coronavirus

La dirección del Hogar Santa Rita afirma que la situación está controlada

El director, Tomás Villar, asegura que el usuario que ha dado positivo ha sido trasladado al HUC y en el centro se han tomado todas las medidas junto con la Consejería de Sanidad y el Cabildo de Tenerife

Exteriores de la residencia SERGIO MÉNDEZ

“Son muchas familias las que están en el centro y quiero que sepan que la situación está controlada”, aseguró ayer por la mañana a este periódico el director del Hogar Santa Rita, Tomás Villar, en el Puerto de la Cruz, ante la confirmación del primer positivo por coronavirus.

Se trata de un hombre de unos 70 años que fue derivado a un centro hospitalario del Norte de Tenerife para ser atendido por su patología específica y desde allí le confirmaron que había dado positivo en Covid-19. A partir de este momento, se activó el protocolo estipulado para este tipo de casos y el usuario fue trasladado directamente al Hospital Universitario de Canarias (HUC).

Como consecuencia, otras dos personas del centro fueron aisladas a una zona del edificio, ubicado en el barrio de Las Dehesas, preparada específicamente días atrás. En concreto, su compañero de habitación y otro usuario, pero ambos permanecen asintomáticos, igual que todo el personal del centro, a la espera de los resultados que arrojen las pruebas que se les realizaron a algunos de ellos y que, previsiblemente, se conocerán hoy, afirmó Villar.

De forma paralela, se procedió a hacer una labor de determinación de los contactos directos o estrechos de la persona afectada que, en principio, se reducen a unos 20 usuarios y a los cuidadores de éstos que son los que prestan sus servicios en el pabellón del paciente positivo.

Además, se valoró a los residentes con clínica respiratoria aguda para proceder a su aislamiento en una planta separada del resto de usuarios y se está en contacto con la entidad responsable (Mutua) de la prevención de riesgos laborales de los trabajadores para mejorar la coordinación con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife con el fin de actualizar su evaluación y atención.

Todos los usuarios de las residencias de mayores y centros sociosanitarios se encuentran en una situación de vulnerabilidad ante la infección por Covid-19 debido a que ya presentan una patología de base, suelen ser de edad avanzada, tienen contacto estrecho con otras personas (sus cuidadores) y otros convivientes, y suelen pasar mucho tiempo en entornos cerrados y con población igualmente vulnerable.

Debido a ello, y previamente a esta situación, la Consejería de Sanidad había valorado las opciones de prevención en un centro de estas características que hasta ayer seguía un protocolo “muy exhaustivo” que funcionó “bastante bien” teniendo en cuenta que actualmente viven allí 640 ancianos, según el director, y trabajan 387 personas, divididas en tres turnos diferentes además del personal de mantenimiento.

Desde que comenzó la pandemia por coronavirus, la dirección del Hogar Santa Rita adoptó todas las medidas impuestas desde el Ministerio de Sanidad, del Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife, las de su mutua y las propias, como el control febril en la entrada para todos los trabajadores, y la colocación de cartelería en todas sus instalaciones para informar a los usuarios. Desde entonces, se suspendieron temporalmente todas las visitas, tal y como se indica en un cartel a la entrada del inmueble.

También se actuó con el máximo cuidado para garantizar la comunicación de los residentes con sus familiares a través de videollamada so videoconferencias manteniendo las correspondientes distancias y la seguridad para evitar cualquier contagio.

Tomás Villar insistió en enviar un mensaje de tranquilidad a los familiares y en destacar “el gran equipo que tiene Santa Rita, que ha trabajado 16 días sin ninguna incidencia”. Por eso, hizo hincapié en la importancia de que se realicen los test a posibles casos positivos y así lo ha solicitado a las autoridades competentes. De igual manera, remarcó la importancia de que el centro siga abastecido con mascarillas, guantes y equipos de protección individual.

En otro orden, el director confirmó que no existen problemas de abastecimiento de agua, comida y tampoco material de limpieza. “No nos falta nada, las empresas se han portado muy bien con nosotros” declaró.

Confinamiento conjunto

Respecto a confinarse allí el personal junto con los residentes, es una posibilidad que todavía no se contempla. “No tenemos razones para ello”, declaró Villar, y no ocultó que el importante número de usuarios y trabajadores lo haría muy difícil.

“Creo que el padre Antonio nos está echando una mano y confío plenamente en él”, dijo por último el director, en alusión al sacerdote que fundó los hogares de ancianos Santa Rita I y II en el Puerto de la Cruz. Actualmente solo funciona este último, ya que el primero, ubicado Punta Brava, fue cerrado en el año 2008 como consecuencia de un incendio que se produjo en la lavandería, situada en la parte baja del edificio, y que obligó a trasladar a Las Dehesas a los 300 ancianos que residían allí.

El alcalde portuense, Marco González, apuntó que desde el área de Derecho Social se está en contacto diario con la dirección y la gerencia del centro para, como se ha venido haciendo desde el comienzo del mandato, “ponernos a su disposición”.

A este respecto y con el esfuerzo desde la Subdelegación de Gobierno, la Unidad Militar de Emergencias (UME) asistió este fin de semana para desinfectar las zonas comunes de la residencia. También en esta línea, el Ayuntamiento norteño ha llevado viseras de protección para que las repartan entre los profesionales que asisten a los usuarios en el Hogar, gracias al trabajo que realizan los voluntarios.

González añadió que el grupo de gobierno también está en contacto con el Servicio Canario de la Salud (SCS) y con el IASS, centro dependiente del Cabildo de Tenerife, para estar informado de las medidas que se han ido tomando y confirmar que se siguen las medidas de protección y de prevención en el interior de Santa Rita.

“Estamos convencidos de que se han tomado todas las decisiones para garantizar la salud de los usuarios y estamos esperanzados de que la situación en el centro esté controlada, porque la Fundación y sus trabajadores siempre han mostrado un compromiso sobresaliente con los usuarios del centro”, destacó por último el regidor portuense.

Por su parte, la directora del IASS, Marian Franquet, Marian Franquet, precisó que cerca de la mitad de las plazas del Hogar Santa Rita son concertadas con el Cabildo y por eso llevan tiempo colaborando con la directiva en previsión de lo que pudiera pasar. “Les hemos proporcionado material desde hace tiempo, como si fuera un centro nuestro, para evitar contagios, y eso nos ha permitido también poder reaccionar rápido” suscribió, al tiempo que alabó el trabajo que se está realizando desde la dirección del centro.

Guía de actuación para centros y residencias de mayores

La Dirección General de Salud Pública del SCS ha publicado y actualizado la Guía de Actuación para las residencias de mayores, personas con discapacidad y otros usuarios de centros sociosanitarios, con el fin de proteger su salud y la del personal que les atienden, con todas las medidas que deben tomarse para prevenir y controlar la infección por Covid-19. La Guía incluye el plan de contingencia a definir por cada centro, los criterios de sospecha de casos y mecanismos de actuación. En el texto también se refleja el protocolo de limpieza y desinfección de las superficies y espacios en contacto con sospechosos o positivos de Covid-19, la gestión de residuos y el tratamiento de la vajilla y ropa de cama. La Guía de actuación es objeto de permanente actualización