gastronomía

Mundo Ibérico, buen producto y poca elaboración

Suárez, natural de Gran Canaria y que se define mayorista antes que hostelero, decidió abrir su primer restaurante en junio de 2012 en Las Palmas de Gran Canaria, concretamente en la calle Olof Palme, número 4

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“Buen producto y poca elaboración”. Con estas pocas palabras resumía una cliente de Mundo Ibérico la experiencia vivida estos días en este restaurante, ubicado en la calle Doctor Guigou, 36, de la capital tinerfeña. El propietario, Samuel Suárez, abrió este local hace algo más de un año, concretamente el 25 de agosto, con la finalidad de ofrecer a los clientes, sobre todo, los productos del cerdo.

Suárez, natural de Gran Canaria y que se define mayorista antes que hostelero, decidió abrir su primer restaurante en junio de 2012 en Las Palmas de Gran Canaria, concretamente en la calle Olof Palme, número 4. Hoy, su próximo objetivo es inaugurar un nuevo Mundo Ibérico, pero esta vez en Madrid.

Según nos cuenta, su concepto de negocio “está diseñado específicamente para comunicar las bondades y exquisiteces provenientes de ese milagro de la naturaleza que es el cerdo ibérico. Divulgar con un simple bocado qué es el auténtico jamón de bellota, manipularlo correctamente, transformarlo de la manera idónea para los clientes, así como servirlo y entregarlo en cualquier rincón del planeta. Para nosotros es una responsabilidad, una vocación, una obligación y una adorable obsesión, y que gustosamente le invitan a sentirse parte a la clientela”.

En Mundo Ibérico nos podemos encontrar lo mejor del cerdo ibérico que, como bien dice el refrán, se aprovecha todo menos los andares. En cuanto a jamones y paletas existe una oferta de las cuatro denominaciones de origen: Guijuelo (Salamanca); Dehesa de Extremadura; Jabugo (Huelva); y del Valle de los Pedroches (Córdoba).

Hay que decir que los jamones no solo se pueden degustar en el establecimiento, donde es recomendable pedir el plato denominado 4 Denominaciones para disfrutar de los matices de cada zona, sino que también se pueden encargar, ya cortados y preparados al vacío, para degustarlos en casa.

Otros embutidos que se pueden probar en Mundo Ibérico son el lomo de bellota, el lomito, el chorizo de bellota natural, la longaniza de bellota y el morcón. Pero la especialidad de la casa es el cerdo ibérico, “buen producto y poca elaboración”. Aquí nos podemos encontrar platos más que recomendables como la pierna de cochinillo a baja temperatura y guayaba cítrica o el cochinillo Denominación de Origen Tierra de Sabor, que hay que encargarlo previamente.

Otros platos que merece la pena probar son la chuleta con mermelada de frutos rojos, pera al vino tino y papa paja; la panceta lacada a la naranja con especias y reducción de parchita; el codillo lacado con puré de papas y papillote de manzana a la canela; la presa ibérica con chimichurri y papas fritas; y la pluma ahumada al aroma de Jack Daniels y tomatitos osmotizados. En los entrantes destacan las tortilla de Senen (reconocida como la mejor tortilla de España) o las alcachofas con jamón de bellota perlas de tomate y su emulsión. Si se quiere optar por el pescado, el lomo de bacalao o el cherne con diferentes elaboraciones.

TE PUEDE INTERESAR