Santa Cruz

Santa Cruz paraliza el Plan de Las Teresitas “durante un mes”

El portavoz del Gobierno municipal, José Ángel Martín, anuncia que buscará el consenso, mientras que la oposición advierte de que, si se cambia, habrá que empezar de nuevo

El concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín, ayer, durante la Comisión de Control. DA
El concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín, ayer, durante la Comisión de Control. DA

Un mes. Ese es el plazo que se ha dado el Gobierno municipal de Santa Cruz para intentar apagar el incendio que se ha declarado en torno al Plan Especial de Las Teresitas. Al menos así lo anunció ayer el portavoz del PSOE, José Ángel Martín, quien también lo hizo en nombre de todo el equipo de gobierno, al afirmar que “vamos a paralizar el trámite administrativo del Plan, para que, durante un mes, nos sentemos en una mesa, con colectivos y con partidos políticos, a negociar el 15% del documento en el que no estamos de acuerdo”. Martín redujo los aspectos polémicos a dos: el hotel y la zona donde estaba el antiguo mamotreto. En la práctica, el anuncio del portavoz del PSOE supone que, por ahora, el Plan Especial no se enviará al Gobierno de Canarias para que haga la declaración ambiental, tal y como se aprobó por unanimidad en el último Consejo Rector de Urbanismo, votación que es la que ha puesto en pie de guerra a los colectivos en defensa de la playa y que ha obligado a Unidas Podemos a reconocer públicamente su equivocación al votar a favor, y ahora al PSOE a anunciar la paralización del trámite.

Una decisión que, advierten desde la oposición, habrá que ver si no aviva otro fuego, en este caso con su socio de gobierno, Ciudadanos, que siempre se ha mostrado a favor del actual Plan de Las Teresitas, tanto en el mandato pasado como en el anterior. Según desveló ayer el portavoz del Partido Popular, Guillermo Díaz Guerra, “nos consta que uno de los puntos del pacto de gobierno recoge expresamente el compromiso de aprobar el Plan Especial de Las Teresitas”. El edil del PP fue más allá y dijo estar convencido de que la decisión anunciada por Martín fue tomada de forma unilateral, afirmación que ni Martín ni Ciudadanos quisieron valorar.

El portavoz del PSOE insistió en la necesidad de buscar un consenso en torno a la playa y hacerlo cogiendo como partida el proceso participativo ya realizado. Asimismo, no negó que habrá retraso en el trámite del documento, “al menos de ese mes”, aunque admitió que “si se llega a acuerdos habrá que ver cómo se tramita ese Plan”. Y es que, tras la aprobación del documento final en el Consejo Rector de Urbanismo, advierten los expertos, cualquier modificación invalida el proceso seguido hasta ese momento y obliga a repetir todo el procedimiento con las nuevas especificaciones. Martín, sin embargo, apuntó que quizá hay otras opciones que no supondrían retroceder toda la tramitación. Entre estas otras posibilidades podrían estar la suspensión de ámbitos, como ocurrió con el Plan General, o un estudio de detalle de las zonas en conflicto.

El anuncio de Martín fue atentamente seguido por los colectivos de Justicia y Sociedad y la Plataforma por el Derribo del Mamotreto, que, al término de la comparecencia del también edil de Servicios Públicos, mostraron su satisfacción, aunque con cierta prudencia. José Pérez Ventura fue el encargado de recordar que “nosotros planteamos la necesidad de parar máquinas y suspender el procedimiento, y en la medida de lo posible, retrotraer el Plan al momento anterior para abrir un proceso de diálogo”. “Así que -continuó- el paso que se ha dado hay que valorarlo, pero con cautela porque a nadie se le escapa que ha sido grave lo que ha pasado, con una quiebra de confianza incuestionable”. Pérez Ventura anunció que su colectivo, Justicia y Sociedad, presentará una propuesta técnica concreta para facilitar el proceso.

Frente común de CC y PP

En el otro lado de la moneda, Coalición Canaria y PP, acérrimos defensores e impulsores del Plan Especial de Las Teresitas tal y como está, son los mismos que advierten al PSOE de que no va a ser tan fácil paralizar un documento que, recuerdan, ya no depende de los políticos. El presidente de CC, José Manuel Bermúdez, era claro ayer ante el anuncio de Martín: “No solo existe un acuerdo unánime del Consejo Rector, sino un acuerdo plenario en el que Unidas Podemos se abstuvo, pero el resto, incluido el PSOE, votaron a favor de seguir con la tramitación del Plan Especial”. Como era previsible, advirtió de que “no vamos a estar a favor de esta paralización, que lo único que pretende es impedir los aparcamientos cubiertos, públicos y gratuitos de la playa, así como que el Consistorio pueda usar la parcela con calificación de uso hotelero y autorice la construcción del pequeño establecimiento previsto en el Plan”.

Bermúdez llamó la atención sobre las consecuencias de un posible cambio del uso de la parcela hotelera, en la que, recordó, “no hay porque construir nada si no se quiere”, y que se resume en que el Ayuntamiento estaría yendo contra sus propios intereses al rebajar el valor de un bien municipal.

Además, “la modificación que pretende llevar el cabo el grupo que presiona a Patricia Hernández supondrán la realización de cambios sustanciales del Plan Especial, por lo que tendrá que iniciarse de nuevo, con lo que esto conlleva respecto a su recorrido por las diferentes administraciones, e impedirá que los trabajos puedan iniciarse en el presente mandato”, explicó. Bermúdez pidió a Juan Ramón Lazcano y a Ciudadanos que no “claudiquen” a la presión y “mantengan el acuerdo plenario y el del Consejo Rector”.

La postura del PP es similar la expresada por CC, con el añadido de que ayer fue el PP el que pidió la comparecencia del concejal de Urbanismo para hablar de Las Teresitas, alegato que no se produjo porque Lazcano tuvo que ausentarse por problemas familiares. “Preguntamos si alguien iba a sustituirlo y nos dijeron que no, y luego, con alevosía, por fuera de la Comisión, anuncian la paralización”, lamentó Díaz Guerra. “Sin duda, es una mala decisión para la ciudad y tenemos la impresión de que obedece más a una lucha interna que a un verdadero interés general”, añadió el portavoz del Partido Popular.

Por su parte, Carlos Tarife, el que fuera concejal de Urbanismo en el mandato pasado, defendió que este plan “es bueno, no tiene informes en contra, y solo está a falta de la declaración ambiental, el informe del Consejo Insular de Aguas y el Costas”.