sucesos

Intenta quemarla viva con gasolina en La Cuesta

Ramona, de 51 años, sigue ingresada en estado crítico en el HUC, mientras que Abraham, de 36, fue trasladado al Hospital Virgen del Rocío en Sevilla; llevaban conviviendo una semana en Princesa Yballa, y ella había consultado por maltrato
Entrada al escenario del presunto intento de homicidio, donde la pareja convivía desde hace una semana; los vecinos oyeron gritos la tarde anterior. Tony Cuadrado
Entrada al escenario del presunto intento de homicidio, donde la pareja convivía desde hace una semana; los vecinos oyeron gritos la tarde anterior. Tony Cuadrado
Entrada al escenario del presunto intento de homicidio, donde la pareja convivía desde hace una semana; los vecinos oyeron gritos la tarde anterior. Tony Cuadrado

Lo peor de la sociedad se expresó con toda su crudeza durante la madrugada de ayer en La Laguna a través de lo que se antoja un nuevo caso de violencia machista, si bien la Delegación de Gobierno en Canarias no había catalogado el caso anoche como tal. El balance es terrible: tanto una mujer como un hombre se encuentran en estado crítico dada la gravedad de las quemaduras sufridas.

Anoche, ambos seguían con vida, si bien se había procedido al traslado de él hasta el Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, de referencia nacional para grandes quemados. Cuando salió de la vivienda donde todo ocurrió, ella le gritó a los agentes intervinientes: “Ha intentado matarme con gasolina”.

Los hechos tuvieron lugar en un piso de la popular urbanización Princesa Yballa, en La Cuesta, dentro del término municipal de La Laguna. Fue a las 3:36 horas de ayer cuando llegó la voz de alarma desde el Primero Izquierda del Bloque 9, donde se había producido una explosión.

Con loable celeridad, acudieron al alimón miembros de la Policía Local de La Laguna y de la Policía Nacional justo a tiempo de comprobar como salían de la vivienda, gravemente heridos, tanto Ramona J.S.A., de 51 años de edad, como Abraham Z.A., de 36 años. Ya desde el descansillo podían oler los agentes la gasolina a la que ella hacía referencia en sus gritos: “Ha intentado matarme con gasolina”, repitió un par de veces la víctima.

Los agentes se pusieron manos a la obra de inmediato. Lo primero fue garantizar la asistencia sanitaria a los dos quemados, que llegó de la mano del Servicio de Urgencias Canario, cuyos miembros los atendieron en la medida de lo posible antes de proceder a su traslado.

A Ramona la trasladaron en una ambulancia medicalizada hasta el Hospital Universitario de Canarias, cuyos especialistas trabajaron bien duro para mantenerla con vida, habida cuenta del enorme porcentaje de su superficie corporal que resultó quemada. A última hora de la noche de ayer se valoró su traslado, en avión medicalizado, hasta el citado Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, pero el pésimo estado de ella, cuya resistencia a las gravísimas heridas asombra a los especialistas del HUC, ha desaconsejado su traslado.

Por su parte, a Abraham se le llevó, también en ambulancia medicalizada, hasta el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, donde anoche permanecía crítico y bajo custodia de la Policía Nacional para posteriormente ser trasladado al Hospital de Grandes Quemados Virgen del Rocío.

Retornando a la vivienda de Princesa Yballa, no solo los gritos de la mujer apuntan hacia, al menos, una tentativa de homicidio, habida cuenta de que, en un primer registro de la misma, se encontró gasolina en la bañera, además de un machete de grandes dimensiones en la puerta de dicho servicio.

Después de que los bomberos del Consorcio Insular de Tenerife asegurasen y ventilasen la vivienda, todo ello pasó a ser material de trabajo para la Policía Científica.

Solo dos datos más respecto al piso. El primero es que en el mismo se encontraban dos perros, por lo que se procedió a alertar al personal de Valle Colino, que en menos de una hora hicieron acto de presencia en el lugar y se hicieron cargo de los mismos.

El segundo es que esta pareja llevaba conviviendo en el lugar apenas una semana, según detallaron a este periódico fuentes cercanas a la investigación.

Además, la directora del Instituto Canario de la Mujer, Kika Fumero, desveló que Ramona había hecho uso de recursos propios de una víctima de la violencia machista anteriormente, pero no consta que sea en relación a problemas con Abraham. Eso sí, los vecinos de Princesa Yballa sostuvieron que, en la tarde del pasado martes, escucharon una discusión a gritos desde el piso de la pareja.

Lo cierto es que esta lacra no cesa, y ayer mismo se supo que agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife han detenido recientemente a un varón de 37 años como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, toda vez que agredió a su expareja tras una discusión en el proceso de entrega de los dos hijos que comparten para el cuidado de los mismos. Los policías intervinieron gracias al aviso de varios ciudadanos, en agresión ocurrida en plena vía pública en una calle del barrio de La Salud.

TE RECOMENDAMOS