La Palma

El Ayuntamiento capitalino arranca la restauración del cartel de Nitrato de Chile

El mural, obra de Adolfo López-Durán Lozano, presenta suciedad en la parte superior del vidriado y deterioro sobre el acabado original

La obra fue colocada en un lugar estratégico de la ciudad para exhibirla a los visitantes. DA

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha comenzado los trabajos de restauración del emblemático mural de Nitrato de Chile ubicado al lado del edificio de Correos, al inicio de la Calle Real. Una actuación que cuenta con un presupuesto de 18.219 euros, financiado por el Cabildo palmero, y con aportación también de las arcas municipales. La obra tiene un plazo de dos meses y está siendo ejecutada por In Situ Conservación y Restauración, una empresa con una reconocida experiencia.

El mural, realizado en cerámica vidriada, está compuesto por un total de 270 unidades de azulejo, con una superficie de 10,80 metros cuadrados en total. Se trata de una pieza maestra del diseño Art Deco, creada alrededor de 1929 por el entonces joven estudiante de arquitectura Adolfo López-Durán Lozano, posteriormente formado como catedrático de Dibujo de Formas de la Escuela Superior de Arquitectura madrileña.

En el informe elaborado para conocer el estado de conservación de la famosa obra, se hace especial hincapié en la existencia de suciedad superficial sobre el vidriado, que se manifiesta en irisaciones y opacidad del brillo del acabado original. También existen pérdidas puntuales de la película del vidriado, lo que provoca la visión del sustrato cerámico de color barro anaranjado. La actuación evitará, entre otros puntos, que la humedad continúe degradando el mosaico.

El alcalde de la ciudad, Juanjo Cabrera, y la concejala de Patrimonio Histórico, Melissa Hernández, han destacado la importancia histórica del cartel de Nitrato de Chile, además de haberse convertido “en un elemento de referencia para todos los ciudadanos”. Y es que el mural, fabricado en cerámica por la fábrica de azulejos valenciana Ramón Castelló, se colocó de manera estratégica al inicio de la calle comercial más importante de Santa Cruz de La Palma, para que pudiera ser observado por todos los transportistas, comerciantes, agricultores y transeúntes que se dirigían hacia el centro de la ciudad.

La publicidad del cartel es de un producto fertilizante a base de nitrato de sodio, cuya exportación a Europa se encontraba en alza en las primeras décadas del siglo XX, hasta el punto de lograr una hegemonía monopolizadora en el sector. El mural se ha convertido en un icono para Santa Cruz de La Palma.

Así pues, el alcalde y la edil reconocen las negociaciones realizadas por el anterior Gobierno municipal para lograr la financiación de una parte importante de la obra.