política

CC le mete un gol al PSOE en el Parlamento con el programa de mayores Ansina

Nacionalistas y PP convierten una Proposición No de Ley en una crítica durísima contra el presidente del Cabildo de Tenerife por haber prescindido de este programa, de ámbito insular

El secretario general de CC, José Miguel Barragán, durante la sesión de ayer en el Parlamento. Fran Pallero
El secretario general de CC, José Miguel Barragán, durante la sesión de ayer en el Parlamento. Fran Pallero

Coalición Canaria bosteza pero no duerme. Y no solo porque ayer continuaran los rumores de una inminente moción de censura en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, como informaba hace unos días DIARIO DE AVISOS. No porque la alcaldesa de esa ciudad, Patricia Hernández, también diputada regional, caminara cariacontecida por los pasillos. Sino porque débil como está, por primera vez fuera de gran parte del poder institucional que ostentó durante 26 años, aprovecha los deslices del rival, que ayer le regaló una oportunidad de oro con Ansina, el programa de mayores que el Cabildo de Tenerife, gobernado por PSOE y Ciudadanos -con el apoyo de Sí Podemos Canarias-, ha decidido sustituir por considerarlo un instrumento clientelar de CC para utilizar a los ancianos con fines electorales. A las tres de la tarde, cuando los jubilados y la gente con suerte se echan una cabezadita, CC y PP defendieron una Proposición no de Ley para defender Ansina, un tema de política insular tinerfeña sobre el que el Parlamento no tiene ninguna competencia.

“Nos parece gravísimo que en plena crisis, en la peor pandemia mundial, que afecta especialmete a este colectivo, el PSOE, el presidente del Cabildo, Pedro Martín, haya tomado la decisión de abandonar a miles de mayores a su suerte”, afirmó la diputada de CC, Rosa Dávila con un tono emotivo que recordaba a ratos al de Ana Oramas. Incluso lloró al recordar a uno de los impulsores del programa. “Solo desde el más ramplón de los sectarismos, solo desde la ceguera se puede hacer algo así”, afirmó al mismo tiempo que le recordó al PSOE que estuvo cogobernando en el Cabildo de Tenerife con CC.

“Es incomprensible que, teniendo el Pacto de Progreso mayoría en la mesa del Parlamento, haya llegado un tema así al pleno, que no tiene nada que ver con el ámbito regional”, afirmaba ayer un dirigente socialista tinerfeño mosqueado con que se hubiera permitido “un espectáculo contra Pedro Martín”.

Y lo cierto es que ese argumento, el de que el Parlamento no era el ámbito, fue la razón principal que utilizaron los socios del pacto para rechazar la PNL. Porque tanto la Agrupación Socialista Gomera como Nueva Canarias fueron bastante benevolentes con el programa Ansina, que recibió el Premio Canarias el año pasado y que fue fundado en 1989. El portavoz de Nueva Canarias, Luis Campos, cuyo partido votó a favor de una moción similar en Tacoronte, afirmó que “respaldaba lo que ha representado durante 30 años para los mayores”. Y consideró un error “reducirlo a un bocadillo de mortadela”, en referencia a las comilonas que se celebraban cerca del día de Canarias y que eran un desfile de cargos públicos abrazando a ancianos al más puro estilo Evita Perón, como ha criticado reiteradamente este periódico. Ni siquiera Sí Podemos Canarias entró a analizar estos dilemas ético-estéticos. Su diputada, María del Río, consideró que habría sido más adecuado sustituirlo cuando la alternativa estuviera lista. Y apoyó a los trabajadores, aunque criticó los fraudes en algunas contrataciones que DIARIO DE AVISOS también ha denunciado. Incluso Ciudadanos, que gobierna el Cabildo de Tenerife junto al PSOE, se abstuvo. Golazo por toda la escuadra de CC: cuando la diputada socialista, Lucía Tejera, salió a defender que Ansina se había quedado vetusto, abogando por un programa más integral que impulse la autonomía de los mayores, el PSOE ya había perdido su batalla cultural del día. A la espera de que demuestre, o no, que su programa para mayores mola más.

Por lo demás, todo tranquilo, con Ángel Víctor Torres y Román Rodríguez de vuelta al pleno el día después de la visita real y todo atravesado por la misma pregunta existencial: cómo vamos hacer para capear el temporal que viene.

“No haga que nos arrepintamos de haber firmado el pacto de reconstrucción”, le dijo ayer el diputado de CC Pablo Rodríguez a Torres, reprochándole que no hiciera reuniones para poner en marcha un plan concreto lleno de medidas para afrontar la crisis. “El plan ya empezó”, dijo Torres. “El 16 de marzo. Y muchas medidas ya han sido ejecutadas, como las ayudas a los autónomos, ayuda para el alquiler social, el Ingreso Canario de Emergencia… Y estas medidas, junto con otras que estamos tomando y otras que tomaremos, espero que cuenten con el apoyo de los nacionalistas”. Más dura fue Australia Navarro, del PP, que retrató el panorama dantesco del sector turístico, con un plan nacional de reactivación y unos protocolos de seguridad para la llegada de viajeros a las islas que ni siquiera convencen al propio Gobierno regional. “Los test en origen dependen de otros, no del Gobierno de Canarias”, contestó Torres. “Lo que sí va a depender de nosotros es el esfuerzo hasta el último momento para pelearlos”.

En el plano económico, Torres reconoció que “Canarias se la juega en Europa”, en referencia al plan de reactivación comunitario, que espera que se haga con criterios generosos hacia el sur. El presidente del PNC, Juan Manuel García Ramos, afirmó que es importante hacer ahora una “captación de fondos”, destancando la importancia de moverse con las Regiones Ultraperiféricas para acelerar este proceso. Ayer, el vicepresidente Rodríguez afirmó que se ha reestructurado la empresa AvalCanarias, cuyo socio principal es el Gobierno regional, impulsando una línea de préstamos por 180 millones de euros, avalados al 100%, para pymes y autónomos afectados por la crisis de la covid-19.

“Aprovecho para la saludar a la consejera de Educación, que es una vieja amiga, dijo Rodríguez cuando llegó al pleno Manuela de Armas. “Y que cada uno piense lo que quiera”, bromeó.