Arico

Los fondos marinos de Arico viajan por el mundo

El documental ‘Mi vieja amiga’, de los hermanos Antonio Miguel y Casiano Pérez Díaz, optará al mejor vídeo submarino del concurso internacional ‘fondovideosub.es’

Distintas capturas del documental de los dos buceadores tinerfeños. DA

“Hoy he regresado, por fin he vuelto a encontrarme con mi vieja amiga del alma”. Así comienza el vídeo submarino grabado por dos tinerfeños, los hermanos Antonio Miguel y Casiano Pérez Díaz, en las costas del sur de la Isla y que ha sido seleccionado entre los 32 finalistas del campeonato internacional promovido por la plataforma fondovideosub.es al que concurrieron 324 proyecciones de todo el mundo.

A lo largo de 4 minutos y 16 segundos los autores reflejan cómo ha rebrotado con fuerza la vida en los fondos marinos de Tenerife después de tres meses de confinamiento en el que la naturaleza campó a sus anchas sin ninguna presión humana.

En la cinta se entremezclan imágenes grabadas, antes y después de las restricciones decretadas el 14 de marzo por la pandemia de coronavirus, a lo largo de una veintena de inmersiones, tanto diurnas como nocturnas.

En ellas se aprecia la riqueza de la fauna y la flora de las costas del Porís de Abona y Abades, en el municipio de Arico. Rodeados de silencio y con la única luz de sus focos, los buceadores han logrado un completo trabajo lleno de vida, color y sincronizados movimientos de numerosas especies, desde bancos de peces a tortugas, pulpos y morenas, que en algunos de los casos parecen hasta posar para las cámaras.

fondos marinos arico 2 fondos marinos arico 3 fondos marinos arico 1
<
>
Distintas capturas del documental de los dos buceadores tinerfeños. DA

Tanto Antonio Miguel como Casiano, que realizan una media de 80 inmersiones al año, manifestaron a este periódico que Mi vieja amiga, con guion, edición y realización de Antonio Perera y la locución de Guillén Castellano, pretende ser “un reconocimiento a los buenos momentos que vivimos bajo el mar y un sentimiento de nostalgia después de más de tres meses sin poder realizar ninguna inmersión”.

Ambos reconocen “ansiedad” por volver a sumergirse y que, tras la cuarentena, han vuelto a ver especies que prácticamente habían desaparecido en los últimos años. Destacan, por ejemplo, el sebadal “único” del Porís de Abona, que definen como la “escuelita del mar” por el diminuto tamaño de sus peces. Pero también han descubierto la cara menos amable que nos ha dejado la pandemia de coronavirus, la de algunos restos de mascarillas, guantes y plásticos, lo que definen como “la nueva suciedad”.

Antonio Miguel y Casiano Pérez Díaz ya han conseguido superar la primera gran criba de filmaciones y meterse entre los 32 mejores documentales, lo cual garantiza una mayor promoción de los fondos marinos del sur de Tenerife.

Del total de participantes clasificados, se seleccionarán 15 finalistas, para lo que se tendrá en cuenta la votación online y el número de veces que se han compartido los trabajos en redes sociales entre el 6 y el 31 de julio. Entre esos finalistas, un jurado profesional seleccionará los vídeos ganadores. Hasta final de mes se puede votar por Mi vieja amiga en www.fotovideosub.es