Baloncesto

El derbi enfrenta a líder y colista

Iberostar Tenerife y Herbalife Gran Canaria protagonizan un compromiso de dinámicas enfrentadas; en la acera tinerfeña no se fían de los malos resultados de los grancanarios

La pasada campaña, los tinerfeños se impusieron a los grancanarios en el pabellón Insular Santiago Martín. ACB Photo / E. Cobos
La pasada campaña, los tinerfeños se impusieron a los grancanarios en el pabellón Insular Santiago Martín. ACB Photo / E. Cobos

Líder contra colista, pero, por encima de todas las cosas, un Iberostar Tenerife-Herbalife Gran Canaria. El derbi canario llega hoy, 20.15 horas, al Santiago Martín en un encuentro cargado de morbo pese a la ausencia de público. Un duelo que puede marcar dinámicas.
El imbatible CB Canarias está exultante. Ni la pandemia, ni las lesiones, tampoco la posible presión por estar llamado a estar en los puestos altos de la tabla, han podido con él. Es el único conjunto que aguanta el ritmo al Real Madrid y jugadores como Shermadini, Huertas y Doornekamp no para de ofrecer un rendimiento sensacional.

Mucho que perder

Pero, enfrente, el Gran Canaria tiene mucho que perder. Se habla mucho de posibles cambios, de la necesidad de realizar fichajes y todo eso lleva a generar un ambiente de inseguridad alrededor de un club que en los últimos cursos ha visto rebajado su rendimiento respecto a campañas anteriores. No entrar en Copa entra dentro de lo posible; ser colista se antoja demasiado.
Pese a todo, la plantilla amarilla, aunque quizás descompensada, aglutina a hombres de gran calidad, como los casos de Ferrari, Wiley o Beirán. Los amarillos, estén mejor o peor, son peligrosos, porque, además, la mala racha tiene que romperse.

La segunda unidad

Cuando uno ve los números del Iberostar Tenerife llama la atención que todos aportan. Jugadores como Sergio Rodríguez que, parecía, tendría pocos minutos, ha sabido tapar el hueco en forma de lesión de dani Díez, Fitipaldo le ha robado titularidades a Huertas y Fran Guerra es un realidad. Un pívot con minutos en Liga Endesa.
Por encima de todo ello, el Iberostar logra transmitir la imagen de equipo cohesionado, de vestuario unido, de conjunto capaz de ganar a cualquiera en cualquier pista, que, seguramente, es lo que más le falta a un Herbalife Gran Canaria que parece verse torpe, desubicado, fuera de lugar, en los puestos que lo llevarían a la LEB Oro. Con todo, no se engañen, un derbi siempre es un derbi. Por son tan apasionantes.