día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer

Recuerdo a las mujeres asesinadas en Canarias

Las instituciones de las Islas recuerdan a Romina, María Soledad, Silvia, Lilium, María, Ángeles, Rosa María y Sara, las víctimas este año de la violencia de género
Actos de homenaje celebrados en diferentes puntos de las Islas. DA
Actos de homenaje celebrados en diferentes puntos de las Islas. DA
Actos de homenaje celebrados en diferentes puntos de las Islas. DA

Diferentes puntos del Archipiélago rindieron ayer su homenaje a las ocho asesinadas por violencia de género en Canarias, la última ayer en Tenerife, y 92 desde 2003, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El Gobierno regional celebró el Acto Institucional en Las Palmas de Gran Canaria en el que la directora del Instituto Canario de Igualdad (ICI), Mónica Kika Fumero leyó una declaración en la que, entre otros aspectos, se comprometió a no realizar cómputos anuales desde cero de las mujeres asesinadas olvidando a las de años anteriores. “Nos comprometemos a no volver a poner el marcador a cero, porque con las vidas de las mujeres no cabe cada año un borrón y cuenta nueva”, afirmó. El Gobierno apuesta de forma decidida porque “la igualdad en la Educación sea obligatoria” y el “apoyo y fomento de la coeducación en nuestros centros escolares, como arma de construcción y de transformación social”.

Además, el texto manifiesta que “si queremos generar cambios, los hombres han de actuar ante aquellas situaciones desigualitarias y violentas que presencian en el día a día. Si ellos actúan y suman, entonces el feminismo se expandirá más rápido y también la justicia social, la igualdad, en definitiva, la felicidad en la sociedad canaria, será cada vez menos utopía y más realidad”. El Ejecutivo se comprometió a “favorecer una mayor protección hacia las mujeres y esforzarse a salvar los obstáculos que impiden la igualdad” plena entre géneros.

Durante el acto, un centenar de niños y niñas de los IES Pérez Galdós y Poeta Tomas Morales, leyeron los nombres de las mujeres asesinadas y desplegaron una pancarta con el mensaje “Ningún feminicidio sin respuesta”.

Premios Menina

Por su parte, el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, afirmó que la violencia de género es de “una irresponsabilidad mayúscula y “negarlo es también negar el derecho de las víctimas a la justicia y la reparación”. La violencia de género “es la máxima expresión de la desigualdad entre mujeres y hombres”, y erradicarla es una de las principales prioridades del Gobierno. Reconoció la necesaria la coordinación del Gobierno y el resto de instituciones “para reforzar los mecanismos de prevención, atención, protección y apoyo a las mujeres víctimas, así como impulsar y difundir campañas de sensibilización” para generar “alianzas indispensables”.

En la sede de la Delegación del Gobierno en Canarias se entregaron ayer los Premios Menina a quienes trabajan por erradicar la violencia de género y en la búsqueda de la igualdad. En Tenerife recayó este año en el Grupo de Asistencia a las Mujeres Víctimas de Violencia de Género (Gramu) de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife; en La Palma, al policía nacional Mariano González; en La Gomera, a la Cruz Roja insular; en el Hierro, al empresario Noel Toledo; en Gran Canaria, a la empresa Aguas de Teror; en Lanzarote a la Asociación Social y Cultural para las Mujeres Mararía; y en Fuerteventura, a la actriz y escritora Lorenza Machín.

También hubo menciones de honor para la Unidad de la Atención de la Familia y la Mujer de Policía Nacional (UFAM), a la Guardia Civil y a la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

Mientras que, en el Parlamento de Canarias, la actividad se interrumpió con un minuto de silencio. El presidente Gustavo Matos leyó el manifiesto en el que “renovó su compromiso irrenunciable con los derechos, la igualdad y la libertad”, condenó “cualquier forma de violencia contra las mujeres” y garantizó “nuestro compromiso firme con una lucha que ha de hacerse a diario”. Nombró a las ocho fallecidas en Canarias: Romina, María Soledad, Silvia, Lilium, María, Ángeles, Rosa María y Sara. “Cada asesinato por su nombre, porque detrás de cada nombre hay una vida, una familia, proyectos, ilusiones”. Recordó que Canarias es “la comunidad con más casos de violencia sobre las mujeres, superando en seis puntos la media nacional”, según datos del Consejo General del Poder Judicial.

Por último, el Cabildo de Tenerife condenó el asesinato de Sara, que participaba en el programa formativo CEDei del ITER, donde preparaba su futuro profesional, y reafirmó un “compromiso firme: la violencia machista es una losa que no podemos seguir llevando como sociedad moderna; ni un paso atrás en intensificar las políticas preventivas, las de sensibilización y de atención a las víctimas y sus familiares”.

TE RECOMENDAMOS