educación

Santa Cruz vuelca sus esfuerzos en paliar la brecha digital y social entre los escolares del municipio

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife quiere combatir las desigualdades educativas y anima a los centros, familias y alumnado a participar en un cuestionario confidencial online para diagnosticarlas y poder planificar acciones que impidan que ningún menor se quede atrás
Santa Cruz vuelca sus esfuerzos en paliar la brecha digital y social entre los escolares del municipio
Santa Cruz vuelca sus esfuerzos en paliar la brecha digital y social entre los escolares del municipio
Santa Cruz vuelca sus esfuerzos en paliar la brecha digital y social entre los escolares del municipio

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife está volcando sus esfuerzos en combatir las desigualdades educativas que quedaron evidenciadas durante el cierre de los centros escolares a causa de la emergencia sanitaria y, a través de la concejalía de Educación y consultado el Consejo Escolar Municipal, ha encargado al Centro de Estudios de Desigualdad Social y Gobernanza (CEDESOG) de la Universidad de La Laguna (ULL) una investigación sobre la situación producida entre los menores del municipio en el proceso de la enseñanza a distancia en el hogar por la crisis de la COVID-19.

Tal y como ha explicado la concejala de Educación, Elena Mateo, “nuestra prioridad es que ningún menor se quede atrás” e indicó que el Consistorio pone en marcha esta actuación para “detectar y determinar el problema” con el objetivo de que “todos los niños y las niñas tengan las mismas oportunidades”, para lo que es necesario “romper con la brecha digital y social que puede impedir un igual acceso a la educación”. La concejala, admitiendo que la Corporación local no dispone de competencias en materia educativa, insistió en que “vamos a hacer lo que esté en nuestra mano y más para que ningún niño o niña quede descolgado de la enseñanza por la falta de recursos en la familia o por sus dificultades para acceder a la tecnología”.

Así, para que el estudio encargado a la Universidad cumpla con la “calidad científica”, como señaló la edila, el Ayuntamiento de Santa Cruz quiere contar “con la mayor colaboración posible de la comunidad educativa, directores, profesorado, familias y estudiantes”, a quienes anima a participar en unos cuestionarios online “estrictamente confidenciales” que permitirán determinar “las desigualdades educativas existentes, así como las principales necesidades y oportunidades”, con la finalidad de “poder planificar las acciones que se puedan implementar para mitigar los impactos negativos del cierre escolar sobre el alumnado”.

El Consistorio ya ha iniciado la primera fase del “Estudio Desigualdades Educativas en el Proceso de Enseñanza a Distancia durante el cierre escolar: Diagnóstico de necesidades y oportunidades en Santa Cruz de Tenerife”, que prevé un plazo hasta el día 30 de junio para que la comunidad educativa participe en breves cuestionarios diseñados a medida, para recabar información de las características del proceso de aprendizaje a distancia del alumnado, del contexto familiar y de la capacidad del profesorado y los centros educativos para implementar la enseñanza telemática.

La información recogida mediante estos cuestionarios sólo será utilizada por los miembros del equipo investigador responsable del estudio. Así, los directores/as de los CEIP, CEO e IES podrán responder a las preguntas ya disponibles en la siguiente dirección: https://desigualdad.limequery.com/676966?lang=es y para el profesorado de los CEIP, CEO e IES se ha habilitado https://desigualdad.limequery.com/464998?lang=es. Por su parte, las familias de estudiantes de Primaria pueden encontrar su formulario en https://desigualdad.limequery.com/764171?lang=es y el alumnado de Secundaria y Niveles de la ESO, FP Básica y Bachillerato, en https://desigualdad.limequery.com/547731?lang=es.

Una vez se cierre el plazo de aplicación de cuestionarios, se pasaría a la segunda fase del proyecto: procesamiento de información y elaboración de informes. En concreto, tal y como detalló Mateo, “se elaborará un Informe individual para cada uno de los Centros Educativos Públicos que participe y un Informe detallado para el Ayuntamiento de Santa Cruz”, con el objetivo de identificar y caracterizar la brecha digital, así como “diseñar políticas que mejoren la igualdad de oportunidades, no sólo en esta crisis sino en otras que vendrán en el futuro”.

IDENTIFICAR BRECHA DIGITAL

En concreto, los cuestionarios puestos a disposición de la comunidad educativa se destinan a identificar y caracterizar cuatro puntos distintos. Por un lado, la brecha digital del alumnado y las familias, planteando el acceso al equipo informático, Internet y espacio físico para el estudio, así como el uso y conocimiento de los recursos tecnológicos y aplicaciones (alumnado y familias).

Por otro lado, se quiere determinar la brecha familiar para acompañar y ayudar a los chicos y chicas en el proceso de aprendizaje en el hogar, conociendo las limitaciones de tiempo, así como de conocimiento y habilidades, además del propio interés o motivación de las familias.

Asimismo, se indaga en la brecha digital del profesorado, estableciendo el acceso al equipo informático, Internet, recursos educativos y espacio físico para impartir la docencia telemática; así como el uso y conocimiento de recursos tecnológicos y educativos para impartir docencia telemática.

Finalmente, se examina la brecha territorial y entre centros educativos relacionada con el acceso a Internet y recursos informáticos y la capacidad de los centros educativos para implantar contenidos y soportes on-line (acceso a recursos tecnológicos educativos, conocimientos, etc.).

TE PUEDE INTERESAR