La Laguna

La Laguna finaliza el expediente de expropiación de Las Chumberas

El alcalde y el edil de Urbanismo afirman que la conclusión de este procedimiento permite que la demolición de la 1ª fase se inicie “de forma inminente”, aunque no concretan fecha

El concejal de Urbanismo (I), el alcalde y el edil de Bienestar Social, ayer en la rueda de prensa telemática. / DA

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, junto con el concejal de Urbanismo, Santiago Pérez, y el primer teniente de alcalde y edil de Bienestar Social, Rubens Ascanio, comunicaron ayer, a través de una rueda de prensa telemática, la finalización del expediente de expropiación de todos los bloques y viviendas que conforman la primera fase del proyecto de demolición, reposición y reurbanización de la urbanización de Las Chumberas. Concluido este importante paso administrativo, afirmaron que los trabajos de demolición se podrán iniciar “de forma inminente”, aunque no concretaron fecha.

“Muvisa y la Gerencia de Urbanismo han terminado su labor, ya solo está pendiente de la Junta de Gobierno local, que depende de un informe de la Intervención, pero aprobará el expediente de expropiación en un plazo inmediato”, y que implica un gasto de unos tres millones de euros y de los que se encargará Muvisa, explicó Santiago Pérez al respecto. “Tomado el acuerdo, hay un plazo de 20 días, fijado legalmente por la ley de expropiación forzosa, para levantar acta de la ocupación -continuó-. Una vez que el Ayuntamiento tome posesión de esos bienes, se pondrán a disposición de la empresa que resultó adjudicataria, se firmará el contrato y se dará inicio a las obras”. Sin embargo, cuestionado sobre una previsión de inicio de las obras, el edil respondió que “será en un plazo muy breve, pero no podemos especificar el día”.

Asimismo, señaló que “no es previsible” que se produzcan incidencias en este proceso administrativo que falta por culminar, ya que se espera contar con el visto bueno de la Intervención, así como con el de la UTE adjudicataria de la obra para la firma del contrato. A este respecto, apuntó que “el contrato no está firmado porque se adjudicó en unas condiciones extravagantes, pero sabemos que la empresa está dispuesta a firmar”. Recordó que, “las obras se adjudicaron en diciembre de 2018 por el anterior Consejo de Administración de Muvisa, pero de una forma pintoresca, con una clara intención propagandística, porque aún estaba pendiente que finalizara el proceso expropiatorio…”.

Santiago Pérez apuntó, asimismo, que “este expediente se ha visto sometido a innumerables incidencias, y hubo que citar al Ministerio Fiscal para que convalidara todo lo que se estaba haciendo porque había interesados a los que era imposible localizar y se realizaron las notificaciones a través de los boletines oficiales, y el Ministerio Fiscal informó favorablemente”.
También hubo problemas con algunos residentes que no querían dejar sus casas. “En estos momentos solo quedan dos viviendas ocupadas, se ha pedido autorización judicial y los servicios municipales les están ofertando todos los medios para el desalojo voluntario. Nadie se va a quedar en la calle”, apuntó.

En cuanto a qué pasó con la petición que el Ayuntamiento hizo en febrero al Gobierno de Canarias para que aprobara la declaración de urgente ocupación de las viviendas afectadas por el procedimiento de expropiación, lo que hubiese permitido ocupar el suelo sin necesidad de esperar a que concluyese el proceso, Santiago Pérez indicó que el Gobierno “formalmente no ha respondido” nunca a esa solicitud. Por ello, “el Gobierno municipal ha apretado el acelerador para terminar cuanto antes el expediente expropiatorio” e iniciar la ocupación, añadió.

El responsable de Urbanismo también hizo referencia a la segunda fase del proyecto, cuyo desalojo se firmó recientemente, y apuntó que, de momento, “no hay ni un euro comprometido por las demás administraciones”; aunque el alcalde se mostró convencido de que “van a estar trabajando de la mano para las siguientes obras”. Santiago Pérez añadió que “el Gobierno municipal está estudiando, a través de Muvisa, la posibilidad de efectuar algunos reajustes en los proyectos, porque vamos a tener que encadenar la primera fase con la búsqueda de medios para financiar la segunda, no hay que descartar incluso que para la financiación de la segunda pueda recurrirse a la cooperación del capital privado, y puede ser que en la reurbanización definitiva de todo este ámbito haya que establecer algunos reajustes para contribuir a la financiación global de toda la operación de Las Chumberas”.

El alcalde Luis Yeray Gutiérrez calificó de “histórico” el anunció de la finalización del proceso de expropiación. “Once años de estas viviendas apuntaladas y por fin hoy comunicamos el fin de esta situación, en 9 meses de trabajo callado, de no hacer política de esta situación”, enfatizó. Asimismo, Rubens Ascanio valoró que “ni en la peor crisis sanitaria, social y económica del municipio, el Ayuntamiento ha dejado de pensar en Las Chumberas”.