sociedad

La UCI palmera se prepara para una expansión de su área de atención

DIARIO DE AVISOS sigue el caso de un paciente de alto riesgo, el proceso de verificación de contagio, derivación de pruebas y un feliz diagnóstico negativo

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital General de La Palma, con 10 camas y otros tantos equipos de respiración, se prepara para hacer frente al pico de contagios a los que, si la evolución continúa al ritmo actual, tendrá que hacer frente en las próximas semanas.

DIARIO DE AVISOS ha podido confirmar por fuentes sanitarias de toda solvencia médica, que esa unidad de atención especializada, en la que de momento solo permanece ingresado un paciente por COVID-19, se prepara para una expansión a áreas fuera de la propia infraestructura de UCI y la adquisición de un mayor número de equipos de respiración.

Entre los inconvenientes de La Palma, el envío de test por coronavirus a Tenerife en mayor cantidad y con mayor frecuencia diaria, limitados ahora a dos enlaces aéreos entre la Isla y el aeropuerto de Los Rodeos, fundamentales para remitir las muestras de pruebas de detección viral realizadas, cuyos resultados se obtienen en un plazo que oscila entre las 12 y las 24 horas. A esta limitación se suma otra: los contados equipos de material de protección individual, cuya demanda crecerá en los próximos días y que tendrá que gestionar, haciendo valer las necesidades reales, el equipo médico y la gerencia del Hospital.

“La situación en el sistema sanitario insular, con los casos diagnosticados hasta ahora no es ni mucho menos desesperada, pero debemos estar preparados porque el pico de contagios, de momento a cuenta gotas, aumentará”. Así lo afirma uno de los especialistas a DIARIO DE AVISOS, que añade que los contagios previsibles y con diagnóstico por COVID-19 en las próximas horas, se producirán entre las personas localizadas que estuvieron en contacto con los ahora positivos por coronavirus, un total de 14 personas de las que once permanecen en aislamiento domiciliario con síntomas leves, mientras los dos ingresados en planta presentan una evolución favorable.

Paso a paso

Este periódico ha seguido de cerca la realización de pruebas, la espera y el resultado de uno de los casos sospechosos por coronavirus en La Palma. El procedimiento está marcado por la tensión y el miedo. El caso seguido de cerca por este rotativo permitió comprobar como ante los síntomas en una persona de alto riesgo se produce la llamada al médico de cabecera, que a la vista de la sintomatología y la pertenencia de este paciente a un grupo de riesgo, derivó la situación al número de emergencias de Sanidad. Tras esa segunda evaluación, se remitió a la paciente a un teléfono del Hospital habilitado específicamente para los casos de esta emergencia sanitaria. Tras la valoración telefónica del médico, un equipo se desplazó al domicilio para la toma de muestras. Fue una larga espera, de 24 horas, y un final feliz. El resultado fue negativo, lo que descartó el contagio a los familiares que conviven con esta persona y que no podían contener la lágrimas de emoción ante la buena noticia.

TE PUEDE INTERESAR