fútbol base

El CD San Andrés, a oscuras

La inexistencia de luz y de asfaltado en el camino convierten el acceso al nuevo campo de Las Teresitas en una zona llena de trampas

Resulta paradójica la situación que vive el histórico CD San Andrés. Recientemente el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife decidió, en sesión plenaria, concederle al club costero Honores y Distinciones por su dilatada trayectoria en el fútbol canario. Sin embargo, es el propio consistorio capitalino el que lleva años ignorando a la entidad. Los casi 150 jóvenes que entrenan cada día en el nuevo de Las Teresitas se exponen a los peligros que provoca el deficiente estado del camino que conduce al campo. Más de 200 metros, sin asfaltar y sin iluminar, tienen que caminar los componentes, y familiares, de la entidad, arriesgándose a sufrir caídas por el mal estado del firme o que algún amigo de lo ajeno aproveche la oscuridad para cobrarse una víctima.

La lucha del CD San Andrés por tener un acceso digno a su campo, que por otra parte es la única instalación deportiva que está operativa actualmente en todo el pueblo, no es nueva. A finales de 2018, el Consejo Insular de Aguas inició las obras de encauzamiento del barranco de Las Huertas. Ese era el paso previo que había que dar para que, luego, el Ayuntamiento capitalino reconstruyese la entrada y las inmediaciones del campo. Ese es el compromiso que tanto el Cabildo como el organismo municipal alcanzaron para acondicionar el acceso provisional con las debidas garantías de seguridad, en tanto no se ejecute en su totalidad la urbanización del Sector B del Plan Parcial de Las Teresitas.
El pasado cinco de junio de 2019, el Consejo Insular de Aguas autorizó al Ayuntamiento a realizar la obra en un plazo máximo de 12 meses. De eso han pasado ya ocho meses y en la zona no se ha movido ni una piedra. Lo poco que se ha hecho es gracias a la directiva del San Andrés, que ha tenido que coger el toro por los cuernos para subsanar algunas de las muchas medidas de seguridad que se incumplen.

Antes del inicio de la actual temporada, el club instó al Ayuntamiento a que ejecutase las obras en su totalidad, o por lo menos las relativas a la barandilla de protección, de la pasarela existente sobre el cauce y de la zona de la vía. El equipo de gobierno tampoco respondió a esta petición, por lo que visto el peligroso estado de la zona para el paso de peatones y más aún de menores, el San Andrés se vio obligado a ejecutar medidas de protección provisionales que permitieran dar acceso, con las debidas garantías de seguridad, al campo de fútbol, tanto a los usuarios como a los vehículos de emergencia que se hubieran de necesitar. Las medidas de protección provisionales consistieron en la instalación de una rampa para dar entrada o salida a una camilla, silla de ruedas, etc; la instalación de una escalera para salvar el desnivel existente entre el camino y la instalación deportiva; y una barandilla en todo el perímetro de la pasarela para evitar el riesgo de caída. El club lagartero informó de esto al Consejo Insular de Aguas.

Con esta actuación, la situación mejoró, pero no está todo resuelto. La inexistencia de luz y de asfaltado en el camino convierten el acceso al campo en una zona llena de trampas.

Quejas arbitrales por estas deficiencias

Hasta los árbitros que tienen que acudir al campo a dirigir los partido se quejan por esta situación. Así lo hizo Juan Manuel Fernández Alonso en su acta arbitral tras disputarse el 17 de enero de 2020 el San Andrés-Arguijón. En el capítulo de observaciones recoge lo siguiente: “La zona de aparcamientos se encuentra alejada de la instalación deportiva, a alrededor de unos 200 metros, circunstancia que dificulta la entrada de los servicios de emergencia. Además, en dicho trayecto la iluminación es inexistente y el suelo está en malas condiciones, sin estar asfaltado”.

Y mientras todo esto está pasando, el Ayuntamiento sigue adelante con la concesión de Honores y Distinciones a “un club de futuro, ya que mantiene una escuela de fútbol con más de 140 jóvenes que participan en competiciones insulares”, según aseguró Floretino Guzmán, concejal del Distrito Anaga, en sus redes sociales el mismo día que el pleno decidió homenajear al club. 140 jóvenes que a diario se la juegan por la desidia del Ayuntamiento.

TE PUEDE INTERESAR