conversaciones en los limoneros

Badel Albelo: “La cultura nos hace a todos mejores seres humanos”

Badel Albelo (La Laguna,1981), tenor, responsable del Organismo Autónomo de Actividades Musicales de La Laguna y coordinador cultural de la ciudad
Badel Albelo. | Fran Pallero

Badel Albelo (La Laguna,1981) ha ejercido ocho años como tenor profesional y un día le dio por hacer una pausa, al menos de cuatro años, y meterse en la gestión cultural. Su hermano Celso, mientras, triunfa en todos los escenarios europeos como tenor, con la agenda repleta de compromisos para varios años. Una vez, Celso dijo públicamente: “Mi hermano Badel canta mejor que yo”. No sé si será cierto, o quizá simplemente amor de hermano. Badel Albelo Hernández es responsable del Organismo Autónomo de Actividades Musicales de La Laguna y coordinador de Cultura. Incluye el Teatro Leal, que no ha interrumpido su programación durante la pandemia, que no tiene una fecha libre en 2021 y en el que se han tomado elegantes medidas se seguridad sanitaria. Se le nota cansado. La Laguna enarbola el estandarte de la cultura de la Isla, de esto nadie tiene duda. Está declarada Ciudad Bien Cultural de Primera Necesidad. Y esto impone. Mariano Ramos nos ha puesto hoy un vino reserva de la Ribera del Duero, todo un detalle.

-Lo del Leal es una proeza.
“Yo creo que es el único teatro de Canarias que no ha suspendido las actividades programadas durante la pandemia. Hemos pospuesto algunos actos, pero no hemos cancelado nada”.

-¿Es verdad que no hay fechas disponibles para este año y el próximo?
“Rigurosamente cierto; nada, no hay ni una sola fecha disponible”.

-¿Te resulta cómodo ser el director de la orquesta cultural de La Laguna?
“No, no soy yo. Están el alcalde, Luis Yeray, que tiene la cultura como prioridad, y la concejala de Cultura, Yaiza López Landi, que es un crack y que está dirigiendo todo lo que se hace en La Laguna en materia cultural con un acierto extraordinario. Yo estoy a sus órdenes”.

-Las Noches de La Laguna comenzaron ya.
“El pasado sábado. En el aparcamiento de Bellas Artes. Tú llegas con tu coche y con tus entradas reservadas, te dicen donde aparcas y personal de la organización te acompaña a tu mesa, donde puedes beber, comer y ver el espectáculo con total seguridad. Es una idea fabulosa en tiempos de pandemia”.

-A este paso declararán a La Laguna capital cultural de Canarias.
“Yo creo que ya lo es. Y sigo diciendo que tanto el alcalde como la concejala de Cultura deben llevarse todo el mérito”.

-¿Cuánta gente puede entrar en el teatro Leal con las restricciones de público obligatorias?
“El teatro tiene capacidad para 612 personas y se quedan en 248, con plena seguridad sanitaria”.

-¿Quiénes serán los protagonistas de las Noches de La Laguna en el aparcamiento de Bellas Artes?
“Muchos artistas y grupos, bien en presencia real o en forma de tributos a grandes famosos como Queens o Tina Turner, en un recuerdo fantástico a los años 80. La gente demanda diversión y las entradas vuelan. Hay sed de conciertos tras el confinamiento y en medio de la pandemia. Como si fuera una válvula de escape”.

-¿Su proyecto Arca (Arte en la Calle) no se parece demasiado al Muecas portuense?
“Es un proyecto distinto, porque se trata de una actividad permanente. Su objetivo es exponer diversos tipo de arte en la calle, en todas sus disciplinas. Pintura, música, artes escénicas. En el centro y en los barrios, sin distinción. Queremos descentralizar la cultura, llevarla a los barrios. Es una idea de la concejala que me parece genial”.

-Bueno, hay una actividad estrella en este mes de agosto. La presentación del nuevo disco de tu hermano Celso.
“Sí, efectivamente. El disco se llama APDP En busca de la paz. Y si me preguntas por esas siglas…”.

Badel Albelo. | Fran Pallero

-Te lo pregunto.
“Pues no quiere soltar prenda hasta que llegue al Teatro Leal. Incluye melodías diversas y algunas canciones compuestas por él. Hasta una dedicada a una bodega tinerfeña, Linajes del Pago. Seguro que no falta Una furtiva lacrima. Va a cantar todas las melodías contenidas en el CD”.

-Este tenor tampoco tiene fechas libres.
“Qué va, está a tope. Hombre, con el coronavirus se han suspendido conciertos, pero su agenda sigue repleta de actuaciones”.

-¿Echas de menos los escenarios?
“No los he abandonado del todo. Yo he actuado en muchos escenarios importantes de España, incluidos los teatros Real y La Zarzuela, he cantado ópera y también zarzuela. Hemos tenido actuaciones en pequeños auditorios, como en Campello, Alicante, muy entrañables”.

-A la zarzuela algunos la llaman género chico. Yo me cabreo.
“Muy mal llamada así. Género chico puede ser la revista, por ejemplo, pero la zarzuela es muy grande, muy grande”.
(Claro que lo es. Hasta la famosa mezzo letona Elina Garanca la ha cantado en compañía de tenores enormes. Y André Rieu la ha interpretado con su magnífica orquesta, que a mí me apasiona. Hay zarzuelas de gran belleza y de una música que cautiva, que anima, que pone de buen humor, que irradia optimismo. Badel está de acuerdo).

