música

Alejandra Galo: “Queremos que Canarias se sume al mapa de festivales con perspectiva de género”

Hablamos con la directora de HER, el primer festival feminista de Canarias que se celebrará mañana en la Asociación Cultural Equipo PARA desde las 19.00 horas y el sábado en el Espacio Cultural El Tanque desde las 19.00 horas
Alejandra Galo

Alejandra Galo (Santa Cruz de Tenerife, 1985) es comunicadora audiovisual, guionista, agitadora cultural y, actualmente, ha añadido el cargo de directora de HER, el primer festival feminista de Canarias que se celebrará mañana en la Asociación Cultural Equipo PARA desde las 19.00 horas y el sábado en el Espacio Cultural El Tanque desde las 19.00 horas.

– ¿Cuál fue el germen del Festival HER?

“El germen del festival HER está en la observación de la situación de la mujer en la cultura en general, y la industria musical y el gremio de los festivales en particular. Hace varios años que llevo dándole vueltas a esta idea. El paso del mundo de las ideas a la realidad fue hace poco más de un año, cuando levanto el teléfono para comunicarle a una de mis compañeras lo que me rondaba la cabeza. A partir de ahí, comencé el proceso de búsqueda de financiación pública, se formó equipo y nos pusimos manos a la obra”.

– Es un festival organizado íntegramente por mujeres, ¿quiénes forman el equipo?

“El equipo de HER está formado por un grupo de mujeres profesionales conectadas con el mundo cultural a las que reúno y propongo formar parte esta odisea: Sara Brito, miembro del colectivo Chico Trópico como programación; Pura Márquez alma mater y compañera de Keroxen en la labor de producción; Leticia Zapata, responsable del diseño e imagen del festival, y Mary GG como apoyo de administración. Me refiero a HER como una odisea porque emprender un proyecto pionero, como es nuestro caso ya que somos el primer festival feminista de Canarias, es siempre complicado. Los pioneros tienen que allanar y preparar el terreno para abrir paso. Más aún cuando este proyecto tiene que ver con los feminismos y la igualdad. Lo positivo es que estamos haciendo esa labor mientras abonamos el terreno para que sea fértil y que puedan surgir otras iniciativas con las que poder establecer futuras alianzas. En HER, las mujeres, en lugar de competir, creamos comunidad. Por ello este festival está producido enteramente por mujeres y tiene a las mujeres como protagonistas de una programación que está diseñada para sensibilizar y concienciar en valores de igualdad a través de la música y las artes y desde una perspectiva feminista. No se puede entender los feminismos sin sororidad, y ese es una de los indicadores por los cuales se pueden reconocer los proyectos que realmente son feministas y los que tratan de hacerse con un nicho de mercado y subirse al carro de la igualdad”.

– ¿Se han encontrado con dificultades?

“Las inherentes a la producción de un festival de cualquier índole. Fundamentalmente a la hora de encontrar apoyo de las instituciones. Es una pena no haber tenido más apoyo institucional, porque está claro que los baremos de puntuación y valoración de proyectos en muchos casos contemplan y puntúan la antigüedad de determinados proyectos, pero no la emergencia o necesidad de otros; por lo que competir con los festivales ya asentados en la isla es muy complicado. También han surgido dificultades más concretas relacionadas con el tipo de festival que hacemos: comentarios y actitudes que se manifiestan en el ambiente, sugerencias para enfocarlo de otras formas…pero estamos muy contentas de que HER finalmente salga adelante y además cuente con el apoyo de Organismo Autónomo de Cultura de Santa Cruz de Tenerife. Nos estamos dejando la piel para que todo salga como lo hemos diseñado”.

– ¿Qué aporta la mirada feminista a un festival? Usted lleva años participando en otros festivales, como el KEROXEN, y no sé si en HER ha querido visibilizar alguna carencia que ha percibido en ellos.

