La Palma

El Cine Chico cerrará desde mañana por la crisis sanitaria

La única sala de proyecciones de la capital palmera, tras ver mermada en un 90% la venta de entradas, espera reanudar su actividad a final de año si mejora el escenario económico

El Teatro Chico fue reconvertido en cine en el año 2015, erigiéndose como el único de la comarca oriental. DA

Un nuevo establecimiento palmero se suma, al menos con carácter provisional, a la lista de víctimas económicas de la pandemia. Es el caso del Teatro Cine Chico Municipal de Santa Cruz de La Palma, actualmente única sala de proyección de películas de la comarca oriental de la Isla, que cerrará sus puertas a partir de mañana por el acusado descenso en la venta de entradas. Unas pérdidas que se situarían en torno al 90% respecto a los momentos previos a la irrupción de la COVID-19, según explica a DIARIO DE AVISOS el gerente del complejo, Fernando Tena.

La reapertura del cine tras el periodo de confinamiento tuvo lugar hace apenas 23 días, en los que trabajó la mitad de la plantilla, puesto que el resto seguía acogida a un ERTE. Y si bien la empresa gestora del enclave capitalino contaba con que disminuyera el número de espectadores, esta merma ha sido de proporciones inasumibles. “Con los aforos que teníamos era imposible mantenernos abiertos”, indica Tena, que también apunta a una crisis general del sector, puesto que se ha retrasado la fecha de estreno de algunos de los títulos más atractivos.

Es por ello que, señala, se han trazado el objetivo de volver a acoger público alrededor de los meses de “noviembre o diciembre”, cuando la distribuidora que les provee las películas pueda adquirir filmaciones con algo más de tirón para reflotar el negocio. No obstante, destaca que, por otra parte, la sociedad ha de “perder el miedo” a acudir a las salas, ya que a pesar de ser espacios cerrados se cumple con las medidas sanitarias decretadas para evitar contagios del coronavirus, y defiende que se trata de espacios seguros.

Por lo pronto, los empleados del Cine Chico volverán a estar acogidos, por completo, a un ERTE, hasta que las circunstancias sanitarias permitan que la capital palmera vuelva a disponer de este teatro reconvertido en sala de cine, y así disfrutar de las grandes producciones de Hollywood, como lo ha venido haciendo desde 2015.

OTROS COMERCIOS

“Para la ciudad es importante que el cine sobreviva”, afirma, en declaraciones a este periódico, el alcalde santacrucero, Juanjo Cabrera. Lamenta que el Cine Chico tenga que cerrar, aunque “la voluntad es de abrir más adelante, y a eso nos agarramos”, reconoce. Además, valora que se han reunido varios factores poco propicios, como que “la apertura se hizo en un momento de la segunda ola de contagios”, o las propias dimensiones del recinto, mucho menores que las de otras infraestruras y, por ende, con menor aforo, que se vería más reducido por el distanciamiento social.

Asimismo, el regidor dice sentir una “enorme tristeza” por la cantidad de empresas que no han podido superar el embate económico de la COVID-19. Tan solo lo han hecho aquellas que “tenían músculo financiero suficiente” para encarar las secuelas del confinamiento y del escenario de “incertidumbre” que vivimos. “Ya de por sí es complicado tener la inquietud y el espíritu para emprender, y es triste que esas ilusiones se vean frustradas por esta situación”, añade, aunque manifiesta su confianza en que volverá a resurgir un nuevo tejido productivo.