santa cruz

2.000 empresas chicharreras ya pueden pedir la ayuda municipal

Los beneficiarios tienen 20 días para solicitar las subvenciones de 1.500 o 2.000 euros, dependiendo de su situación, mientras que ya 200 taxistas han solicitado las suyas
Imagen de la calle Castillo, durante el estado de alarma, en Santa Cruz de Tenerife. Sergio Méndez
Imagen de la calle Castillo, durante el estado de alarma, en Santa Cruz de Tenerife. Sergio Méndez
Imagen de la calle Castillo, durante el estado de alarma, en Santa Cruz de Tenerife. Sergio Méndez

Unas 2.200 microempresas y autónomos de Santa Cruz ya pueden solicitar las ayudas que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de la capital para inyectar liquidez al tejido empresarial. Los beneficiarios tienen un plazo de 20 días para presentar la instancia, de forma telemática, para obtener una subvención cuyas cuantías son de 1.500 euros si se ha reducido su facturación el 75%, y de 2.000 euros si se han visto obligados a cerrar. Tal y como explicó la primera teniente de alcaldesa y concejala de Promoción Económica, Matilde Zambudio, las ayudas se irán resolviendo sobre la marcha, “a medida que vayan llevando”, por lo que los beneficiarios no tendrán que esperar a que acaben los 20 días para cobrar la subvención municipal.

El plazo se abrió ayer una vez que las bases fueron publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Una publicación que ya se había realizado el pasado jueves para las ayudas dirigidas a los taxistas, que cuentan con un millón de euros. Según confirmó el edil de Servicios Públicos, José Ángel Martín, este lunes se habían presentado casi 200 solicitudes, “y nuestra intención es llegar hasta las 700 licencias que hay en el municipio”, añadió.

Por su parte, la alcaldesa, Patricia Hernández, que compareció para informar de la apertura de este plazo, defendió que Santa Cruz es el primer municipio de Canarias en poner en marcha estas ayudas al tejido empresarial de forma efectiva, afirmación esta rebatida desde el PP que recordó que Los Realejos ya ha puesto en marcha su propia convocatoria, aunque eso sí, no por la cuantía de tres millones de euros, muy superior, según Hernández, a la de otras ciudades como Valencia o Getafe. Un dinero que, confirmó la alcaldesa, se ha detraído de las concejalías de Fiestas y Cultura, mediante modificaciones

presupuestarias. “Nuestra intención es que, más adelante, estas dos áreas puedan recuperar el dinero que ahora hemos destinado a estas ayudas”, detalló Patricia Hernández. Por su parte, Matilde Zambudio, que también es responsable del área de Cultura, matizó que, la calidad de la programación de su área no se va a ver afectada ya que, “una vez se haga la liquidación del presupuesto de 2019, mediante el remanente de tesorería se repondrá ese dinero”.

La alcaldesa añadió que, en cuanto se tenga esa liquidación del presupuesto del año pasado y se conozcan las necesidades de áreas como la de Atención Social, se podrá decidir que nuevas modificaciones presupuestarias se pueden hacer, si fuera necesario. Mientra tanto, “confiamos en que cuando llegue ese momento ya contemos con el dinero que tanto el Gobierno central como el de Canarias han comprometido para los programas que el IMAS ha puesto en marcha con su dinero”. “En cualquier caso -continuó- los servicios sociales están garantizados”.

Las bases

Tal y como se publica en el BOP, el Ayuntamiento ha procedido a la modificación del Plan de Subvenciones para incluir a las nuevas ayudas. Además, en caso de que sea necesaria una ampliación del crédito, mientras exista partida presupuestaria para ello, no será necesario hacer una nueva convocatoria.

En cuanto a qué negocios tienen derecho se establece que pueden acceder a las ayudas tanto las microempresas (menos de diez trabajadores) como los autónomos cuyo volumen de negocios anual o balance general anual no supera los 2 millones de euros, y cuya actividad se haya visto afectada por el cierre de establecimientos dispuesto por el estado de alarma, o que se haya reducido su facturación entre el 14 de marzo y el 14 de abril de 2020 en al menos el 75%, en relación con la media efectuada en el trimestre natural anterior. Las bases también establecen que, en caso de no encontrarse al día en el pago de impuestos, se admitirá la instancia si se acompaña de la solicitud del aplazamiento de la deuda o de su fraccionamiento.

TE PUEDE INTERESAR