La Palma

La ciudad que quiere dejar de ser un lugar ‘de paso’

El Paso deposita sus esperanzas de futuro en una obra de 3,4 millones de euros, con la que aspiran a crear “un centro de referencia claro”

Actualmente, el conocido como Parque Infantil está habilitado como zona de aparcamientos. DA
Actualmente, el conocido como Parque Infantil está habilitado como zona de aparcamientos. DA

Hay nombres de localidades españolas bastante significativos. Algunos, como Fuencaliente, poseen un origen histórico particular, como las aguas termales que se hicieron famosas en Europa durante el siglo XVII; otros, sin embargo, no han corrido tanta suerte, y la denominación que reciben, si bien retrata algún rasgo idiosincrático, dibuja una limitación en su progreso. El Paso, por ejemplo, ha sido uno de esos lugares tradicionalmente desafortunados, convirtiéndose en una ciudad ‘de paso’ carente de actividad comercial estable.

Sergio Rodríguez, la persona que ostenta actualmente el bastón de mando pasense, afirma haber tratado y seguir tratando de revertir esta tendencia que ha quedado impregnada, a lo largo de los últimos años, en el modelo de desarrollo local. Y para ello, ahora se ha propuesto poner en marcha “una obra importantísima, por valor de 3,4 millones de euros, que cambiaría todo el frente de lo que llamamos Parque Infantil, entre la Plaza Francisca de Gazmira y el Ayuntamiento”, indica. Así, entiende que lograría dotar al municipio de “un centro de referencia claro”.

La infraestructura constaría de dos plantas. En la inferior, se emplazarían 72 aparcamientos, con la que “se dotaría a la zona centro de más plazas de estacionamiento”. La principal, estaría compuesta por distintos espacios, como una sala de exposiciones dedicada “al arte efímero del Sagrado Corazón”; otra tematizada con motivos del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, similar a la ya existente en el Centro de Visitantes; y finalmente, una itinerante.

El proyecto arquitectónico, explica el regidor, recoge además “un espacio audiovisual y un área de recepción para merchandising y venta de productos locales”. Asimismo, en la parte superior, a la altura de la avenida Islas Canarias y la calle Tanausú, se contaría con una plaza en la que poder realizar eventos y festividades; un enclave que, a su parecer, serviría de nexo con dos arterias “administrativa y comercialmente importantes”.

De este modo, junto a otras acciones planificadas por la localidad en materia turística, como la adquisición del Teatro Monterrey para hacer un hotel-escuela de la mano de Hecansa, El Paso aspira a contar con atractivos para que los visitantes reporten algún tipo de beneficio económico al pequeño y mediano comercio. “Tenemos que conseguir que la gente venga y se produzca el gasto que todos deseamos”, señala el alcalde.