coronavirus

Más de 36.000 familias darán las claves de la inmunidad al coronavirus

Ciudadanos de todo el país participarán en el estudio, lo que permitirá saber la cantidad de población que ha desarrollado anticuerpos
La participación en el estudio es voluntaria y los interesados deberán firmar un consentimiento informado, que será diferente para los menores. Europa Press
La participación en el estudio es voluntaria y los interesados deberán firmar un consentimiento informado, que será                                diferente para los menores. Europa Press
La participación en el estudio es voluntaria y los interesados deberán firmar un consentimiento informado, que será diferente para los menores. Europa Press

EFE / DIARIO DE AVISOS

Más de 36.000 familias participarán en el estudio de seroprevalencia, que ultiman el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III y que permitirá estimar el porcentaje de la población española que ha superado la enfermedad causada por la Covid-19 y que ha desarrollado, a su vez, anticuerpos frente al mismo. De esta forma, se busca conocer cuál es el nivel de inmunidad que presentan los ciudadanos españoles.
El estudio brindará una foto real y actual de la situación y marcará en buena medida la toma de decisiones de salud pública en todo el Estado, según trasladó ayer el Ministerio de Sanidad, dirigido por Salvador Illa.

El muestreo que se llevará a cabo en las próximas semanas proporcionará un patrón representativo a nivel provincial, autonómico y nacional, y el tamaño por provincia varía entre 900 personas en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y 6.000 personas en Madrid. Las personas seleccionadas, en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística, sumarán más de 60.000 y serán de todos los grupos de edad y localizaciones geográficas.

El diseño del Estudio Nacional Epidemiológico de la infección por SARS-CoV2 en España (ENE-COVID) analiza a todas las personas que conviven en un mismo domicilio para así facilitar la representatividad de la muestra y poder diferenciar entre las nuevas infecciones que se producen por trasmisión comunitaria y las que se puedan estar produciendo dentro de los hogares.

Las familias seleccionadas al azar participarán de forma voluntaria después de recibir una llamada telefónica en la que les informarán sobre los objetivos del estudio, en el que serán fundamentales las comunidades autónomas, ya que estas proporcionarán el personal sanitario de Atención Primaria necesario para el proyecto.

En esa llamada se les pedirá el consentimiento y se concertará una visita domiciliaria o en el centro de salud. Si acceden, los participantes deberán responder a un breve cuestionario epidemiológico sobre síntomas y posibles fuentes de infección, y se les realizarán pruebas serológicas.

La primera de ellas será un test rápido en el propio domicilio o en el ambulatorio para conocer si la persona ha estado infectada. Esta prueba solo requiere de un pinchazo en el dedo y su sensibilidad se ha estimado que es, en al menos un grupo determinado de pacientes, superior al 80%. Para asegurar la fiabilidad de los resultados, también se realizará un análisis de sangre, en el que se usarán técnicas serológicas más sofisticadas y precisas.

Además, se pondrá a disposición de los participantes una línea de atención telefónica para resolver dudas y habrá un documento de consentimiento orientado a menores.

Un estudio clave a la hora de tomar medidas de desescalada

Para la etapa de transición hacia la “nueva normalidad”, España debe cumplir las seis medidas que plantea la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre estas, se encuentra el disponer de la información necesaria sobre los posibles nuevos contagios. Esa información epidemiológica remite al hecho de que se conozca, a su vez, el grado de inmunidad de la población, que la propia OMS ya ha dicho que es más bajo del que se pensaba, según las conclusiones preliminares de los estudios que ya se han llevado a cabo en otros países.

TE PUEDE INTERESAR