santa cruz

Ashotel apuesta por un Carnaval “que dé economía todo el año”

La asociación hotelera de la provincia mantiene una reunión con el equipo de gobierno de Santa Cruz, que manifiesta su apoyo a las peticiones y reivindicaciones de la entidad
Un momento de la reunión entre los representanes de Ashotel y el equipo de Gobierno de Santa Cruz. / SERGIO MÉNDEZ
Un momento de la reunión entre los representanes de Ashotel y el equipo de Gobierno de Santa Cruz. / SERGIO MÉNDEZ
Un momento de la reunión entre los representanes de Ashotel y el equipo de Gobierno de Santa Cruz. / SERGIO MÉNDEZ

El Carnaval chicharrero es una “herramienta importantísima” para las empresas hoteleras de la capital, por lo que desde la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel) apuestan por “darle un contenido más amplio a esta fiesta y que no se circunscriba solamente a ese mes en el que se ha venido celebrando, hay que darle otra vuelta y pensar en un formato diferente que de economía durante todo el año”. Así lo manifestó ayer el vicepresidente de Ashotel en el área metropolitana, Gabriel Wolgeschaffen, en la rueda de prensa posterior a la reunión que Ashotel mantuvo con el gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz.

Un encuentro en el que estuvieron presentes el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, los concejales de Turismo y Fiestas, Evelyn Alonso y Alfonso Cabello, respectivamente; así como el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, junto con el vicepresidente en el área metropolitana y técnicos.

Bermúdez trasladó el apoyo del equipo de Gobierno “a las peticiones de Ashotel” y les anunció que hacen suyas sus reivindicaciones. “Nosotros hacemos nuestras las reivindicaciones de Ashotel, hay que intentar construir soluciones entre todos pero con acciones que se lleven a cabo, las de testeo se podrían haber realizado hace meses y parece que ahora se quieren llevar a cabo, pero lo cierto es que hemos perdido un tiempo precioso”, apuntó.

Asimismo, el alcalde añadió que también “nos hemos comprometido a estudiar facilidades desde el punto de vista fiscal que podamos aplicar, algún tipo de bonificación, siguiendo criterios que tienen ver con la facturación, el mantenimiento de puestos de trabajo… a través de tasas e impuestos del Ayuntamiento, como el IBI, o la tasa de residuos, que a lo mejor es más interesante, aunque sea temporalmente, que dar subvenciones que muchas veces llegan tarde y mal”. “Nos hemos comprometido también a mantener estructuras que ya existían, como la marca Meeting In -continuó-, y seguir trabajando en cuestiones en las que se venía trabajando y que son importantes para el sector hotelero, como la ordenanza de alquiler vacacional, que quedó aparcada a finales del pasado mandato”.

Además, apuntó que “tenemos que crear una estructura permanente que nos permita diseñar acciones de recuperación una vez superada esta crisis sanitaria”.

Mientras, Jorge Marichal agradeció el tiempo y la predisposición del Ayuntamiento capitalino, a la vez que insistió en que “tenemos que seguir pidiendo ayuda con bonificaciones fiscales, en lo que se pueda, para la gente que lo necesita”.

En cuanto a la situación del sector hotelero en la capital, con el 75% de las camas disponibles, Marichal apuntó que “tenemos varias instalaciones cerradas, otras abiertas que han tenido un verano aceptable dentro de lo que hemos vivido, estamos hablando ocupaciones del 40-50% de media, pero no se ha sufrido, salvo en tarifa, como quizás en otras zonas de la Isla, más afectadas por el turismo internacional”. Aún así, afirmó que “es verdad que ahora en septiembre parece que las reservas que se están viendo para las próximas semanas son prácticamente inexistentes”.

A este respecto, Gabriel Wolgeschaffen añadió que “las previsiones, son nulas, no hay, a partir de este fin de semana que entra hay una caída en picado de las reservas, y el ‘pick up’ de reservas que manejamos es semana a semana y casi día a día, con lo que entramos en una temporada supuestamente alta, que son los meses de octubre y noviembre, que históricamente han sido muy fuertes, pero desgraciadamente este año está totalmente parado”. “El segmento de eventos y congresos ha parado totalmente su operativa, lo han pasado todo para el año que viene, y todo lo que son eventos dentro de los hoteles, bodas y banquetes, con toda la situación actual, está todo muy inestable y cancelado -continuó-, con lo que afrontamos un último trimestre del año con unas previsiones sumamente bajas e inestables, pero es la tónica general en todo el país”.

A esto, el vicepresidente de Ashotel añadió que, “evidentemente, el mes de febrero se nos viene abajo [sin el Carnaval], entiendan que es el mes más alto del año, donde podemos aplicar mejores márgenes de rendimiento del hotel, y, desde luego, la cancelación del Carnaval trastoca todos los planes de las previsiones”, por lo que Gabriel Wolgeschaffen abogó por “pensar en un formato diferente que de economía durante todo el año”.

TE RECOMENDAMOS