La Palma

Las plazas turísticas de la Isla han crecido en 5.000 camas en 14 años

En casi tres lustros se han creado 1.375 ofertas alojativas en el modelo de establecimiento hotelero convencional, según los datos del Observatorio de Sostenibilidad de la Reserva

Los media de ocupación hotelera baja por la incidencia, cada vez mayor, del alquiler vacacional. | DA

El número de plazas alojativas destinadas al sector turístico de La Palma ha crecido en los últimos 14 años en 5.111 camas. Así se desprende del análisis de los datos del Observatorio de Sostenibilidad 2019 de la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma, que ha analizado los económicos, poblacionales y sociales más relevantes de Isla Bonita y sus 14 municipios. La cifra de plazas hoteleras en la Isla, que no refleja la recién incorporada oferta de los pequeños hoteles urbanos abiertos en 2019 en Santa Cruz de La Palma, se sitúa en 14.233 camas.

Esta cifra está muy por debajo del techo alojativo, fijado en 2017 y cifrado en 25.000 plazas turísticas, aunque ahora ya obsoleto en virtud de la revisión número 3 del Plan Insular de Ordenación, impulsado por Anselmo Pestana y Gonzalo Pascual en la recta final de la legislatura pasada desde la presidencia y desde la Consejería de Política Territorial, para marcar una estrategia de mayor flexibilidad a la hora de facilitar la llegada de inversión turística a la Isla.

La estadística agrupada del Observatorio de Sostenibilidad 2019 de la Reserva de la Biosfera La Palma, en base a los datos de la Consejería de Turismo del Ejecutivo autonómico, revela que el crecimiento de camas turísticas en los últimos 14 años se ha concentrado, fundamentalmente, en la oferta alojativa extrahotelera, que ha pasado de las 6.615 plazas de 2005 a las 10.351. Mientras tanto, los establecimientos hoteleros convencionales han experimentado un crecimiento significativamente menor en el mismo periodo, pasando de las 2.507 camas en 2005 a las actuales 3.882.

Indicadores de desarrollo

El Observatorio de la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma ha analizado en este estudio parámetros como población, territorio, medio ambiente, turismo o energía, entre otros. La Fundación que dirige Antonio San Blas Álvarez detalla del informe la evolución negativa en el crecimiento vegetativo de la población y en la alta tasa de envejecimiento, de un 21% de media en el conjunto de la Isla. Los municipios con mayor índice de envejecimiento entre sus vecinos son Garafía y Barlovento, donde los índices de habitantes por encima de los 65 años se sitúan en 30,4% y en 28,8%, respectivamente. Por el contrario, los municipios con la población más joven son Breña Baja, Breña Alta y El Paso.

Entre los datos positivos reflejados por el estudio del Observatorio de la Reserva de la Biosfera se encuentra el aumento en la exportación de plátano, que en 2015 superó la barrera de las 122 toneladas y que desde hace tres años se sitúa por encima de las 144 toneladas, o la llegada de cruceristas al puerto capitalino, que está por encima de las 255.000 personas.

La Reserva Mundial de la Biosfera La Palma, recordaba ayer que este informe constituye “una herramienta de conocimiento y seguimiento que consiga evaluar el nivel de desarrollo y sostenibilidad de la isla de La Palma y de sus municipios, para, de esta manera, poder afrontar los retos que se nos presentan en la actualidad”. Como novedad, el informe ha incluido nuevos indicadores, algunos solicitados desde el Consejo Científico y otros desde los colectivos, que configuran el Consejo de Participación Social.