nutrición y cocina

En qué tienes que fijarte para comprar el mejor yogur

Elegir el mejor yogur entre la gran variedad de opciones que ofrecen los supermercados es una tarea cada vez más complicada si no sabes en qué fijarte

El yogur es uno de los alimentos más versátiles que puedes guardar en tu nevera ya que puede consumirse tanto en el desayuno, como en la merienda o de postre durante el almuerzo o la cena. Aporta proteínas de calidad, grasas saludables, hidratos de carbono, vitaminas A y D y minerales como el calcio y el fósforo por lo que es también uno de los más completos nutricionalmente.

Pero elegir el mejor yogur entre la gran variedad de opciones que ofrecen los supermercados es una tarea cada vez más complicada si no sabes en qué fijarte. Por eso voy a explicarte en qué tienes que fijarte para escoger el yogur ideal en cada caso. Y siempre que puedas recuerda comprar producto de proximidad, ahora más que nunca. Yo escojo los del sello ‘Compro Canario’.

Solo dos ingredientes

Para identificar un buen yogur debes darle la vuelta y revisar la lista de ingredientes en su etiqueta. Estos deben ser leche, fermentos lácticos y poco más. Los yogures con estos ingredientes son los yogures naturales.

A veces pueden añadirle leche en polvo para lograr una mejor consistencia o nata en el caso del yogur griego, siendo también correctos estos ingredientes. Con los que tienen bífidus añadidos tampoco tendrás problemas, pero no existen estudios que demuestren que sean mucho mejores que los yogures naturales.

Los light o desnatados tampoco son mejores

Los yogures enteros son más saciantes, llevan más vitaminas en su grasa y no se puede concluir que engorden más que los light o los desnatados. Es más, si eliges opciones desnatadas debes asegurarte que al quitarle la grasa no le hayan añadido otros ingredientes para mantener el buen sabor o la textura.

Así que si eliges un yogur desnatado, en primer lugar que sea natural y en segundo lugar que sea por gusto, no por miedo a la grasa.

Elige opciones sin endulzar y sin frutas

Si los quieres con fruta mejor añádela tú. Será más fresca, probablemente de mejor calidad y la cantidad será a tu gusto. Además te asegurarás de que estás consumiendo fruta entera y no mermelada.

Si el yogur natural te resulta muy ácido porque tu paladar está acostumbrado a sabores más dulces, prueba a hacer una transición suave añadiéndole las primeras veces canela, cacao puro, plátano de Canarias, coco rallado, vainilla o dátiles.

Otras opciones recomendables

Aunque el yogur natural es apto para personas con intolerancia a la lactosa, ya que las bacterias la han descompuesto, si prefieres evitar los yogures de leche de vaca puedes probar con los de leche de cabra. Son aún más digestivos.

A parte del yogur natural en el mercado existen otros productos lácteos perfectamente válidos y saludables como el kéfir, el yogur griego, el queso fresco batido o quark y el skyr.

Estos consejos son parte del proyecto Cada Lenteja con su Pareja en el que con diariodeavisos.com y supermercados Lidl en Canarias trabajamos para mejorar los hábitos de alimentación de los canarios.