Tijarafe

El Cabildo niega que entorpezca la investigación del yacimiento de Pinos Gachos

Patrimonio insular lamenta las graves acusaciones del alcalde de Tijarafe y advierte de que está trabajando desde el máximo rigor, sin participar “en la ceremonia de la confusión”

Jorge Pais y responsables de Patrimonio en el Gobierno de Canarias y el Cabildo, en el yacimiento dañado. DA
Jorge Pais y responsables de Patrimonio en el Gobierno de Canarias y el Cabildo, en el yacimiento dañado. DA

El Cabildo de La Palma niega rotundamente las acusaciones vertidas por el alcalde de Tijarafe, Marcos Lorenzo, a raíz de determinadas publicaciones en redes sociales y en la prensa, sobre una supuesta ocultación de pruebas o tratar de entorpecer la investigación sobre la afección sufrida en el yacimiento arqueológico de Pinos Gachos. La consejera de Cultura y Patrimonio, Jovita Monterrey, asegura que es “totalmente falso” que el Cabildo haya obrado así y llama a la responsabilidad al regidor municipal en sus manifestaciones públicas ante la gravedad de las acusaciones vertidas.

En esta línea, destaca que desde el Cabildo en ningún momento se ha tratado de minimizar ni restar importancia a estos hechos, tal y como también ha dado a entender el regidor, y se está trabajando para investigarlos, depurar responsabilidades y avanzar para que no vuelvan a ocurrir daños como el sufrido durante la ejecución de las obras de mejora del sendero GR-131, que encomendó el área de Medio Ambiente a la empresa pública Tragsa para su ejecución. Si bien, dejó claro también que el Cabildo no se va a prestar a la ceremonia de confusión ni al circo mediático en que algunos, no se sabe por qué intereses, parecen estar empeñados en convertir esta situación lamentable, sino trabajar con el máximo rigor y contundencia para proteger el patrimonio insular.

El Inspector de Patrimonio del Cabildo y doctor en Arqueología, Jorge Pais, indicó, por su parte, que el lunes 5 de octubre el Seprona, junto con el alcalde de Tijarafe, acudió a la zona y se inventariaron, uno por uno, los grabados, tomando referencias de todos ellos, marcando su situación con GPS y fotografías.

Dos días después, el pasado miércoles, junto con personal de Medio Ambiente, Pais recuerda que procedieron a retirar los grabados que estaban en el sendero para prevenir que la gente se lo llevara. Una actuación que se comunicó al alcalde, desde el lunes, que se iba a realizar, a la espera de tomar una decisión sobre si se trasladan al Museo o se valla el yacimiento y se procede a la reconstrucción, en lo posible, del mismo. Por lo que no entiende la reacción del regidor de Tijarafe ante una acción que conocía con antelación que se iba a ejecutar, precisamente para evitar que se produjeran robos y desaparecieran los grabados.