Sucesos

Apartan al conductor de una guagua que insultó a una mujer con discapacidad: “Sois retrasados mentales”

Corresponde a la empresa concesionaria adoptar las medidas disciplinarias llegado el momento

Guagua interurbana de Boadilla del Monte. Ayuntamiento de Boadilla del Monte
Guagua interurbana de Boadilla del Monte. Ayuntamiento de Boadilla del Monte

El conductor denunciado por Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (FAMMA) por presuntamente insultar y agredir a una persona con movilidad reducida que viajaba en un autobús interurbano de la línea 334 con su scooter eléctrico ha sido apartado de forma cautelar por parte de la empresa concesionaria.

Según han indicado fuentes del Consorcio Regional de Transportes a Europa Press, el organismo regional investiga este asunto del que ha tenido conocimiento por la denuncia cursada por FAMMA y está comprobando si existen un expediente de reclamación al respecto.

También se ha requerido a la empresa concesionaria que presta servicio en dicha línea que facilite toda la información de la que disponga sobre el presunto incidente y, de forma cautelar, la empresa ha procedido a apartar al conductor de sus funciones.

En caso de confirmarse que el trato vejatorio a esta usuario se produjo, el Consorcio de Transportes se procederá a la apertura de expediente administrativo y la imposición de la correspondiente sanción.

Sobre el conductor, corresponde a la empresa concesionaria adoptar las medidas disciplinarias llegado el momento.

DENUNCIA

Según FAMMA, al “trato vejatorio” se unió el hecho de que el conductor de la línea interurbana 334 la obligó a bajar tres paradas antes, aludiendo a que en la parada a la que ella se dirigía, “siempre hay muchos coches aparcados en el lugar adaptado para bajar la rampa”.

“Esto supuso un problema adicional para la usuaria del scooter, ya que tiene problemas de orientación y ese cambio de su rutina, la puso en una situación comprometida que, gracias a la colaboración de otros viajeros pudo salvar”, ha señalado.

La federación ha exigido a la empresa concesionaria que tome medidas disciplinarias contra este conductor y al Consorcio Regional de Transportes de Madrid que, en los pliegos de condiciones de prestación de servicios, “se asegure de la adecuada aplicación de controles psicológicos a los conductores para evitar situaciones de estas características”.

El pasado 6 de febrero, según relata, el conductor denunciado manifestó a oídos de todos los viajeros del autobús que “no se podía retrasar porque personas como ella se subieran a su bus”. A lo que añadió: “vosotros no deberíais entrar al bus”, “vuestros padres son unos irresponsables”, “la gente como vosotros no debería existir”, “es que vosotros sois retrasados mentales”, “sois unos niñatos, mira como lloras”, entre otras expresiones.

La federación recuerda que no es el primer problema que un conductor de esta compañía genera con usuarios con movilidad reducida, en 2016, el cantante y actor El Langui protagonizó un acto de protesta después de que un conductor no le permitiese subir con su silla motorizada al autobús.