santa cruz

Zambudio: “Lazcano propuso un contrato con una consultora por 10 millones”

Matilde Zambudio, interpelada sobre las críticas vertidas por el exconcejal al dimitir, afirma que, en todo caso, las injerencias fueron a la inversa
MATILDE ZAMBUDIO
MATILDE ZAMBUDIO
Matilde Zambudio. Fran Pallero

Los ánimos en el Ayuntamiento de Santa Cruz están como están, con un nivel de tensión que podría cortarse con un cuchillo. Ayer, la solicitud de comparecencia del PP para que la portavoz de Cs, Matilde Zambudio, informara sobre la denuncia de injerencias que el dimitido Juan Ramón Lazcano hizo al marcharse, provocó un “desagradable” encuentro entre el edil Carlos Tarife y la primera teniente de alcaldesa. El concejal del PP fue especialmente beligerante ante la respuesta de Zambudio a su pregunta, al señalar esta que “a mí también me gustaría saber cuáles son esas injerencias, así que esperaré a que me dé más detalles”. Tarife, que acusó a la edil de Cs de ser la culpable de la ruptura del grupo de Gobierno, le espetó en un momento del debate que “yo no formaría nunca nada con usted en ningún gobierno; haría un ‘Evelyn Alonso’ si me obligaran”.

Zambudio, que tildó de “desagradable” la actitud mostrada por Tarife hacia ella, apuntó en su siguiente intervención que desconocía las injerencias de las que hablaba Lazcano y que, en todo caso, se habrían producido a la inversa. Según relató, “el señor Lazcano propuso un contrato con una consultora, por 10 millones de euros, para que se encargara del desarrollo de los DUSI. Esa propuesta la hizo al área de Promoción Económica que yo dirijo y que rechacé, porque el equipo de la Concejalía ya estaba realizando ese trabajo, con las líneas estratégicas ya aprobadas por el Estado. Así que no había motivo para aceptar esa propuesta y se rechazó”.

La segunda de las comparecencias de Matilde Zambudio fue para dar explicaciones sobre el cese del jefe de planeamiento de la Gerencia de Urbanismo, solicitada por CC. Más allá de los detalles que la motivaron, todos los grupos coincidieron en señalar que la Comisión de Control no era el espacio para debatir sobre este tipo de asuntos, por cuanto afecta a un funcionario que no tiene por qué estar expuesto en la misma medida que los políticos presentes.

Tanto en la primera intervención de Zambudio como en la segunda, los mensajes de la oposición sobre la falta de rigor de la auditoría encargada para fiscalizar los contratos de la Sociedad de Desarrollo, se cruzaban con el motivo de sus comparecencias. La concejala defendió la legalidad, tanto del contrato realizado, como de la honorabilidad del firmante de la misma, así como los resultados. Además, zanjó su intervención invitando a ir al juzgado a quienes crean que ha cometido alguna irregularidad.

El tenso tono que se mantuvo en la Comisión de Control había llegado a su punto máximo en la jornada del miércoles, cuando, según denunció Tarife en las redes sociales, sufrió un enfrentamiento con el edil socialista Florentino Guzmán, en el que, según sus palabras, “me sentí intimidado físicamente por primera vez en mi vida en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y nada más y nada menos que por quien lleva Seguridad Ciudadana”. En relación con este incidente, como con el resto de acusaciones que se han vertido estos días, hoy la Junta Municipal de Portavoces, a propuesta de CC, se reúne para pedir a todos los grupos que, ante el debate de la censura del lunes, se rebaje esa tensión.

TE PUEDE INTERESAR