baloncesto

El Canarias celebra sus 80 años con paliza al ‘Granca’ (100-79)

El Iberostar Tenerife arrolla al Herbalife Gran Canaria en el derbi regional, con una actuación sensacional del pívot Shermadini y "en el mejor partido en casa del año", según el entrenador Txus Vidorreta

Alto, desgarbado, sin físico poderoso, Shermadini es, ahora mismo, uno de los mejores jugadores de baloncesto de Europa. Mientras los personajes de Star Wars se dejaban ver ayer por Los Majuelos, el que resultó ser un marciano, fue Gio Shermadini.
El Iberostar Tenerife doblegó al Herbalife Gran Canaria con rotundidad (100-79) en un duelo electrizante, en el que los locales supieron sobreponerse a un mal inicio, o un arranque más acertado del Granca antes de reaccionar de la mano de un genial Gio, secundado por el acierto de Yusta y la puntería de Salin, no tuvo réplica en uno de los derbis con los que más diferencia ha ganado un equipo de los disputados hasta la fecha.
El buen ataque del Herbalife Gran Canaria puso en muchos problemas al Iberostar Tenerife. Los jugadores de Fotis Katsikaris atacaban de manera fluida, con un Stan Okoye como referente claro, anotando ocho puntos antes de que Txus Vidorreta, que tuvo que mover mucho su banquillo, parara el duelo por primera a falta de tres minutos con 15-20. La dinámica no varió, con un equipo amarillo acertado pese a que el Canarias ganó en agresividad (17-24). Una canasta de Lundberg sobre la bocina llevaba al duelo al final del primer cuarto con 19-26.
Dos triples seguidos, de Dani Díez y Álex López, comenzaron a cambiar el guión del duelo (29-31). El Canarias había logrado dar un paso al frente ganando en agresividad y sabiendo buscar soluciones ante la vigilancia a la que sometía el Granca a Shermadini, autor de solo cuatro puntos hasta el momento. Curiosamente, fue de la mano de Gio de donde vino la reacción loca. El ritmo continuó siendo vertiginoso hasta el 47-40 que supuso la mayor renta a favor de los locales. Los amarillos, ahora sí, sufrían demasiado, porque su acierto no era el mismo y el Iberostar le había metido 28 tantos en esta manga para el 47-42 del descanso.

El Canarias decide

El Iberostar Tenerife salió tras el descanso con la clara intención de no bajar el nivel competitivo. En cinco minutos el Gran Canaria ya estaba en bonus, mientras Shermadini cargaba de faltas a los interiores visitantes. Así llegó el 58-49 que era la máxima diferencia canaristas antes del 61-51 ya con Gio con 23 puntos anotados. Una jugada, con falta y técnica a Katsikaris, lanzó a los locales (65-53) una renta que los de Vidorreta sabrían administrar hasta el 72-62 del final de esta manga.
Desarboló el Canarias a su oponente en solo tres minutos y medio, con un parcial de 8-2 con, quién si no, Shermadini, en plan estelar. El georgiano es de otra galaxia, un jugón que no lo aparenta por su físico. Una estrella de la liga. A partir de ese momento, el Canarias dominó con rentas que llegaron a ser, incluso, de 23 tantos (89-66), ante un Granca que no podía más, necesitaba que el compromiso acabara cuanto antes.
El Iberostar Tenerife siguió compitiendo, conocedor de que una buena diferencia de puntos a favor puede ser clave de cara a entrar en la próxima edición de la Copa del Rey, por lo que no levantó el pie del acelerador. Siguió a lo suyo, jugando su mejor baloncesto, para acabar con una victoria incontestable (100–79), que no solo lo acerca a la Copa, sino que le sirve para dar un golpe de autoridad.

TE PUEDE INTERESAR