“Las carencias son estructurales porque vivimos en un sistema patriarcal y como tal todas sus industrias y ámbitos están atravesados por la desigualdad de género. He asistido a muchos festivales, como profesional y como público, y el porcentaje de mujeres sobre los escenarios y detrás de ellos, en labores de dirección, sigue siendo escasísimo. No sé si la gente tiene claro que en el 85% de los festivales con más público de España no hay ninguna mujer sobre los escenarios y que solo el 10% de las empresas de la Asociación de Promotores Musicales tienen a mujeres en su dirección, según dato de la Asociación MIM (mujeres en la industria de la música). Llevamos años escuchando a los programadores y organizadores de conciertos y festivales que no hay suficientes mujeres profesionales en este sector o que es muy complejo localizar bandas femeninas. Gracias a los datos recopilados por esta asociación, que pone en común a mujeres del sector, sabemos que eso no es cierto. Y es precisamente en este contexto donde nace HER con el objetivo de equilibrar la balanza de género, con el fin de facilitar que las mujeres también sean sujetos visibles dentro de la industria de la música y el arte. Desde una perspectiva reivindicativa pero también lúdica, la propuesta de HER influye positivamente en las cuotas a favor de las mujeres, sirve de plataforma para visibilizar el trabajo de mujeres artistas locales, nacionales e internacionales y poner en común sus experiencias profesionales como mujeres dentro de un sector que todavía se resiste a la inclusión”.

– Sabe que tendrán detractores por llevar la palabra feminista por bandera…

“Eso lo teníamos claro desde el primer minuto, pero no le prestamos demasiada atención, reservamos energías para concentrarnos en nuestro verdadero cometido que es hacer un evento pionero en Canarias que pretende convertirse en un generador de referentes positivos para las nuevas generaciones. Algo que consideramos fundamental. Enseñarle a las niñas y los niños que están creciendo, otros que están en camino y otros que están por venir que no por pertenecer a un género o a otro, o tener una identidad sexual u otra, vas a tener que limitarte a una profesión, resignarte a tener un papel subordinado durante toda tu vida frente a otro género o que vas a tener que sufrir violencia y marginación. Tenemos el foco puesto en encender una mecha y que Canarias se sume al mapa de festivales con perspectiva de género que existen en la península y en otro puntos del globo y ‘converHER’ con ellos”.

– La representación de las mujeres en la Cultura siempre arrastra desigualdad. Sobre todo en los altos cargos, en los organizativos, y en el porcentaje de mujeres artistas que forman el cartel, algo de lo que se ha hablado mucho en los últimos años. ¿Hace falta plantear un nuevo modelo cultural más consciente de este déficit?

“En el 77% de los conciertos españoles con más público no había ninguna mujer sobre los escenarios. Estas cifras reflejan la necesidad de plantear un nuevo modelo cultural porque el actual ha sido milenariamente masculino y sus estructuras siguen siendo masculinas. El verdadero problema es que todos somos producto de esa educación y hemos naturalizado que la primera selección de todos nosotros sea masculina. Para revertir esta situación hacen falta muchos años de cuotas, porque son las cuotas y los nuevos referentes que éstas crean los que tienen el potencial de producir el cambio de mentalidad necesario para construir un mundo verdaderamente igualitario. Desde su origen HER se ha planteando como una acción positiva que actúa garantizando los resultados, una estrategia destinada a promover la igualdad de oportunidades. Como acción positiva se trata de una medida temporal que pretende contrastar o corregir aquellas discriminaciones concretas que son el resultado de las prácticas habituales del sistema patriarcal, en este caso: la escasa representación femenina en la industria de la música y los festivales. La compatibilidad de las acciones positivas con el ordenamiento jurídico deriva tanto del contenido del Art. 14 de la Constitución, que recoge el principio de no discriminación, como del Art. 9.2. del mismo cuerpo normativo, donde se legitima como estrategia de actuación de los poderes públicos. De esta forma, la Constitución, no solo abrió la puerta a la posibilidad de aplicar acciones positivas sino que estableció una auténtica obligación para los poderes públicos de garantizar la igualdad real y efectiva”.

