nutrición y cocina

Cuatro picoteos que sí puedes llevar a la playa

Sí que puedes picar cada vez que quieras a la playa, pero solo sí lo haces de forma inteligente

“María, cuando voy a la playa solo me apetece picotear”. “El sol, el agua y estar relajado en la piscina me dan un hambre…”. “Veo a la gente comiendo papas fritas y me desconsuelo total”. Son algunas de las frases que más me repiten mis clientes durante el verano y siempre les respondo lo mismo: no tienes problema, llévate tus snacks o tentempiés, pero sé inteligente. Elige alimentos nutritivos y refrescantes, pero sobre todo que sean cómodos de llevar y sabrosos.

Cambia las bolsas de papas fritas o de alimentos procesados y echa en tu bolso de playa además del protector solar uno de estos snacks saludables que te propongo.

Fruta fresca cortada, en tupper o en brochetas

Lava, pela y corta la fruta en cuadrados de un tamaño que te quepa en un solo bocado para que sean más cómodos de comer. Guárdalos en un tupper. La fruta quita el hambre, hidrata y refresca gracias a su alta composición en agua.

Si quieres darle un toque más sofisticado y vistoso a tu tentempié prepara brochetas variadas con los trozos de fruta. Y si además prefieres contundencia, alterna trocito de fruta con taquito de queso. Es mi favorito.

Piezas de fruta completa

Tienen el recipiente y el envoltorio más naturales y ecológicos, la piel. Lávala y sécala bien y no te preocupes de nada más, solo de disfrutarla en una tumbona.

Si prefieres el líquido al sólido prueba con los gazpachos o con los jugos de frutas. Los gazpachos te aportan además los minerales y vitaminas de las verduras y tienen poquísimas calorías. Para mi son ideales.

Frutos secos, semillas y frutas desecadas

Son cómodos de llevar y comer en cualquier lugar. Siempre naturales o tostados, ni fritos ni garrapiñados. Tienen muchas proteínas y grasas saludables por lo que son muy nutritivos y quitan el hambre rápido.

Las típicas frutas desecadas que puedes encontrar son las chips de coco, de mango o de manzana. Puedes comprarlos ya preparados o hacerlos tú mismo en casa si tienes una deshidratadora. En los supermercado Lidl aquí en Canarias, que es donde yo los compro tienen variedad. Comprueba que en la etiqueta que no añadan azúcar.

Hummus y guacamoles

Si eres de dipear el hummus te va a encantar. En lugar de untarlo en tostadas o con pan pita o tortitas tómalo con palitos o bastoncillos de verduras como zanahoria, calabacín, pepino o pimiento. Es ligero, muy saciante y nutritivo.

Puedes llevarte un hummus tradicional, el de garbanzo o probar uno de lentejas, o de aguacate, o de remolacha o el baba ganoush de berenjena. En Lidl yo he encontrado también escalibada de verduras que es parecido.

El guacamole también es muy buena opción pero tendrás que echarle bastante limón para evitar que se te ponga negro. Y aunque el guacamole es de mis preferidos, el hummus de aguacate es mejor opción porque conserva mejor sabor y aspecto.

Estos consejos son parte del proyecto ‘Cada Lenteja con su Pareja’ en el que con diariodeavisos.com y supermercados Lidl en Canarias trabajamos para mejorar los hábitos de alimentación de los canarios.