el jardÍn

El juez ve motivos para que el marido de Ana Rosa Quintana se siente en el banquillo de los acusados

El instructor imputa a Juan Muñoz por delitos de extorsión y revelación de secretos cometidos para obtener información de un empresario y su abogado
Juan Muñoz, a la izquierda, a su salida de la Audiencia Nacional./ Efe

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ve motivos para que el empresario Juan Muñoz, marido de la presentadora Ana Rosa Quintana, se siente en el banquillo para ser juzgado por presuntos delitos de extorsión y descubrimiento y revelación de secretos debido a la contratación del comisario José Manuel Villarejo para espiar a un exsocio y a su abogado.

Se trata de la pieza 6 del caso Tàndem, llamada Pintor, la tercera cuya instrucción concluye. Ahora se abre un plazo para que la Fiscalía Anticorrupción y las víctimas del espionaje presenten escritos de acusación, tras cual, previsiblemente, se abrirá el juicio oral.

La pieza Pintor se inició el 27 de julio de 2017 después de que la Policía encontrara en el domicilio de Villarejo una carpeta denominada AR. El instructor considera que, además del comisario, su hijo y su socio Rafael Redondo, deben ser juzgados los hermanos Juan y Fernando Muñoz y otras nueve personas por hechos que tienen su origen en una reclamación que la Agencia Tributaria dirigió de forma solidaria contra Fernando Muñoz y su socio Mateo Martín Navarro.

Este último, asesorado por su letrado, el exjuez Javier Urquía, se declaró insolvente pese a tener, según creían los hermanos Muñoz, un cuantioso patrimonio oculto.

La declaración de insolvencia suponía que toda la reclamación, más de un millón y medio de euros, se dirigiría exclusivamente contra Fernando Muñoz. Después de que fracasaran las acciones legales intentadas frente Mateo Martín, el marido de Ana Rosa propuso contratar a Villarejo.

Puedes leer aquí la noticia completa de El Español.

TE PUEDE INTERESAR