Sociedad

Los misterios canarios, como reclamo nacional para el turismo

La revista ‘Año Cero’, del Grupo Planeta, organiza el primer viaje en España con los enigmas del Archipiélago como incentivo exclusivo; las Islas reúnen numerosos atractivos

Turistas paseando, antes de la pandemia, en Los Cristianos (Arona). Sergio Méndez
Turistas paseando, antes de la pandemia, en Los Cristianos (Arona). Sergio Méndez

Que Canarias es un territorio genuino del misterio es algo que nadie duda ni dentro ni fuera de España, como tampoco nadie cuestiona el tirón que en los últimos años están teniendo en el mercado interno las rutas temáticas y las experiencias que tienen a las leyendas y lugares enigmáticos como protagonistas.

De ello da cuenta, y a ello ha contribuido, el libro Guía Mágica de Canarias, un clásico y referente publicado por el Grupo Planeta, que ahora inspira una experiencia piloto de turismo de misterio de ámbito nacional con nuestro archipiélago como protagonista.

En estos tiempos marcados por la Covid-19 y sus secuelas sobre el sector turístico, toda iniciativa que apoye al motor económico de las Islas debe ser bienvenida, y esta es sin duda arriesgada. Está impulsada por la revista Año Cero, de Prisma Publicaciones, integrada en el grupo Planeta, y estará timoneada por el veterano periodista y escritor Josep Guijarro, con el propio González y su equipo de colaboradores como anfitriones y guías de lujo del primer grupo que del 2 al 10 de agosto dará el pistoletazo de salida a esta otra forma de conocer Canarias.

Guijarro, quien acumula una dilatada experiencia en un sector en el que, además de timonear numerosas rutas por todo el mundo, ha dirigido también revistas e influyentes blogs especializados, explica a DIARIO DE AVISOS que este tipo de viajes de misterio surgieron como un complemento para “los lectores de las revistas Año Cero y Enigmas.”

Empezamos en 2016 con salidas de fin de semana que mostraran destinos peninsulares “especiales”, ya fuera por su historia, por sus mitos y leyendas. La acogida fue tan buena que, al año siguiente, realizamos una programación de viajes nacionales e internacionales que dura hasta la fecha.”

El turismo del misterio encaja perfectamente en un modelo innovador, sostenible, culto y respetuoso con el medio, aquello que hace unas décadas era etiquetado de forma bastante ambigua como turismo alternativo.

“No son turistas convencionales, explica Guijarro. No buscan una pulsera de todo incluido y un destino de sol y playa. Obedecen, más bien, a un perfil de viajero que busca sentir la experiencia de sus guías temáticos en los escenarios que, si bien pueden ser destinos turísticos, se detienen en monumentos con claves simbólicas, con energía especial, con historia, con un valor añadido, en suma. Además, los viajeros que vienen con nosotros terminan creando lazos de amistad entre ellos mismos, pues, se dan cuenta, que sus afinidades temáticas no son tan raras como aparentemente creían”.

A la pregunta sobre si el misterio puede ser un atractivo que contribuya a la tan necesaria recuperación del sector turístico, el periodista catalán responde con rotundidad. “Naturalmente. Países como Escocia, Irlanda, México o Rumanía, por poner cuatro ejemplos, ya han implementado rutas ad hoc para viajeros especializados. Rutas con misterio, historias y leyendas mágicas.”

En este sentido, el Archipiélago tiene mucho que ofrecer. Reúne todas las características de un destino especial, con fabulosas historias, paisajes energéticos y establecimientos hoteleros adecuados a todos los precios. Sinceramente, si el Cabildo apoyara más este tipo de iniciativas, muchos peninsulares se atreverían a descubrir los encantos de unas islas mágicas y desconocidas para la gran mayoría”.