– ¿Por qué cuesta tanto hacer llegar el mensaje feminista a la sociedad?

“Supongo que el miedo; miedo a perder privilegios, miedo a lo nuevo, miedo a lo femenino…un miedo irracional muy asentado en el inconsciente colectivo. En definitiva, miedo al cambio, porque ya se sabe que mejor malo conocido que bueno por conocer…pero el cambio es imparable y nosotras humildemente y desde lo que podemos hacer con nuestros recursos muy limitados es sumar a ese cambio que es positivo para todas y todos”.

Le Parody

– ¿Qué filosofía siguieron para hacer la programación? ¿Nos puede comentar algo de las artistas que participan y por qué las eligieron?

“La mayoría de grandes festivales y eventos en general siguen una lógica empresarial, tienen una idiosincracia mucho más rígida y programan bandas masculinas, que es lo que se ha hecho siempre. Pero HER, al manejarse en otro formato, tiene la capacidad de hacer una propuesta diferente desde otras sensibilidades más femeninas. Esa es nuestra filosofía. Tenemos una programación ecléctica e interesante más allá de que se trate de un festival feminista. El viernes en el Equipo PARA con un taller de fanzine con perspectiva de género dinamizado por la artista e ilustradora Ana Martín, que es la única actividad de nuestra programación contemplada para familias. La performance de Nuria Delgada y su coral. Una acción gastronómica de Pura Márquez en la que disfrutaremos de un bocado compuesto por leche de tigresa, mejillones y flores eléctricas mientras un grupo de mujeres que pertenecemos al mundo de la cultura, en calidad de creadoras y gestoras, conversaremos acerca del tándem mujeres y cultura. Un concierto de Lorena Álvarez, artista que estará por primera vez en Tenerife, y la noche finalizará con la sesión de DJ Chico Trópico es nombre de mujer. Para el sábado en el Espacio Cultural El Tanque empezaremos con una sesión warm up de Eleonora Pecorari, del colectivo Micromusic, con su nuevo proyecto Camafeo. Continúa la artista y activista María Llopis, autora del libro Maternidades Subversivas que dará una charla escénica y audiovisual. Le seguirá la experimentación musical de Rrayen a.k.a. Maia Koening, perteneciente al colectivo Feminoise Latinoamérica; el concierto de sonidos oscuros y ritmos urbanos de Sila Lúa, dos gallegas afincadas en Londres, y pondremos el broche final a esta edición de HER y a la noche con el concierto de música de cruce entre canción popular y electrónica de Le Parody, todo ello con una propuesta visual muy potente a cargo de los visuales de la artista Ana Moya”.

– HER se celebra en El Tanque y el Equipo PARA, centros de la cultura alternativa de Santa Cruz, una ciudad a la que le cuesta tener vida cultural fuera de las actividades organizadas por las instituciones. ¿Qué cree que falta para que a la capital dejen de llamarla ‘aburrida’?

“Supongo que más iniciativas como éstas, que cuenten o no con el apoyo de las instituciones, se lancen a la piscina. Eso es lo que habíamos hecho nosotras antes de que el Ayuntamiento de Santa Cruz nos confirmara finalmente su patrocinio y confianza en nuestro proyecto, cosa que agradecemos muchísimo. También deberíamos empezar a pensar en que culturalmente debemos construir entre todos una serie de redes y lazos para apoyarnos los unos en los otros y plantear colaboraciones con las que todos podamos salir ganando, sumar, en lugar de restar y competir los unos con los otros. Nuestra insularidad puede contemplarse como una desventaja, pero también puede analizarse como una ventaja: esto es tan pequeño que podríamos sentirnos todos como una gran familia, más allá de los intereses personales de cada uno. Como decimos en uno de los hastag de HER ¡Sororidad, primas!”.

TE RECOMENDAMOS