inmigración

Román Rodríguez: “No vamos a permitir que las Islas se conviertan en una cárcel para miles de inmigrantes”

El vicepresidente canario eleva el tono tras las últimas declaraciones del ministro Escrivá, mientras el Parlamento pide la derivación de migrantes a la Península
Inmigrantes en Santa Cruz. Sergio Méndez
El vicepresidente del Gobierno canario, Román Rodríguez. DA
El vicepresidente del Gobierno canario, Román Rodríguez. DA

Las autoridades canarias ya no titubean a la hora de poner la crisis migratoria actual al mismo nivel que la acontecida entre los años 2006 y 2008, que recibió el nombre de crisis de los cayucos y adquirió notoriedad nacional, teniendo en cuenta la ingente cantidad de embarcaciones irregulares que arribaron al Archipiélago durante ese periodo. Ayer fue el vicepresidente del Gobierno autonómico, Román Rodríguez, quien endureció el tono con el Ejecutivo central porque, a su juicio, “no ha acabado de entender que somos frontera sur del Estado y de la Unión Europea, y que las políticas migratorias son su responsabilidad”. Así se expresó el también líder de Nueva Canarias ante los medios, para luego aclarar, en declaraciones a DIARIO DE AVISOS, que desde la institución regional “no vamos a permitir que Canarias se convierta en una cárcel para miles de inmigrantes”, con unas condiciones de acogida inadecuadas.

El nacionalista progresista tiró de hemeroteca para recordar que entre 1999 y 2003 se produjo otra coyuntura similar, llegando a las Islas 28.000 indocumentados en patera, y que de 2004 a 2007 arribaron unas 85.000 personas empleando el mismo método de transporte. Y ante ambas situaciones, Madrid adoptó medidas. Sin embargo, la contestación de Escrivá en la Cámara Baja esta semana a instancias del senador del PP Asier Antona fue que algunas administraciones de la comunidad “se han puesto de perfil” frente a esta problemática; unas palabras que despertaron la indignación de Rodríguez, que opinó que “no es de recibo que quien tiene las competencias no las ejerza de manera debida, y que el ministro cuestione a las instituciones del Archipiélago”.

Para el presidente de Canarias, el propio Gobierno autonómico, los cabildos y los ayuntamientos, así como la sociedad isleña, “han obrado desde la solidaridad, la comprensión y la colaboración”. En este sentido, lamentó que, si bien a lo largo de la historia esta circunstancia “se ha producido y se seguirá produciendo”, esta vez coincide con una acusada crisis económica y sanitaria, aparte de la climática, por lo que el contexto se “recrudecerá”. Asimismo, defendió que “debemos tener recursos para una acogida digna y humanitaria, pero esas personas tienen que circular hacia el continente. Sin derivaciones como las que se hicieron en las anteriores crisis migratorias, no hay solución”.

APERTURA DE LOS CIE

Precisamente en la jornada de ayer, la Policía Nacional daba la orden de reabrir los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) que quedaron inutilizados durante el estado de alarma por la irrupción del coronavirus, con el objetivo de que vuelvan a ser usados con los inmigrantes que llegan a España en pateras y cayucos. De otra parte, también piden desde el cuerpo realizar las “gestiones oportunas” con los consulados de los países de origen para las devoluciones.

TE RECOMENDAMOS