sociedad

Se perseguirán y sancionarán las fiestas privadas en Canarias por el riesgo de contagio del virus

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, hace un llamamiento a la ciudadanía para que no acuda a estos encuentros y los denuncie
El ocio nocturno ha tenido que adaptarse a la nueva realidad que ha llegado tras la pandemia del coronavirus. DA
El ocio nocturno ha tenido que adaptarse a la nueva realidad que ha llegado tras la pandemia del coronavirus. DA
El ocio nocturno ha tenido que adaptarse a la nueva realidad que ha llegado tras la pandemia del coronavirus. DA

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias alertó del grave riesgo de contagio que se contrae al asistir a las fiestas privadas y afirmó que “perseguirá y sancionará duramente” estos encuentros, pues son “un auténtico foco de transmisión del virus y ponen en riesgo la salud de todos”. Las imágenes de varias fiestas donde los jóvenes disfrutaban sin guardar las medidas de seguridad, como el uso de la mascarilla, el distanciamiento social o permanecer sentados, obligará a perseguir estos comportamientos. El propio presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, admitió ayer estar “muy descontento” y que “no le gusta” lo que ha visto, ante la ausencia de la mascarilla obligatoria cuando no se guardan los 1,5 metros de distancia.

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, se reunió ayer con representantes de la Asociación de Ocio Nocturno de Canarias con el objetivo de analizar y estudiar la situación de las medidas específicas por la Covid-19 ante la nueva realidad y remarcó el cumplimiento por parte de “los empresarios de este sector para Canarias, que están colaborando con el Gobierno para que el ocio sea compatible con la salud”.

Los empresarios del ocio nocturno “están cumpliendo con las medidas marcadas” por el Gobierno de Canarias. Sin embargo, el ocio no reglado “es el que realmente nos preocupa, porque es donde se están dando las mayores prácticas de riesgo actualmente”. En este sentido, anunció un mayor control por parte de Canarias para “perseguir y sancionar duramente” este tipo de fiestas privadas, que son “un auténtico foco de transmisión del virus y que ponen en riesgo la salud de todos”.

Asimismo, el consejero de Sanidad hizo un llamamiento a la ciudadanía a que “no acuda a ese tipo de encuentros y a que denuncien” aquellos que puedan resultar sospechosos.

el OCIO, CONTRA las fiestas ilegales

Por otro lado, la Asociación de Ocio Nocturno de Canarias denunció la proliferación de fiestas ilegales, un preocupante foco de contagio de la Covid-19, y defendió un “ocio responsable que genere unas condiciones sanitarias seguras para el público y trabajadores del sector”.

Representantes de esta asociación transmitieron su visión positiva de las medidas adoptadas por el gremio para la reapertura de los negocios. Estas medidas muestran la intención de diálogo con el Gobierno de Canarias para desarrollar un “ocio responsable que genere unas condiciones sanitarias seguras”.

En cuanto a la proliferación de fiestas ilegales, los empresarios del ocio nocturno denunciaron que “son un preocupante foco de posibles contagios, ya que se alejan de la profesionalidad de las acciones del gremio y se realizan fuera de un marco legal”. Tras mostrar diferentes vídeos y carteles de las fiestas que se vienen desarrollando en todas las Islas sin cumplir la más mínima de las medidas de obligado cumplimiento, afirmaron que “nos alineamos y colaboramos con el Gobierno y las fuerzas de orden público para detener y erradicar estas prácticas, que ponen en peligro a la población y no pertenecen al sector del ocio nocturno”, subrayaron.

Normativa sanitaria

Hay que recordar que el acuerdo publicado el pasado 4 de julio en el Boletín Oficial de Canarias por el que se actualizan determinadas medidas de prevención para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, fija que las discotecas y demás establecimientos de ocio nocturno podrán abrir al público exclusivamente para consumo sentado de pie y siempre en reservados nominativos. El aforo en terrazas al aire libre será del 100% y discotecas y ocio nocturno en el interior del 70%, con un límite máximo de 300 personas para lugares cerrados y de 1.000 para actividades al aire libre, siempre manteniendo la distancia interpersonal o, en su defecto, el uso de mascarilla.
El acceso se realizará mediante entradas nominativas en reservados de grupos de hasta ocho personas de su entorno social o familiar, sentados o de pie, y el consumo será directamente servido en cada reservado. En locales con pista de baile, este espacio será ocupado con mesas o reservados, quedando prohibido dedicar dicho espacio a su uso habitual.

La norma, además, establece que será el personal de seguridad quien velará por que se respete la distancia interpersonal y evitará la formación de grupos numerosos y aglomeraciones, prestando especial atención a las zonas de acceso e inmediaciones, así como cualquier otra donde no se respete la distancia interpersonal. Asimismo, los locales dispondrán de ventilación natural frecuente o, en caso de usar aire acondicionado, se garantizará una renovación suficiente del aire, captando el aire exterior en un lugar apropiado.

Las imágenes de varias reuniones y fiestas han causado una gran indignación en la sociedad, sobre todo porque los jóvenes disfrutaban y bailaban sin guardar las medidas de prevención frente al coronavirus, y sin personal de seguridad para evitar grupos numerosos, ni exigir el correcto uso de mascarilla.

TE PUEDE INTERESAR