la palma

Varios casos en estudio de posible coronavirus y evolución estable de los dos positivos en la Isla

Las autoridades piden a los vecinos de La Palma que respeten las medidas de prevención para evitar contagios mientras en la calle se registra una actividad alejada de la alarma
Los pacientes no deben acudir a los centros de salud de la Isla. | DA

Sin nuevos casos diagnosticados por coronavirus aunque sí varios en estudio, las autoridades sanitarias en La Palma piden encarecidamente el cumplimiento de las recomendaciones y prohibiciones expresas para evitar la propagación de la enfermedad en territorio insular, donde los dos casos positivos de COVID-19 continúan en aislamiento, asintomáticos y a la espera de que avance el período previsto para practicar nuevas pruebas. Todos las consultas de especialidades del Hospital General de La Palma y las citas programadas en los centros de salud de la Isla quedaron ayer suspendidas, apenas unas horas antes de que el presidente del Gobierno anunciara la declaración del Estado de Alarma que será aprobada hoy por el Consejo Extraordinario de Ministros.

Responsables sanitarios explicaban en declaraciones a DIARIO DE AVISOS que “al Hospital no debe venir nadie excepto pacientes oncológicos y casos de extrema gravedad”, decisión que se ha complementado con “la atención médica telefónica y las visitas a domicilio de los facultativos en casos de ancianos y niños”.

Con este plan de actuación los equipos de sanidad en La Palma, en estricto cumplimento de las directrices y protocolos de rango superior por parte del Ministerio y de la Consejería de Sanidad del Ejecutivo canario, tratan de controlar el pico de contagios que se pudiera llegar a dar en el territorio palmero, donde impera la serenidad y la calma entre la mayor parte de la población. Muestra de ello es que las calles de la capital palmera, así como de otros núcleos de población en los municipios cabecera de comarca presentaban una imagen de normalidad, lo que es valorado de forma negativa por los expertos, que creen que en la Isla sigue reinando una ambiente de “relajamiento” entre la población.

Aislamiento como prevención

Las autoridades municipales, insulares y sanitarias piden a quienes hayan regresado de viaje en los últimos días que mantengan un período de aislamiento de forma preventiva, evitando poner en riesgo a familiares, vecinos y al resto de la población. Estas recomendaciones no siempre se cumplen.

Decenas de estudiantes llegaron tanto durante la jornada del miércoles como de ayer jueves en el vuelo directo de Madrid para permanecer en La Palma hasta el reinicio de sus clases universitarias. “Deben guardar la cuarentena, no visitar a sus familiares y no poner en riesgo la salud de sus familiares más vulnerables evitando visitarles”, explicaba un médico del Hospital General de La Palma a este periódico. Quedarse en casa es uno de los retos que los palmeros tienen por delante, el único mecanismo que actuará como freno de unos contagios que solo está en manos de los ciudadanos evitar.

Bancos, farmacias, cafeterías y hasta ayuntamientos y dependencias oficiales, presentaban en el día de ayer tal y como pudo comprobar esta redacción, una afluencia de usuarios solo algo menor que días anteriores a la interrupción del período lectivo durante la tarde del miércoles, justo cuando entró en vigor la prohibición de visitar a los pacientes en el Hospital General de La Palma y las residencias de ancianos de la Isla. Esa medida restrictiva y garantista a la hora de evitar posibles trasmisiones del virus COVID-19, se extendió en la mañana de ayer a las residencias de personas con discapacidad, una situación de enorme complejidad que obliga al equipo de profesionales a su cargo a redoblar los esfuerzos a la hora de sustituir las rutinarias salidas y abordar nuevos escenarios que pueden llegar a condicionar las conductas de algunos residentes.

Algunos ayuntamientos de la Isla ya han recomendado a los bares y restaurantes que retiren sus terrazas y piden a sus vecinos evitar los lugares concurridos en los que no es posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos un metro. Asimismo han suspendido las actividades de promoción deportiva, culturales, de ocio y escuelas municipales.

TE PUEDE INTERESAR