-Hombre, contigo en ese Organismo Autónomo no te las darán con queso. Me refiero a cachés, honorarios, etcétera. Como ha pasado en otros lugares cercanos.
“Es mi gran ventaja, haber sido cocinero antes que fraile. Diremos que, como ha ocurrido en otros lugares, nadie me la da con queso cuando contratamos a alguien”.

-¿Cómo andan de presupuesto?
“No nos han detraído nada, ni siquiera para destino social. Creo que la cultura es tan importante, o más, que cualquier otro fin para destinar el dinero público. No creo que haya nadie que discuta eso. Estamos peleando, incluso, para aumentar el presupuesto, aunque ahora lo importante es salir de esta crisis sanitaria terrible que vivimos. Y estamos también empeñados en proteger los espacios creativos que generan la cultura en sí, desde una ópera a un cuadro, incluso creando un laboratorio experimental para ello”.

-Una apuesta muy interesante y decidida.
“Es que la cultura nos hace ser mejores seres humanos. ¿Quién duda esto?”.

-¿Tú crees que Canarias es una región privilegiada en voces? Y si es así, ¿a qué lo atribuyes?
“Rotundamente, sí. Y como motivos, pienso en nuestro propio clima y en la influencia del folklore. Tenemos voces privilegiadas en las Islas, todo el mundo parece sentir la música. Mira, hay ciudades como Pésaro, en Italia, cuyo 70% del PIB lo genera la cultura. Ojalá que podamos conseguir eso en La Laguna. Todo es posible”.

-¿Andrea Boccelli e Il Divo son cantantes de ópera, son tenores de verdad?
“Son más marketing que otra cosa, ¿pero quién puede negar sus grandes voces?”.

-¿Quién ha sido el más grande?
“Luciano Pavarotti”.

-¿Te crees lo de Plácido Domingo?
“Mi relación con él ha sido corta, pero caballerosa. No sé, esas cosas hay que denunciarlas en el momento, no tantos años después. No lo sé, la verdad, ni puedo opinar sin una sola prueba. Que la justicia haga su trabajo y entonces podré opinar”.

-¿Se te ha olvidado alguna vez una letra?
“Uff, sí”.

-¿Y qué se hace entonces?
“Yo estuve una vez, durante cuatro compases, repitiendo una letra hasta que arranqué; pero sí hay trucos, claro. Recuerdo que interpretaba el Bella enamorada y de ahí no salía”.

-Tu hermano Celso es un profesional de olvidarse de las letras. Y cómo resuelve el tío.
“Para mí es, hoy, el mejor cantante de la música culta de Europa; y efectivamente, como tú dices a veces se le olvidan las letras; pero pocas, ¿eh? Y el tío resuelve que da gusto. Nadie se entera”.

-¿Es difícil cantar en un teatro? ¿Has tenido miedo escénico?
“No, miedo escénico no, porque tengo la cara muy dura. Para cantar bien hay que aprender la técnica y tener condiciones, claro. Nosotros, mi hermano y yo, tenemos ciertas malformaciones en las cuerdas vocales que nos favorecen a la hora de actuar. A otros grandes cantantes les ocurre lo mismo”.

-¿Consideras que La laguna es la capital cultural de Canarias? Te vuelvo a hacer la pregunta anterior, ¿pero quiero que me concretes.
“Junto con la ciudad de Las Palmas, sin duda. Somos referencia”.

-Tú perteneces y militas en el PSOE. ¿Es estable el pacto de La Laguna?
“Sí, por supuesto. Aunque yo no me dedique a la política estricta, las relaciones con los grupos aliados son sólidas. Tenemos el lujo de contar en el Ayuntamiento con Santiago Pérez, por ejemplo, que además de una mente privilegiada es de una honestidad admirable. Y con él, miembros de otros grupos y de mi partido, el PSOE, al que pertenezco por herencia y por convicción, pero respeto a todos los demás que aporten algo a la ciudad. Yo soy un enamorado del consenso. Es mucho más lo que nos une que lo que nos separa”.
(Admira a Pedro Sánchez y cuando le pregunto por la Noche en Blanco me dice que todo depende del desarrollo de la pandemia, de la vacuna y de muchos factores. “Estos temas de comercio los lleva la concejala María José Roca, que es una persona muy competente y que hará lo mejor para la ciudad, quizá con otro formato”).

-¿Contagia la cultura?
“Yo creo que sí. Fíjate que ni siquiera una pandemia tan virulenta ha sido capaz de tumbarla. Nosotros seguimos trabajando por ella como el primer día”.

-Sin colores políticos.
“Es que si atendiéramos a colores políticos le quitaríamos su condición de universal. La cultura es cosa de todos y no hay nada más bonito que un pueblo culto, en el que se apoyen unos a otros. Esto es progreso”.
(Hemos consumido los manjares de Los Limoneros, en la mesa del aparcamiento, que se ha convertido en la mejor, cuando a Guamasa no le da por jugar a la lluvia. Ha sido una charla de amigos con un entusiasta de la profesión de tenor y de lo que ahora hace. Y no le va nada mal).

TE PUEDE INTERESAR