Caso Oramas

Torres acusa a Ana Oramas de defender postulados de la “extrema derecha”

Ángel Víctor Torres entiende que la diputada de CC votó ‘no’ a 500 millones de euros para carreteras del Archipiélago, mientras Román Rodríguez no cree que Coalición haya sabido cerrar la crisis con una multa

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, pasa por delante de Pedro Sánchez tras anunciar su voto negativo. EP
La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, pasa por delante de Pedro Sánchez tras anunciar su voto negativo. EP

Diario de Avisos/Agencias 

Como no podía ser de otra manera, el cierre en falso que el Comité Permanente de Coalición Canaria pretende dar a la indisciplina de su diputada en Madrid, Ana Oramas, quien votó que no a la investidura de Pedro Sánchez cuando su partido le había ordenado que se abstuviera, sigue dando de qué hablar. Tras la decisión de dicho comité, que pretende zanjar el asunto con una multa de 1.000 euros y la promesa de que no lo hará más por la imposición de la organización tinerfeña de CC, ayer comentaron al respecto los principales dirigentes de partidos como el PSOE isleño o Nueva Canarias, Ángel Víctor Torres y Román Rodríguez, respectivamente, pero también otros como el concejal capitalino de los coalicioneros Dámaso Arteaga.

Fue el también presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, del PSOE, quien acusó ayer a la diputada de CC de haber puesto por delante de los intereses de las Islas en el debate de investidura de Pedro Sánchez su “idea de España, muy semejante a la derecha o la ultraderecha”.

En sus declaraciones, Torres declinó valorar la decisión de CC de sancionar con 1.000 euros a Oramas en vez de abrirle expediente disciplinario, como abogaban dirigentes de otras organizaciones insulares de Coalición, como por ejemplo los majoreros Mario Cabrera y Marcial Morales.”No acostumbro a analizar las decisiones que toman otros partidos en sus cuestiones internas dentro de sus competencias, a la vez que exijo lo mismo cuando es a la inversa”, alegó el secretario general de los socialistas canarios.

Sin embargo, el presidente canario sí ha reprochado a la diputada de CC el haberse dejado guiar por criterios que, desde su punto de vista, “nada tienen que ver con un nacionalismo canario”, ni con los intereses del Archipiélago.

“En el pleno más importante de los últimos años, Ana Oramas decidió su voto teniendo en cuenta la idea que tiene de España, muy semejante a la de la derecha o la ultraderecha, por delante de los intereses de Canarias”, opinó Torres.

Además, el político aruquense sostuvo que la diputada tinerfeña, al votar no a Sánchez, “votó no, por ejemplo, a que Canarias tenga 500 millones de euros más para carreteras” y a que haya unos presupuestos del Estado que incorporen ya lo establecido en el nuevo Estatuto de Autonomía de las islas y su Régimen Económico y Fiscal, reformados en 2018.

La parlamentaria de CC también se opuso con su voto, interpreta el presidente del Gobierno canario, “a un documento en el que se establece claramente la separación entre la financiación autonómica y el REF [Régimen Económico y Fiscal]” o a que las Islas sean “un laboratorio contra el cambio climático”, como estipula el acuerdo firmado por el PSOE con la otra fuerza nacionalista del archipiélago, Nueva Canarias.
“Por eso afirmo que ella puso por delante una idea de España que no tiene nada que ver con un nacionalismo canario, ni con la defensa de Canarias”, concluyó Ángel Víctor Torres.

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez (NC), manifestó igualmente sobre la polémica que nos ocupa que tiene la impresión de que la sanción de multar con 1.000 euros a Oramas “no resuelve el problema” de Coalición Canaria, que ha visto cómo la indisciplina de la que fuera alcaldesa de La Laguna ha ahondado la crisis interna abierta en CC por su desplome institucional tras la pésima negociación de los resultados obtenidos en las elecciones celebradas el pasado mes de mayo. Rodríguez, que quiso mostrarse “muy respetuoso” con los asuntos internos de otros partidos, sí consideró que CC “tiene un problema” y su impresión es que la sanción a Oramas “no” lo resuelve.

De todos modos, el presidente de Nueva Canarias explicó que es CC quien tiene que “encauzar sus asuntos internos, dirimirlos en base a sus propias posibilidades”.

Román Rodríguez aprovechó para afirmar su “voluntad” de que en Canarias haya un partido nacionalista “fuerte, que debe ser ecologista, feminista, inclusivo, que tiene que unir a Canarias, que tiene que ser muy democrático, muy transparente”, ya que sobre estos valores afirmó que NC “siempre ha estado abierto” a la confluencia con otros grupos y sectores. “No tengo duda de que si hay algún territorio que precise de fuerzas políticas propias y diferencias es Canarias”, apostilló para agregar que seguirán “peleando por ampliar el espectro nacionalista” en el Archipiélago. Finalmente, aseguró que durante el pleno de investidura de Pedro Sánchez “quien único habló de Canarias en este proceso complejo” fue Pedro Quevedo, diputado de NC.

Resta recordar que la decisión final sobre la indisciplina de Oramas será adoptada por el Consejo Político Nacional de Coalición Canaria, que se reunirá antes de que finalice este mes.