Metropolitana

La censura de Santa Cruz se ejecutará el 13 de julio

CC y PP registran el documento que avala el cambio de Gobierno, con la firma de 14 ediles, incluida la de la ya declarada tránsfuga por su partido Evelyn Alonso, que gestionará la Sociedad de Desarrollo

Será el 13 de julio, a las 12.00 horas, en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Santa Cruz. Esa es la fecha y lugar para debatir la que será la primera moción de censura de la historia en la capital. Ayer, Coalición Canaria y Partido Popular registraron en el Ayuntamiento capitalino el documento firmado por los 14 concejales, incluida Evelyn Alonso, que ayer mismo fue expulsada de Cs, que avala el cambio de Gobierno en Santa Cruz, solo un año después de que Patricia Hernández desalojara a CC tras casi 30 años gobernando en la ciudad. Fueron José Manuel Bermúdez, candidato a la alcaldía por CC, y Guillermo Díaz Guerra, candidato del PP a primer teniente de alcalde y edil de Servicios Públicos, los encargados de formalizar la censura contra el Ejecutivo de Hernández. Ambos destacaron que los motivos para presentar esta moción están en la falta de capacidad de gestión del actual Gobierno municipal al que acusaron de tener a Santa Cruz “peor que hace un año” o de haber llevado a la ciudad a una “involución”. “Lo mejores momentos de esta ciudad han estado cogobernados por PP y CC, y, por lo tanto, la posibilidad en estos momentos de retomar, con el apoyo de Cs, ese cogobierno, era magnífica. Esperamos que se abra una etapa de cambio para la ciudad”, defendía Guillermo Díaz Guerra.

El presidente de CC en Santa Cruz agradecía su compromiso a los 14 concejales que han firmado la censura, “especialmente a Guillermo y Evelyn, porque han sido fundamentales para que salga adelante”. Bermúdez presumió de contar con los 14 concejales que sí dan estabilidad al Ayuntamiento y defendió su gestión. “En el segundo mandato se dio un progreso importante y creo que en estos momentos tan difíciles es necesario un Gobierno firme, fuerte y estable. La ciudad ha sufrido una involución”. Bermúdez insistió en que no tiene ningún miedo a los anuncios del PSOE sobre los expedientes que se van a llevar a Fiscalía. “Las cosas siempre se pueden hacer mejor, pero no vamos a tener miedo a las amenazas del PSOE”, expuso.

Reparto de áreas

Díaz Guerra ofreció el detalle del reparto de áreas en lo que a su partido concierne. Así, Alicia Cebrían gestionaría el departamento de Deportes; Carlos Tarife volvería a Urbanismo, y él se haría cargó de la Concejalía de Bienestar, Servicios Públicos y Sanidad, además de dos distritos que gestionará el PP, concretamente Centro-Ifara y Salud-La Salle.

Bermúdez detalló que Evelyn Alonso se hará cargo del área de Seguridad, Políticas de Medio Ambiente, Tráfico y Movilidad, junto con el área de Promoción Económica y Sociedad de Desarrollo. El edil no detalló el nombre de los concejales que se harán cargo del resto de áreas que gestionará CC.

“La trama de una moción de censura”

La primera respuesta al registro de la moción de censura la dio el concejal de Servicios Públicos y portavoz del PSOE, José Ángel Martín, quien la calificó de “trama”, llamando la atención sobre el momento en el que se fraguó, “en pleno confinamiento”. “Mientras muchas personas estaban en sus casas, otras en los hospitales, y muchos trabajadores públicos daban la cara, en la situación más compleja que hemos vivido nunca, otros han reconocido que se sentaban en reuniones para tramar una moción de censura contra el gobierno municipal”, declaraba Martín. “Sentimos una profunda tristeza -continuó- sobre todo porque cuando ellos estaban en esos lodos de la moción, otros estábamos dando la cara por los ciudadanos”.

El portavoz socialista defendió que los partidos censurantes siguen sin dar una sola justificación, ni una razón para presentar la moción. “Las razones son inconfesables, ya sea porque lo que quieren es el poder por el poder, o las prisas porque no sigan saliendo expedientes camino a la Fiscalía”.

Martín puso en duda la credibilidad de los actores de esta moción, que “el viernes llegaban al Pleno diciendo que no era el momento de censuras y cuatro horas después la estaban firmando en una notaría”. “Alguien como Alonso que calificaba la gestión de CC como la peor del mundo y los acusaba de paralización es la misma que ha firmado esta moción, así que su credibilidad está bajo mínimos, cuando no mintiendo directamente a los ciudadanos sobre lo que sucedía en la alcantarilla donde se fraguó esta moción”, añadió el edil.

En cuanto a las amenazas que Alonso dice haber recibido, Martín las tildó de “insostenibles”. “Ella dice que le dijeron que la alcaldesa dijo. Puede que en el patio del colegio sirviera esto como argumento, pero aquí no ha aportado nada que yo pueda entender como una amenaza, salvo lo que uno de los actores de esta moción dice, y cuya credibilidad está por los suelos”, afirmó Martín. “Ni el PSOE ni la alcaldesa van a amenazando a nadie, ella (Patricia Hernández) es responsable de lo que diga directamente”, añadió.

Por último, Martín, aunque reconoció que será muy difícil, expresó que seguirán trabajando para revertir esta situación, y, en cualquier caso, luchando por Santa Cruz hasta el último momento.

“Una actitud lamentable”

Tras Martín fue el turno para la primera teniente de alcaldesa, Matilde Zambudio, sobre la que Evelyn Alonso ha cargado las tintas en sus primeras declaraciones haciéndola responsable en gran medida de la decisión que ha tomado. Zambudio incidió en los tiempos de la moción. “En pleno confinamiento, en una situación terrible, se ha materializado una moción que se venía fraguando desde el 17 de abril, como ellos han admitido”.

Explicó que Evelyn Alonso se ha saltado las directrices de Cs, a pesar de que las había acatado inicialmente. “En las reuniones mantenidas con la dirección general de Cs se especificó siempre la inviabilidad que le veían a la moción de censura, porque redunda en un perjuicio a los vecinos de Santa Cruz… Evelyn dijo que era una mujer de partido, y que el voto y las instrucción eran sagradas. Esto se lo reiteré cuando accedió al Pleno”, explicó la también edil de Cultura. Según ella, “entendimos que había asumido las directrices del partido, y que compartía la opinión”.

Además, calificó de “lamentable” el cambio de opinión de Alonso, adjetivo que también usó para referirse a las acusaciones en lo que respecta a su trato con ella. “Me parece lamentable que el cambio de gobernabilidad se haga en base a si se lleva mal o bien con cualquier persona. Es un argumento peregrino y la deja en muy mal lugar”.

Dijo desconocer los motivos por los que Alonso apoya esta censura, “pero es evidente que se ha acelerado cuando salen los casos que vemos desde que tomamos posesión y muchísimos más que van a salir. No veo ningún motivo excepto para que esto se paralice”, añadió.

En cuanto al apoyo del PP, lo calificó de “irresponsabilidad absoluta”, pues “no es momento de hablar en clave de moción”, arguyó.

Respecto a las injerencias que Alonso dice que se produjeron en el área que gestionaba Lazcano, Zambudio las negó y solo admitió que “me opuse a un contrato para gestionar los servicios de los DUSI que me parecía en su cuantía no ajustado a lo que se ofrecía, y mi negativa fue tajante, por el perjuicio que podría suponer para los vecinos de Santa Cruz”.