Carnaval 2020

“Ahora en casa sí que me dicen mi reina”

Consuelo Pérez, Reina de los Mayores del Carnaval 2020, asegura que su experiencia es “inolvidable”

Chelo Pérez y Alexis Santana, ayer, durante la entrevista con los medios. Sergio Méndez
Chelo Pérez y Alexis Santana, ayer, durante la entrevista con los medios. Sergio Méndez

Chelo (Consuelo Pérez) y Alexis (Santana) se conocen desde hace tiempo. Los dos viven en Santa Úrsula y a los dos les encanta el Carnaval. En la noche del miércoles, Consuelo se alzó con el cetro de la Reina de los mayores del Carnaval de Los coquetos años 50 y lo hizo con un diseño inspirado en México y denominado Sonora de amor. Por su parte, Alexis Santana consiguió su segunda Reina en estos Carnavales (el pasado domingo ganó la infantil). Ayer, ambos, en el encuentro con los medios de comunicación, derrocharon desparpajo, y, sobre todo, alegría.

Chelo confesó que lo mejor de todo ha sido el trato con sus compañeras y que (para sorpresa de todos) lo más difícil de lucir de su fantasía fueron las pestañas postizas. “Eran enormes, fue lo que más me costó llevar, pero lo conseguí”, dijo la Reina entre risas. Consuelo admitió que no se enteró de su proclamación hasta pasados unos minutos, “lo supe cuando vi a Alexis saltando por todo el escenario”. Admitió que esta experiencia será “inolvidable”, sobre todo si se tiene en cuenta que no dudó ni un segundo en decirle que sí a su diseñador.

Alexis Santana no escondía su satisfacción por un doblete que, admitió, “aunque es muy difícil”, quiere que se convierta en un triplete porque el diseñador también presenta candidata a la Gala de Elección de la Reina adulta del Carnaval. Santana contó que la elección de Consuelo como candidata le llevó nueve minutos. “Yo ya la conocía de Santa Úrsula porque ella participa en muchos eventos solidarios y también en un grupo de música de los años 60 en la Corujera. Pensé que no tenía la edad aún (tiene 62) y me metí en el Facebook para comprobarlo porque me quedaba la espinita de que no fuera ella. Cuando vi que sí, tardé dos minutos en llamarla, otros cinco en ir a su casa y otros tres en explicarle mi idea y que ella aceptara, así que en nueve minutos teníamos candidata”, relató casi sin respirar. En medio de su relato le dio tiempo de contar que Chelo estaba en pijama y zapatillas. Con ese atuendo, añadió la ya Reina de los mayores entre risas, “le dije que sí de inmediato, no le consulté nada ni a mi marido, ni a mis hijos”.

Consuelo tiene tres hijos y cuatro nietos, y asegura que ahora en casa sí que le dicen “mi Reina”. También tiene listo su disfraz para estos Carnavales, “de Reina pasaré a criada, con cofia y todo”, cuenta de nuevo entre risas.

Alexis Santana asegura que siempre tuvo el pálpito de que Chelo iba a ganar porque “ofrecíamos un diseño pensado en el público de la Gala. Lo mismo hicimos con la infantil y funcionó”. “Primero busqué una música y pensé en Me gustas mucho, de Rocío Durcal, eso hace que inmediatamente pienses en México y de ahí el diseño con los colores de la bandera mexicana, así como el nombre de Sonora, un pueblo de allí”, detalló el diseñador.

“Sabía que íbamos a triunfar porque Chelo sabe moverse en un escenario. Ni siquiera ensayamos su actuación, solo el día antes le marqué algunos movimientos y el resto le dije que hiciera lo que ella quisiera y resultó”, añadió. Santana alabó el nivel de los otros diseños, pero, insistió en que su as en la manga siempre fue Chelo y su saber estar en el escenario. “En cuanto empezó a sonar la música, se metió a todo el público en el bolsillo”, confesó el diseñador realejero y que vive en Santa Úrsula.

Sobre su candidata adulta, Ana Benavides, Santana hizo todo un alegato por romper los estereotipos sobre las mujeres de talla grande. “Tenemos un Carnaval en el que participa todo tipo de gente y, sin embargo, en las Galas no vemos a chicas grandes. Ya un director que vino de fuera y que no quiero ni nombrar nos amargó la Gala diciendo que no quería chicas gordas sobre el escenario, así que desde aquí le invito a que la vea este año y compruebe como Ana va a disfrutar sobre el escenario”.

Alexis Santana se emociona pensando en su hermana, a la que, dice, vio sufrir de pequeña precisamente porque en el colegio se metían con ella llamándola gorda. “Se lo que se sufre, lo he vivido, y también la impotencia de ver sufrir a mi hermana”. “Así que -continuó- queremos romper con esos estereotipos, porque nuestro Carnaval no es el de Brasil, es el de la calle, y en la calle hay todo tipo de personas”.

Admitió que le angustia pensar en que, con todo el empuje que está poniendo su candidata, no pueda darle un premio como le ha dado a la de los mayores y la infantil.

Consuelo asistió al discurso de Alexis casi igual de emocionada que él, consciente de lo que supone para el diseñador la apuesta por una candidata diferente. Se recupera el tono alegre del tándem diseñador-Reina, agradeciendo esta última el apoyo que ha recibido de su familia, que la apoyó desde el minuto uno, incluso su hermano, dueño del guachinche El Churrasco, donde Chelo trabaja en la cocina. “Le agradezco mucho que el día de la Gala cerrara el guachinche para acompañarme con el resto de mi familia en el Recinto Ferial”. “Ahora está esperando a tener las fotos para colgarlas en el bar”, concluye entre risas.
Mientras Consuelo Pérez posa para las últimas fotos, Alexis Santana se da cuenta de que la organización se ha olvidado el cetro, un descuido al que la Reina responde rauda: “Pues ahora es mío del todo, así que me lo llevo yo”.