Entrevista a Matilde Zambudio

Matilde Zambudio: “Estábamos convencidos de que el PP era un partido responsable”

A Matilde Zambudio no le duelen prendas en reconocer que el cambio que se produjo hace dos semanas, se inició hace mucho tiempo, cuando Cs eligió las listas municipales

Matilde Zambudio. Sergio Mendez (2)

Han pasado ya dos semanas desde que la moción de censura en el Ayuntamiento de Santa Cruz saliera adelante. Ciudadanos fue el punto de inflexión que permitió el cambio en la alcaldía hace un año, y lo volvió a ser, al romperse en dos, con una concejala como no adscrita, la primera de la historia del Ayuntamiento de Santa Cruz, apoyando la censura y otra al equipo de Gobierno. Esta es Matilde Zambudio, a quien no le duelen prendas en reconocer que el cambio que se produjo hace dos semanas, se inició hace mucho tiempo, cuando Cs eligió las listas municipales. “Nos equivocamos, me equivoqué, al elegir a una persona como Juan Ramón Lazcano, sin perfil político ni con vocación de servicio”. Cuando se le pregunta que más falló, añade que “el PP”. “Estábamos convencidos de que era un partido responsable”.

-Antes de que la censura saliera adelante usted mostraba algo de confianza en que no se diera. ¿Qué falló?
“Nosotros estábamos convencido de que el Partido Popular era un partido responsable. Era la principal confianza que teníamos por cuanto se daban las circunstancias que ellos exigían para que la censura no se diera. Votaron junto a una concejala no adscrita, declarada tránsfuga previa a esa votación, y, en segundo lugar, entendíamos que habían interiorizado que no era el momento para generar inestabilidad en Santa Cruz. Todo unido a los casos que estaban saliendo de presuntas irregularidades desde que tomamos posesión, hacía que estuviéramos convencidos de que la situación reunía todos los requisitos para que el PP no se prestara a ella”.

-¿Le sorprendió que Díaz Guerra dijera que no había pruebas de irregularidades?
“Tendría que haber especificado entonces que cambiaría de opinión o tomaría una decisión cuando hubiera una resolución judicial firme, porque los servicios jurídicos municipales, tanto en el caso de Yatra como en el de Emmasa, ya han dicho que deben remitirse a Fiscalía por los posibles ilícitos penales en los que se podría incurrir. También está la gravedad de los resultados que arroja la auditoría en el caso de la Sociedad de Desarrollo. Son pruebas fehacientes para determinar que se daba ese requisito, así que el señor Díaz Guerra tendría que haber especificado más a lo que se refería porque claro, clarisísimo, están todos los casos citados”.

Matilde Zambudio. Sergio Mendez (2)

-¿Qué error cree que se cometió desde Cs para perder la Alcaldía?
“El error viene con carácter previo a todo esto, en la elaboración de las listas. Ahí nos equivocamos, bueno, me equivoqué, con la elección de Juan Ramón Lazcano, un señor sin ningún tipo de perfil político, y sin vocación de servicio público. Una persona que hubiera tenido esos requisitos no habría mandado una carta de renuncia, como el que manda una postal, desde Santander y en plena pandemia. A partir de ahí, cuando no reúnes ese requisito es muy difícil sacar adelante un proyecto común”.

-¿Cree que la situación con Evelyn Alonso era reconducible?
“Sí. A ella se le ofreció un puesto de personal de confianza, que aceptó de buen grado, incluso hay mensajes en los que pregunta si ya lo habíamos hablado con Patricia Hernández y si había algún problema. Así que sí, la situación se podía reconducir”.

-La polémica de los escoltas de Alonso la ha salpicado a usted, al afirmarse que también la disfrutó durante su estancia en la Alcaldía…
“Eso es rotundamente falso. No tuve escolta. Se me hizo un estudio tras la toma de posesión del 15 de junio, no antes, por si era necesario tener escolta o no, es un estudio por si los mensajes en redes se llevan a cabo o no. Siempre dije que no tenía problemas de seguridad porque siempre me he sentido segura en Santa Cruz. Ese estudio concluyó que no era necesario. En este caso, la discusión va más allá de si se necesita o no protección. Aquí el problema es que en este caso esa decisión se adopta con carácter previo y a espaldas de la alcaldesa y se saltan todo el protocolo y cuadro de mandos, eso es muy grave”.

-Usted anunció que iría a la Fiscalía con los resultados de la auditoría de la Sociedad de Desarrollo, ¿lo hará?
“Antes de la censura, remití al secretario del Pleno una consulta para saber si, antes de acudir a la Fiscalía, teníamos que pasar por el consejo de administración de la Sociedad de Desarrollo, que es lo que yo creía que había que hacerse. Ahora, como ya no soy consejera delegada de la Sociedad de Desarrollo, no tengo que ir por esa vía y tengo libertad para acudir ya a la Fiscalía. Tengo que ir a hacer una comparecencia en el juzgado y estoy pendiente de que me avisen”.

-Hay gente que afirma que no se va a quedar los tres años, ¿cuál va a ser la postura de Matilde Zambudio y de Cs en la oposición?
“Nunca dejo un proyecto a medias. Me es igual la bancada en la que me corresponda estar; voy a seguir trabando por los vecinos de Santa Cruz, y voy a completar los tres años, con un actitud de política útil, que es lo que defiende Cs, y lo haré en el sitio que me toque estar, para mejorar la calidad de vida de los vecinos. En cuanto a nuestra postura, estaremos muy vigilantes, porque nosotros no partimos de cero, no es una oposición a ciegas como ha podido pasar en otro mandatos”.

-En cuanto a su partido, aceptar que había incumplido sus órdenes sorprendió a todo el mundo. ¿Qué pasó?
“Ese escrito lo vi como una mera formalidad. Se trataba de dejar constancia de que no existía ningún tipo de contienda entre el partido y yo. No tenía que ir a ningún sitio, de hecho, Carlos Cuadrado (vicesecretario general de Cs) ha reconocido públicamente que las órdenes de hace un año no fueron claras y que las de ahora sí, y tengo un auto con las cautelares que así lo confirma. Es un acuerdo extrajudicial, un documento tipo que el abogado de Cs ya tenía por los acuerdos a los que se había llegado con otros concejales de Cs. La finalidad no era otra que dejar claro que no había ningún conflicto con el partido”.

-¿Cómo valora los primeros días de este nuevo gobierno?
“La impresión es que volvemos a la vieja política. Lo que se ha visto son ceses indiscriminados de personas válidas, tergiversar los asuntos y no asumir las decisiones que se adoptan como la de asignar escolta a la señora Alonso. Y ocurrencias como la de este viernes de adelantar el Pleno porque CC y PP tenían prisa por irse de vacaciones. En síntesis, más de los mismo”.