medio ambiente

Conservar la biodiversidad, una responsabilidad de todos

El Gobierno de Canarias pide a la ciudadanía participar en la localización y erradicación de especies que puedan dañar a la biodiversidad propia de las islas a través de RedEXOS, la Red de Detección e Intervención de Especies Exóticas Invasoras en Canarias
Camaleón velado
Camaleón velado
Camaleón velado

“Los canarios debemos ser conscientes de la riqueza que tiene nuestra tierra y que cuidarla es una labor de todos”. Con estas palabras el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, busca implicar a la ciudadanía en la conservación y el mantenimiento de la biodiversidad de las islas y en la lucha que se mantiene para preservarla de las especies invasoras y de los efectos del cambio climático.

Canarias, por su ubicación geográfica, su particular topografía y sus especiales condiciones ambientales, posee una enorme biodiversidad. De hecho, casi 30% de las plantas y animales terrestres que habitan en Canarias son endémicos, es decir, que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Esta riqueza natural única se ve constantemente amenazada por la implantación de especies exóticas invasoras que amenazan el ecosistema.

José Antonio Valbuena explica que es muy importante la tenencia responsable de animales y nunca abandonarlos. Al mismo tiempo, apuesta por impulsar la participación ciudadana en otras actuaciones de localización, control y prevención de especies de flora y fauna foránea que puedan suponer un peligro para las islas.

“La erradicación y control de las especies exóticas invasoras ya implantadas es una labor muy compleja y costosa. Por eso son tan importantes la prevención y la detección y actuación tempranas”, añade el consejero.

La Consejería de Transición Ecológica, a través de la empresa pública Gesplan, ha puesto en marcha la Red de Detección e Intervención de Especies Exóticas Invasoras en Canarias, RedEXOS, que sirve para localizar, identificar, analizar y controlar los nuevos focos o poblaciones de estas especies y cuya eficacia requiere de la colaboración ciudadana.

A través de RedEXOS, cualquier ciudadano puede alertar de la detección de una especie del Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras o que esté considerada potencialmente invasora y que no se haya establecido aún en la isla donde ha sido localizada. Este sería el caso, por ejemplo, de la ardilla moruna, si se localiza fuera de Fuerteventura. También de especies ya asentadas en las islas pero que se observan por primera vez en zonas de alto valor ecológico.

La alerta se puede emitir a través de diferentes vías como la aplicación móvil de RedEXOS (disponible para iOS y Android), la página web, correo electrónico (redexos@gobiernodecanarias.org) o el teléfono 646 601 457 con un sistema muy accesible para todos. Además, en casos en que el usuario crea que puede tratarse de un animal peligroso, se recomienda llamar al 112.

Gracias a este sistema de alerta temprana se ha podido detectar recientemente la presencia de ejemplares de camaleón de Yemen (Chamaeleo calyptratus) en el municipio de Arucas, en Gran Canaria, una especie invasora con alta tasa reproductiva que pone en riesgo a los invertebrados endémicos de las islas.

Una amenaza muy real

Según los registros del Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias (BIOTA), www.biodiversidadcanarias.es/biota, en Canarias se han detectado más de 2.000 especies introducidas, de las 206 se las considera especies invasoras y 84 como potencialmente invasoras, lo que supone una grave amenaza para la biodiversidad de las islas.

Las especies exóticas invasoras son aquellas que se introducen desde fuera de Canarias y se establecen en un ecosistema, logrando reproducirse con éxito, gracias a su buena adaptación al medio y a la ausencia de competidores locales. En muchas ocasiones, estas especies llegan a desplazar a las especies nativas convirtiéndose en un potente agente de cambio y en una seria amenaza para la conservación de la diversidad biológica.

Posiblemente los casos más conocidos en Canarias sean la ardilla moruna en Fuerteventura, la culebra real de California en Gran Canaria o el rabo de gato, pero hay más ejemplos. En Canarias, debemos tener en cuenta que las especies endémicas suelen ser más frágiles que las foráneas, ya que han evolucionado en un territorio aislado y han tenido que enfrentarse a menos depredadores y competidores.

Conservar la biodiversidad, una responsabilidad de todos

Casi 62.000 ejemplares extraídos

Desde 2017 se han capturado o extraído 61.965 ejemplares entre animales y plantas en Canarias (3.407 y 58.558, respectivamente). Por islas, Tenerife (1.817) y Gran Canaria (1.580) son las que presentan más animales capturados, mientras que Lanzarote (26.056); Gran Canaria (13.093) o Fuerteventura (11.184) lideran la extracción de especies exóticas invasoras vegetales.

La tenencia responsable, primer paso

El Real Decreto 216/2019, de 29 de marzo, contiene la lista de especies exóticas invasoras preocupantes para la región ultraperiférica de las islas Canarias, a las que se suman las contenidas en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. La posesión, transporte y comercio de estas especies está prohibida, salvo en aquellos casos en que sus dueños las tuviesen antes de ser incluidas en este catálogo de especies. El incumplimiento de esta norma está tipificado como infracción grave y se sanciona con multas que van desde los 3.000 hasta los 200.000 euros.

Los propietarios de un animal que haya sido adquirido con anterioridad a la inclusión de su especie en los catálogos o listados de especies exóticos invasoras, deben rellenar y presentar a la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente una declaración responsable de posesión o propiedad de ejemplares de las mismas. La administración le comunicará en qué condiciones puede mantener a esa especie para garantizar la seguridad y evitar que se pueda implantar en el hábitat natural.

TE PUEDE INTERESAR