ECONOMÍA

Un presupuesto 2020 de casi 125 millones de euros que prioriza la atención social y la inversión en infraestructuras

Mariano Hernández Zapata y Anselmo Pestana comparecen junto a la consejera de Hacienda para presentar un borrador de las cuentas de 2020 que será debatido en pleno en menos de dos semanas y en el que se aborda la sequía, se lucha contra el abandono del agro insular y se potencia la Consejería de Empleo para contribuir a rebajar las cifras de parados

Hernández Zapata en rueda de prensa junto al vicepresidente, Anslemo Pestana y la consejera de Hacienda, Nayra Castro. | DA

El Presupuesto 2020 del Cabildo insular de La Palma, que llegará al debate plenario para su aprobación en apenas dos semanas, ascenderá a casi 125 millones de euros, lo que representa un crecimiento de algo más de dos puntos con respecto al anterior, y con el sello del pacto de Gobierno entre populares y socialistas. El documento “tiene como prioridad a las personas” y “pretende dar respuesta a un importante número de retos sentando las bases del desarrollo de futuro”.

Así lo resumió el presidente de la corporación insular, Mariano Hernández Zapata, en su comparecencia junto al vicepresidente de la institución, Anselmo Pestana y la consejera de Hacienda, Nayra Castro, quien agradeció especialmente el apoyo de su compañero de filas, Carlos Cabrera Matos en la elaboración de estas cuentas, las segundas que presenta el grupo de Gobierno en cinco meses.
Las cuentas elaboradas por populares y socialistas tienen su pilar de inversión, con un 21,7% del total de las cuentas, en Servicios Sociales y Promoción Social, que gestionará un montante de 27,13 millones de euros en manos de la popular Nieves María Rodríguez, que dispondrá de casi cinco millones más de euros que su antecesora en el cargo, Jovita Monterrey, en el ejercicio de 2019.

Esta potenciación de un área especialmente sensible con destino la atención social y a la consolidación de nuevas infraestructuras para atender la demanda de personas dependientes, ancianos y otros colectivos, permitirá crear la Residencia de Ancianos de Los Llanos de Aridane, el nuevo Hospital de Dolores en el antiguo Hospital de Las Nieves en el marco del proyecto de centro socio sanitario, o la futura residencia de Villa de Mazo. A estos objetivos, algunos de los cuales necesitan aún de proyecto, se suman otros como el respaldo al funcionamiento, con parámetros de calidad, a los ancianos que ya ocupan las residencias de ancianos abiertas este mismo año en Garafía, Barlovento y San Andrés y Sauces.

El segundo gran foco de inversión en este ejercicio económico estará en manos del vicepresidente y consejero de Infraestructuras, Anselmo Pestana, que concentrará la gestión de 20,3 millones de euros a los que se suman importantes cantidades provenientes de remanentes de tesorería ya en ejecución, y que vendrían a sumar una inversión total en Infraestructuras que estaría por encima de los 40 millones de euros. Pestana defendió el documento como “la herramienta que va a permitir seguir haciendo frente a los principales retos que tiene la Isla, desde la estrecha colaboración y la cooperación con el resto de administraciones”. Otras de las consejerías con potenciación de la inversión son Medio Ambiente, con la gestión de 11,6 millones de euros, y Recursos Hidráulicos, con seis millones de euros para tomar medidas que puedan mitigar la sequía.

La consejera de Empleo, Raquel Díaz, recibe en este nuevo documento económico más del doble de recursos económicos que en 2019: un total de 5,7 millones de euros frente a los 2,3 de los que se asignaron a este marco de actuación el pasado año. La finalidad es reducir las cifras del paro, uno de los principales problemas que padece la Isla pese a que se ha rebajado en los últimos años. Mientras, el consejero de Agricultura gestionará durante el año 2020 un total de 5,7 millones de euros, cantidad que destinará a potenciar el desarrollo rural intentando evitar el abandono de tierras de uso agrario o de explotaciones ganaderas. Hernández fomentará la promoción de los productos locales en su conexión con el negocio del turismo gastronómico.