gastronomía

Bares y restaurantes: “Me pueden obligar a cerrar, pero no a abrir el negocio”

Pendiente todavía de que se publiquen las medidas higiénico sanitarias, Hostelería de España ya ha calificado las medidas de precipitadas, con falta de consenso y con muchas incógnitas todavía por despejar y además temen por la supervivencia del los negocios
Imagen de recurso del comedor de un restaurante. DA
Imagen de recurso del comedor de un restaurante. DA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ha dado a conocer los plazos aproximados para que el sector de bares, cafeterías, y restaurantes pueda volver a reactivar sus negocios, eso sí, con una serie de condicionantes que muchos propietarios han visto como inasumibles y que ponen fin a la rentabilidad de estos. Las fechas de reapertura se producirán en cuatro fases y ya hay quien piensa sumarse a la última de ellas. Una frase que resume los ánimos del sector, y que va de boca en boca entre los propietarios de establecimientos es: “Me pueden obligar a cerrar, pero no me pueden obligar a abrir”.

La Gomera, El Hierro y La Graciosa, los primeros

En la fase 0 del plan de desescalada, que comenzará el 4 de mayo, se podrán abrir restaurantes para recoger comida a domicilio, es decir lo que se conoce como take away y continuar con el delivery (el negocio es el que se encarga del transporte). En el caso de las islas de La Gomera, El Hierro y La Graciosa, dada la poca incidencia que ha tenido en estos territorios los efectos de la pandemia del coronavirus, se saltarán la fase 0 y entrarán directamente en la fase 1.

Las terrazas se podrán ocupar al 30% de su capacidad

La siguiente fase, es decir la 1, que está previsto que comience el 11 de mayo, permitirá que los restaurantes y cafeterías abran solamente las terrazas y solo al 30% de su capacidad. A la vez, el sector está negociando con los ayuntamientos para poder ampliar el espacio de ocupación de la vía pública de tal manera que la recaudación haga viable el negocio.

Fase 2: reabrir espacios interiores pero con menos aforo

Si la evolución de la pandemia sigue a la baja, se entraría en la fase 2, a partir del 25 de mayo. Los bares y restaurantes podrán abrir sus comedores interiores, no la barra, y con el 30% del aforo. De momento el Gobierno no ha concretado más medidas sobre separación entre comensales, distancia con los camareros, geles o si hay que utilizar mamparas que algunos ya encargaron.

La fase 3 permitirá ampliar el aforo a la mitad de su capacidad

La última fase, cuyo inicio será el 8 de junio, permitirá extender el aforo a la mitad de su capacidad, pero de tal manera que se garantice la separación entre los clientes. Podrá haber gente de pie con separación mínima de 1,5 metros en la barra. La terraza se limitará al 50% de las mesas permitidas

La viabilidad, el gran problema

Pendiente todavía de que se publiquen las medidas higiénico sanitarias, Hostelería de España ya ha calificado las medidas de precipitadas, con falta de consenso y con muchas incógnitas todavía por despejar y además temen por la supervivencia del los negocios.

Seguridad para el comensal

La ‘nueva normalidad’, término acuñado por Pedro Sánchez para describir el retorno a la vida cotidiana, condiciona ya de una manera decisiva nuestra manera de relacionarnos. Cuando hablamos de reunirnos, vernos, encontrarnos, casi siempre es en un bar, una cafetería, o un restaurante, salvo en este periodo excepcional de casi 50 días de reclusión. La hostelería teme hoy por su futuro, no ve viabilidad económica en el desescalamiento, que muchos no secundarán, y que además no recoge sino medidas de distanciamiento y no las higiénico sanitarias que darán seguridad al comensal.

TE PUEDE INTERESAR