sucesos

Viernes negro con cuatro muertes

En menos de 15 horas falleció un hombre en La Laguna que sufrió una brutal agresión y al que remataron unos perros salvajes; un ‘kamikaze’ borracho causó un accidente que costó la vida a otro varón en Adeje; apareció el cadáver de una mujer flotando en aguas del Norte, y un motorista se estrelló en Los Cristianos

Sin duda, un día para olvidar el de ayer, que además era viernes y 13, para alarma de los supersticiosos. En apenas 15 horas, las transcurridas desde poco antes de la una de la madrugada hasta cerca de las dos y media de la tarde, cuatro noticias lúgrubes llegaron desde otros tantos puntos de la geografía tinerfeña, a cada cual más nefasta. Por si fuera poco, cuando terminaba la tarde se supo de un apuñalamiento en el Sur cuya víctima, felizmente, se encuentra fuera de peligro. Este es un breve resumen del viernes más negro que se recuerda en los últimos años.
Respetando el orden cronológico, el primero de los fallecimientos de ayer fue, posiblemente, el más dramático. Un varón de aproximadamente 40 años de edad perdió la vida poco antes de la una en un descampado lagunero, cerca de Geneto, después de haber sufrido una brutal agresión para, posteriormente, ser atacado por unos perros sin control. A la espera de que la Policía Nacional avance en su investigación, se sabe que el infortunado presentaba un terrible golpe en la cabeza, además de una herida en el cuello que encaja con un acuchillamiento. Para mayor desgracia, tres perros sueltos, cuya presencia es habitual en la zona, se cebaron con el infortunado, a quien llegaron a arrancar la mano izquierda a dentelladas.
Cuando apenas habían pasado dos horas se produjo un accidente mortal en Los Cristianos que le costó la vida a un motorista de 43 años que se salió de la vía, pero todavía no habían dado las cuatro cuando tuvo lugar otro suceso impactante en el Sur, y que también se salda con la pérdida de una vida. Fue en la TF-1 a la altura de Adeje, donde un conductor que ha sido detenido por la Guardia Civil (dio positivo en alcohol), circulaba en dirección contraria y causó un accidente en el que murió un senegalés de 40 años, mientras que un brasileño de 24 quedó gravemente herido. De la violencia con que se produjo la colisión da cuenta el hecho de que uno de los vehículos implicados quedo volcado sobre la autopista.
Tristemente, todavía quedaba otra pésima nueva en este viernes negro. Fue poco antes de las dos y media de la tarde cuando se rescató el cadáver de una mujer que apareció flotando frente a la costa de San Juan de la Rambla. Aunque no hay noticias de una mujer que fue vista por última vez el pasado día 7 en el Puerto de la Cruz, es tal el deterioro del cadáver tras haber pasado tantas horas en el agua que los trabajos de identificación seguían anoche sin dar un resultado definitivo. Desde luego, una jornada para olvidar este viernes 13 que se hizo merecedor de su mala fama.

TE PUEDE INTERESAR