“Estamos preocupados, pero no alarmados”, asegura el presidente


Tras la celebración de la Junta General de Accionistas, Miguel Concepción valoró los diferentes aspectos de la entidad que preside. Con el equipo en puestos de descenso, lo más preocupante es la situación deportiva que atraviesa el club. Al respecto, el empresario aseguró que están “preocupados”, pero no “alarmados”.

“Estamos preocupados por la situación del equipo, pero no estamos alarmados, sino convencidos de que saldremos adelante. Tenemos toda una segunda vuelta por delante. El equipo debe avanzar, salir adelante con confianza. Esperemos que el nuevo entrenador termine de ordenar su sistema para una segunda vuelta donde tendremos que ser exigentes, ya que en la primera no hemos hecho los deberes”, explicó.

Para salir adelante en la parte deportiva, confirmó que habrá fichajes, pero antes tendrán que salir varios jugadores que dejen fichas libres. “Debemos dejar libres fichas de profesionales y, una vez tengamos el cupo, los responsables deportivos valorarían quién podría entrar”, dijo.

Pero hay otro problema: el límite salarial, que el Tenerife lo tiene “muy ajustado”, según confesó el dirigente. No obstante, eso no significa que tengan la intención de vender a jugadores relevantes, como Luis Milla, para ampliarlo. “No hay oferta formal por Luis Milla. Es parte de nuestro patrimonio. Contamos con el jugador porque tiene un enorme potencial deportivo”, indicó, aunque luego recordó que, como siempre dice, “si un futbolista no quiere estar, se le dará salida como sucede siempre, pero este no es el caso”.

También mostró confianza en Rubén Baraja, quien está destinado a salvar al equipo. “Hay que darle tiempo para que vaya trabajando. Los jugadores tienen metido en la cabeza el modelo anterior, por lo que ese cambio necesita tiempo, pero tiene que darse lo antes posible. Confío en Rubén Baraja”, indicó. En este mismo capítulo, aseguró que le dolió destituir a López Garai, “pero con él no nos daban los números”, concluyó.

TE PUEDE INTERESAR