de la sociedad”. En el legislativo señaló que “ya debemos abordar asuntos como la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual. También debemos abordar la diversidad, especialmente la realidad del colectivo trans que, dentro del colectivo LGBTI, se ha quedado un poco más atrás. En materia de violencia de género -continuó- hay que seguir avanzando en aunar todas las formas de violencia que expone el Convenio de Estambul, y necesitamos que las diferentes adminitraciones se coordinen y que doten con personal especializado y medios suficientes los servicios que prestan a las víctimas de violencia”.
En el ámbito del poder judicial, Barrera cree que “se necesita una mayor sensibilización de los operadores judiciales en determinados momentos, y son necesarias algunas reformas de la ley de enjuiciamiento criminal y del código penal”, considera “necesario eliminar el artículo 416 en violencia de género, y también se deben reformar los artículos del código penal relativos a los abusos y agresiones sexuales para la definicion del delito de abuso/agresión sexual. Sabemos que queremos abandonar el término de abuso y quedarnos con el de agresión, eso hay que abordarlo”.
Cuando habla de violencia de género, Beatriz Barrera afirma que “la sociedad no debe negar que exista. En ocasiones, las víctimas retiran la denuncia por miedo, pero solo es un porcentaje muy pequeño, lo que no quiere decir que cuando denunciaron no fuera verdad. Cuando una mujer denuncia afronta un camino sin retorno y, en muchas ocasiones, el sistema sigue sin dar una respuesta inmediata y adecuada, creando indefensión, a pesar de que se ha avanzado”.
La adjunta de Igualdad y contra la Violencia de Género de la Diputación del Común de Canarias recalcó que “España tiene que sacar pecho de que la violencia de género sea una cuestión de Estado, habiendo una alternancia política en el Gobierno entre PP y PSOE, porque todos han trabajado y han dado pasos positivos en este asunto”. “España es un país precursor y estamos a la cabeza en la lucha contra la violencia de género en Europa, porque varios países avanzados como Francia, nos están tomando como ejemplo a la hora de percibir la violencia de género y la doméstica”. Además, recordó “hay que ser muy rigurosos en cuanto a la contabilización. España ocupa el séptimo lugar a nivel Europeo con un 22%. Por detrás de Francia y Alemania, ambos con un 44% que no distinguen entre violencia de género y violencia familiar. Encabezan las denuncias de violencia de género contra las mujeres países escandinavos (Dinamarca 52%, Finlandia 47 y Suecia 46) que se encuentran a la cabeza de las políticas de mayor iguadad de género del mundo, y no es que se den más casos, es que la sociedad no pasa una y tienen más asimilado el concepto y son más transparentes, identificando la agresión y la denuncia con más seguridad. En España tenemos que dar más pasos hacia adelante, contabilizar las víctimas de abusos sexuales y las de trata con fines de explotación sexual”.

Educación en valores

Barrera señaló la importancia de una educación en valores, y afirmó que “cuando hablamos de la educación y la prevención, me preocupa el retroceso de la juventud en temas de igualdad” y lamentó que “la tecnología esté a disposición de unas edades en las que la educación/formación sexual no ha llegado. Estamos descuidando nuestra intimidad en las redes sociales y es peligroso. Mi intimidad es mía. Los jóvenes se intercambian fotografías íntimas que no saben asimilar y controlar y, una vez que se pongan en los chats y las redes, es imparable. Lo que hagas hoy te puede hacer mucho daño mañana”, finalizó.

TE PUEDE INTERESAR