la palma

Un año de cambios y retos para una isla que necesita mutar

Tres citas electorales, la llegada a la presidencia del Cabildo del PP gracias al pacto con el PSOE, la sequía y la apertura de grandes infraestructuras, claves en el balance anual
La imagen del acuerdo entre PP y PSOE que llevó a la presidencia del Cabildo a Hernández Zapata
La imagen del acuerdo entre PP y PSOE que llevó a la presidencia del Cabildo a Hernández Zapata. DA

La Palma cierra un año de espera. La espera del año lustral, a la vuelta de unos meses y la espera durante un trienio, con licencias otorgadas y con una cuenta atrás aún en marcha marcada por la colaboración administrativa por ser, no la alternativa a Hawaii, sino la ubicación definitiva del Telescopio de Treinta Metros (TMT).

En estos intervalos a los que tan acostumbrados estamos los palmeros como parte inherente a un territorio estoico y en ocasiones resignado, se ha hecho la luz en la conclusión de grandes infraestructuras turísticas, para potenciar grandes recursos patrimoniales y naturales, recibidas tras grandes dosis de paciencia, pero que en este 2019 se han abierto al público: el tubo volcánico la Cueva de Las Palomas y el Parque Arqueológico El Tendal, además de la conclusión, tras más de dos décadas de prórroga para desesperación del fundador del Instituto de Astrofísico de Canarias, del Centro de Visitantes del Observatorio del Roque, pendiente de la inversión en equipamiento para su puesta de largo.

Perseverancia

Este 2019 ha sido, por encima de todo, un año que ha puesto a prueba la perseverancia de los palmeros a la hora de acudir a las urnas, eso sí, en el caso insular, con el resultado de un aumento en siete puntos de la abstención entre las dos convocatorias de Elecciones Generales en un intento, de momento frustrado pero en ciernes, de constituir una mayoría que permita la investidura de Pedro Sánchez. Hasta tres veces este año, se han abierto los colegios electorales de la Isla Bonita, la primera en abril para emitir el veredicto de los electores en la elección de sus diputados al Congreso y al Senado, repetidas en noviembre con la novedad de la pérdida de la diputada palmera de CC por la provincia, la palmera Guadalupe González Taño, así como la de su homóloga en las filas de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, y el relevo, tras apenas siete meses en el cargo, del senador socialista Sergio Matos por el popular Borja Pérez.

Presidente insular

Ni el crecimiento de la abstención en siete puntos de los palmeros entre las dos citas electorales, ni los más de 3.600 votos que emitieron otros tantos vecinos de la Isla en favor del partido de ultraderecha, ni los cambios en la preferencias de los votantes en la elección de los diputados, pudieron superar la sorpresa que constituyó que la larga noche electoral de las municipales del 26 de mayo, terminara con la victoria – contra todo pronóstico – de una recién estrenada Nieves Lady Barreto en las lides de la arena política del Cabildo. Su victoria y su toma de posesión para estar al frente de un gobierno en minoría fue intensa pero breve.

Hernández Zapata, la otra gran sorpresa de esa noche, se colocó con sus seis consejeros en una posición de privilegio a la hora de convertirse en el socio deseado, con la misma intensidad, por nacionalistas y socialistas. Fueron estos últimos, aún con un consejero más, los que desde la generosidad de Anselmo Pestana y tras un exasperante mes de negociaciones a los que se sumaron tensiones internas en lo insular y en lo regional , que se cobraron a más de una víctima, quienes admitieron dar la presidencia a Hernández Zapata para llegar, al menos esa es la voluntad de ambos, al final de la legislatura en 2023.

Readmitidos los expulsados por la dirección nacional del PP tras las bendiciones de María Australia Navarro, en paralelo al elegante destierro a la bancada de la Cámara Alta de Asier Antona, las aguas volvieron a su cauce en el mismo año en el que los conservadores insulares se colocaron, todos a una, junto al ahora presidente de la institución insular y quisieron mirar de frente a sus superiores de la calle Génova.

Más allá del escenario político, y mientras la Isla se mira en la sequía que ha llegado para quedarse en medio de un debate social, político y económico por demostrar si es la perforación del Túnel de Trasvase la solución para hacer frente a la crisis de agua y evitar un golpe definitivo a la agricultura, generadora del 64% del PIB insular, el territorio palmero se ha convertido este año en el gran plató cinematográfico de Netflix y una gran superproducción que se espera, antesala de otras que llegarán, la primera de ellas en febrero próximo.

violetas la palma 1
Violetas La Palma. DA

Este ha sido otro año para reforzar al colectivo LGTBI+, con su segunda y más multitudinaria marcha por el orgullo en un pueblo, el bagañete, donde algunos quieren manifestar su libertad de expresión pisoteando los derechos fundamentales de los demás, con pintadas homófobas. En contraposición, la apertura de la Isla al mundo de las letras con la llegada del Nobel Vargas Llosa de la mano de Nicolás Melini y el compromiso de Charo González para consolidar en su segunda y exitosa edición, el Festival Hispanoamericano de Escritores, trufado de combinaciones entre la belleza estética de la prosa, las estrellas de la bóveda celeste y una selección de ponentes de rango internacional que han recordado los riesgos de la precipitación, y de las esperas injustificadas.

TE RECOMENDAMOS