nacional

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sorprenden con un pacto en 48 horas

Sánchez, consciente de la “decepción que supuso el bloqueo entre los progresistas”, hará una ronda de partidos para lograr la investidura; Iglesias se compromete a “dejar atrás cualquier reproche”

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (PSOE) y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, anunciaron ayer un acuerdo para desbloquear la formación de un Gobierno de coalición basado en la “lealtad” y para cuatro años y han pedido “generosidad” al resto de las fuerzas políticas para poder sumar los apoyos necesarios para la investidura.
Ambos firmaron en el Congreso un documento con las bases de este acuerdo, que desarrollarán en las próximas semanas en las que también se decidirá la estructura del gobierno y su composición. Sobre esta última cuestión, Sánchez precisó que el Ejecutivo se conocerá tras la investidura, y que hay “voluntad de aprovechar los perfiles más idóneos para las tareas de gobierno”.
El jefe del Ejecutivo en funciones explicó que este acuerdo nace para abrirse a otras fuerzas políticas para lograr una “mayoría viable y sostenida” y para ello abrirá una ronda de contactos con el resto de los grupos políticos.
Sánchez, en su breve declaración, señaló igualmente que llegan a esta firma tras dos elecciones generales, y apunta que a las formaciones políticas les correspondía ahora traducir la voluntad de los españoles “y superar la situación de bloqueo. El acuerdo no fue posible tras las anteriores elecciones aunque estuvimos cerca de poder lograrlo”, indicó el presidente en funciones para luego reconocer que son conscientes de la decepción que esto supuso entre los votantes progresistas. Tras esto, el socialista incidió en que el proyecto político que arrancó ayer es “tan ilusionante que supera cualquier tipo de desencuentro de anteriores meses” entre Podemos y PSOE, y que ahora el compromiso de los socialistas es el de lograr “un gobierno progresista sí o sí”. Además añadió que no habría justificación para que se persistiera en el bloqueo, y recalcó que el país necesita con urgencia un Gobierno que eche a andar cuanto antes. En este punto, señaló que “el nuevo gobierno será rotundamente progresista, porque estará integrado por fuerzas progresistas y porque trabajará por el progreso de España”. Y advirtió: “Lo que no cabrá en el espíritu del futuro Gobierno será el odio y la confrontación entre españoles”.
Con este acuerdo, que pretenden ampliar a más fuerzas políticas -sin concretar a cuáles-, quieren que el nuevo Ejecutivo de coalición que salga del mismo sea para cuatro años. “Un acuerdo de Legislatura” que estará basado “en la cohesión, la lealtad, la solidaridad gubernamental y en la voluntad de aprovechar los perfiles más idóneos para las distintas responsabilidades de gobierno”, manifestó el líder socialista.

Iglesias

Pablo Iglesias, por su parte, agradeció a Pedro Sánchez su generosidad y disposición para constituir un gobierno con Unidas Podemos y pidió “dejar atrás cualquier reproche”. Destacó también el líder de Unidas Podemos que este gobierno será progresista y aunará “la experiencia del PSOE y la valentía de Podemos. Es tiempo de dejar atrás cualquier reproche y trabajar codo con codo en la tarea ilusionante que tenemos por delante”, añadió Iglesias.
En su breve intervención posterior a la firma del acuerdo, el líder morado señaló que este nuevo Ejecutivo debe trabajar “por el diálogo para afrontar la crisis territorial y por la justicia social como la principal vacuna frente a la extrema derecha”.
“Para nosotros es un verdadero honor poder trabajar desde dentro del gobierno del país para mejorar la vida de nuestros compatriotas, pudiendo empezar así a cumplir el objetivo con el que nacimos”, manifestó Iglesias, quien tanto en la campaña de abril como en la de noviembre no cejó en su empeño de exigir conformar un Gobierno de coalición. Entonces, Iglesias aseveró que Pedro Sánchez “sabe que podrá contar con la lealtad” de Unidas Podemos, a la par que prometió que dejarán lo mejor de sí mismos en el nuevo Gobierno. Adelantó también que desde hoy [ayer para le lector] buscarán el apoyo de otros grupos para que se sumen al acuerdo y aseguren así una mayoría parlamentaria “necesaria para afrontar la investidura y la legislatura”.
Por último, el líder de la formación morada señaló que ambas formaciones trabajarán en las próximas semanas en los detalles de programa y de estructura del gobierno,a la par que avanzó que estos se conocerán después de la investidura.

TE PUEDE INTERESAR