fútbol base

Los niños con las manos negras del campo de fútbol de María Jiménez

El Atlético San Juan clama desde hace tres años por la reparación de un césped que supone un peligro para el centenar de pequeños que utilizan la instalación; la obra está licitada desde julio
El estado del césped del campo de fútbol de María Jiménez necesita mejoras de manera urgente

“Los niños parece que salen de una mina en vez de haberlo hecho de jugar a fútbol”. Las manos negras por el caucho y muchos años de espera. Desde hace tres años, los jugadores de la cantera del Atlético San Juan de María Jiménez tienen que entrenar y jugar en condiciones pésimas debido al mal estado del césped artificial de su campo. Graves lesiones, descenso del número de integrantes en el club -que ha pasado de 300 a 100 jugadores-, y, sobre todo, la impotencia de no entender por qué no se han llevado a cabo unos trabajos tan necesarios.

Peligro de lesiones graves

Isaac Toste, coordinador del club, reconoce que ya no sabe “qué hacer” porque la entidad “tiende a la desaparición” ya que “cuando viene un padre, convencido de nuestro proyecto, muchas veces se echa atrás” al ver dónde va a jugar su pequeño.

Los hechos se remontan a enero de 2018, cuando, tras una denuncia que hicieron en Facebook, recibieron una llamada del Ayuntamiento de Santa Cruz: “Nos reunimos en dos ocasiones con Verónica Meseguer, entonces concejala de Deportes. Desde 2002, que fue el año en que se puso el césped, no se había arreglado nada y otros campos, como el del Sobradillo, del mismo año, ya se había cambiado. Pasó también con otros, pero no con el nuestro. No se resolvió nada, así que Sí Se Puede decidió llevarlo a pleno en el Ayuntamiento. Pensábamos que se resolvería”.

Todos los grupos políticos decidieron que había que remodelar el campo, votando a favor, pero no fue hasta un año más tarde cuando se comenzó a remodelar los vestuarios: “Daban pena. Como nadie mantiene el campo, el club no puede hacer más. De 70.000 euros presupuestados solo se invirtió la mitad y quedaron con muchas deficiencias”.

El propio club tuvo que repintar “porque las paredes estaban negras” ya que, al césped estar “en un estado lamentable”, los niños sufren “erosiones y heridas” con el caucho, que tizna las manos de estos pequeños deportistas. “Llegamos a estar meses sin agua, así que lo que había era una mezcla de cemento, caucho y polvo después de aquella obra”, lamenta.

Con el cambio en el Consistorio capitalino, de CC a PSOE, el club aprovechó para que el compromiso de arreglar el campo se mantuviera vigente, pero se iban a llevar otra desagradable sorpresa: “Nos dijeron que del proyecto sobre el cambio de césped y el vallado perimetral no había absolutamente nada. Cero. Ni una servilleta escrita. Nos quedamos de piedra”.

Vuelta a empezar. “El mundo se nos vino abajo”, admite Isaac, porque “había que comenzar de cero”, pero consiguieron que, el pasado 13 de julio, día de la moción de censura, quedara todo firmado. El problema es que, de algo que quedó listo para licitación, siguen sin saber nada: “Solo tiene que presentarse en el perfil del contratante, pero han pasado más de 40 días y nada”, admite, impotente, Isaac Toste.

El coordinador del San Juan enumera que continúan sin el vallado del campo, tampoco hay accesos adaptados porque “quedó una rampa a medio hacer desde 2018” y los alrededores de la instalación “están llenos de suciedad”.

Isaac Toste sigue esperando que “alguien” desde el nuevo grupo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz se dirija a ellos “al menos para presentarse, porque no conocemos a la nueva concejala” dado lo grave de la situación y que la misma podría “resolverse cumpliendo, sencillamente, con lo que ya está firmado”. Mientras tanto, ansía esas mejoras necesarias “no solo para el club, sino para los niños y niñas de María Jiménez”.

“Los chicos no tienen otra cosa en este barrio para divertirse”

El campo de fútbol es clave en María Jiménez, un lugar necesario para sus jóvenes, como explica Isaac Toste: “Aquí no hay parque, no hay polideportivo, no hay canchas… Por eso pedimos mejoras para el barrio, no para el club”.

TE RECOMENDAMOS