política

La posible apertura de Tenerife 1 llega a la Diputación del Común

La Asociación de Vecinos de Azorín presenta una queja ante el órgano que dirige Rafael Yanes en la que se opone a que un módulo de la antigua cárcel acoja a mujeres inmigrantes
La propuesta de Grande-Marlaska es abrir uno de los módulos de la cárcel Tenerife I. DA
La propuesta de Grande-Marlaska es abrir uno de los módulos de la cárcel Tenerife I. DA
La propuesta de Grande-Marlaska es abrir uno de los módulos de la cárcel Tenerife I. DA

Se trata de la zona con más carga social de Canarias. En sus límites se encuentra el Centro Municipal de Acogida, el conocido albergue de Santa Cruz, a lo que se suma un centro más de baja exigencia con una decena de plazas para personas sin hogar, y de llevarse a cabo la propuesta del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, habría que sumar un módulo más destinado a las mujeres inmigrantes que llegan a las costas canarias, en la antigua prisión Tenerife I, en Los Gladiolos.

Este cúmulo de circunstancias ha llevado a los vecinos de la zona, encabezados por la Asociación de Vecinos de Azorín, a presentar una queja formal ante la Diputación del Común para expresar su rechazo a que su barrio siga soportando la carga asistencial, ya no solo de Santa Cruz, sino de toda la Isla y ahora también de las personas que llegan al Archipiélago.

El anuncio de Grande-Marlaska llevó a los vecinos de Azorín, pero también del resto de asociaciones, a movilizarse para que sea otro punto en la Isla el que acoja a estas personas. “Tanto desde nuestra asociación como del resto de entidades de la zona, incluso comunidades de vecinos (…), pedimos a nuestra alcaldesa, Patricia Hernández, y al resto de su equipo, que solicite ayuda de las demás administraciones para buscar alternativas con el resto de municipios y solventar esta situación”.

Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz, la regidora municipal se pronunció la semana pasada sobre el tema señalando que es una decisión aún no tomada, a pesar de que el ministro del Interior habló de inmediatez. En todo caso, dijo Hernández, no se hará nada sin antes consultar con el Consistorio y con las asociaciones de la zona. Para los vecinos estas palabras no son suficientes, por eso han recurrido de forma urgente a la Diputación del Común para expresar su malestar con un anuncio que, afirman, no ha tenido en cuenta la situación actual del barrio. Así, denuncian que han vuelto los colchones a las puertas del Pancho Camurria, y también, según cuentan los propios usuarios, que las camas extras colocadas en el albergue para paliar la situación de las personas sin hogar en invierno, dejarán de estar disponibles a final de mes.

Los vecinos rechazan las acusaciones de racismo que han recibido por su posición contraria a la apertura de este centro para mujeres inmigrantes. “Nadie tiene en cuenta la situación que ya estamos sufriendo en el barrio y abrir un nuevo recurso solo la empeoraría”, concluyen.

TE PUEDE INTERESAR