caso sebastián yatra

De Juan Luis Guerra a Yatra: mismos protagonistas y similares interrogantes

Las dudas que suscita el expediente de la contratación del colombiano, que finalmente no actuó en el Carnaval, se suman a las sospechas por el caso del dominicano, ya denunciadas en Anticorrupción
El informe sobre el concierto de Juan Luis Guerra ha puesto al descubierto graves irregularidades. DA
El informe sobre el concierto de Juan Luis Guerra ha puesto al descubierto graves irregularidades. DA
El informe sobre el concierto de Juan Luis Guerra puso al descubierto graves irregularidades. DA

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, entonces gobernado por Coalición Canaria, adjudicó a dedo un conjunto de actuaciones con vistas al Carnaval capitalino de 2018. El beneficiario fue Radio Club, entre otras cosas, porque tenía la exclusividad del cantante y compositor colombiano Sebastián Yatra, indiscutible estrella principal del elenco de artistas en cuestión. Sin embargo, Yatra finalmente no actuó, siendo relevado por el venezolano Carlos Baute, previsto para el día anterior y por un coste sensiblemente inferior. Hasta aquí, tampoco es para rasgarse las vestiduras, porque no será ni la primera vez ni la última que un artista se cae del cartel a última hora, por mucho que todo apunta que se supo de la ausencia de Yatra con cierta antelación.

Lo que realmente despierta la duda es que, a pesar del supuesto incumplimiento referido por parte de la emisora de lo estipulado en el contrato, la tramitación del expediente continuase como si nada hubiera pasado, cuando es deber de los responsables municipales fiscalizar su estricto cumplimiento. Sin embargo, el Organismo de Fiestas firmó definitivamente, al parecer, el contrato y abonó las cantidades pactadas al principio días después de que se constatase la ausencia de Yatra. Además, la tramitación gozó de una celeridad envidiable, por cuanto en un mismo día se fecharon dos resoluciones de la entonces responsable de Fiestas, Gladis de León (CC), la firma del contrato y el primero de los tres pagos acordados. A ello hay que sumarle un hecho nada baladí, como es que el secretario municipal validase el día 21, ya terminado el Carnaval, cuando lo preceptivo es que sea el primero en plasmar su rúbrica y después lo hagan la citada concejala y, por parte de Radio Club, su directora, Lourdes Santana, no cinco días después como fue en este caso.

Es obvio que las dudas que despiertan estos hechos se acrecientan al tratarse de los mismos protagonistas que en el caso de Juan Luis Guerra, denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción dadas las presuntas (y numerosas) irregularidades detectadas en el mismo.

La reactivación de la Justicia permitirá ampliar la denuncia de Unidas Podemos

El caso Juan Luis Guerra motivó una investigación interna en el Ayuntamiento capitalino que se plasmó en un informe al respecto que aportó novedades sobre el mismo. Ahora, la reanudación de la actividad judicial permitirá a Unidas Podemos ampliar su denuncia ante la Fiscalía.

TE PUEDE INTERESAR