Educación

ANPE Canarias exige que se añadan sus propuestas a los planes de contingencia

Desde ANPE Canarias recuerdan que al profesorado especialmente sensible debe adaptársele el puesto de trabajo

Aula de instituto. DA
Aula de instituto. DA

El sindicato ANPE Canarias ha exigido este miércoles que la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes incorpore sus reivindicaciones en materia de prevención de riesgos laborales a los planes de contingencia para afrontar la pandemia sanitaria en los centros educativos.

En un comunicado de prensa, el sindicato recuerda que la Administración se comprometió el pasado 13 de agosto a hacer llegar estos documentos a los representantes del profesorado para que hicieran propuestas, algo que previsiblemente ocurrirá mañana, en el transcurso de la última Mesa Sectorial antes del inicio de las clases.

La central sindical lamenta que los documentos se entreguen con tan poco margen de tiempo, pero adelanta que presentará una amplia batería de medidas para garantizar la seguridad en las aulas.

No obstante, desde ANPE Canarias advierten de que todavía queda mucho trabajo por hacer y que las instalaciones educativas no están preparadas para minimizar el riesgo de rebrotes.

“En estos momentos desconocemos cómo hay que actuar cuando se detecte un caso sospechoso de coronavirus o en qué supuestos se tiene que imponer una cuarentena y a quién afectaría”, denuncia el presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo.

El sindicato insiste en que las “aulas burbuja” y los grupos de convivencia estable no son viables, y aseguran que es “indispensable” rebajar las ratios para garantizar la distancia de seguridad mínima.

“Las instalaciones educativas de Canarias no permiten cumplir con la separación física establecida por Sanidad si no se contrata a más profesorado”, advierte Crespo.

Asimismo, desde ANPE Canarias recuerdan que al profesorado especialmente sensible debe adaptársele el puesto de trabajo.

“No pedimos nada excepcional, solo que se cumpla con las normativas de prevención de riesgos laborales y que a los docentes se les trate igual que al resto de trabajadores del sistema público”, concluye Crespo.